Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6- 7 D 7 LOS DOMINGOS DE Testimonio TEXTO: HUGO MEDINA. JERUSALÉN. INFOGRAFÍA: CARLOS AGUILERA Aquella fue una amarga victoria Ruben Sokolovsky, veterano de la guerra de los Seis Días, recuerda peripecias y frustraciones de aquella página de la historia que califica de oportunidad perdida na nueva escuela de historiadores israelíes sostiene frente a los de la vieja guardia que la guerra de 1967 la empezó Israel. Rubén Sokolovsky está de acuerdo, aunque con matices: Creo que es cierto. La guerra la inició Israel. Al menos desde un punto de vista militar fue así, pero también es cierto que fue inevitable nos relata poco antes de levantar su jarra de cerveza. Rubén, de 74 años, participó como ingeniero técnico en la unidad que en la guerra de los Seis Días primero conquistó el norte de Cisjordania y después el Golán. En mayo de 1967 vivía en Nahariya. Tres semanas antes del estallido del conflicto recibió la orden de incorporarse a filas. Los soldados seguían las noticias de la crisis a través de la radio, y Rubén vivió esos días con gran angustia e incertidumbre. Estuvo destinado tres semanas en Safed, en Galilea. El 4 de junio, dos días antes de la guerra, nos dieron una licencia de dos días a todos los soldados. Fue un engaño, una trampa dirigida a los árabes; querían que pensaran que la desmovilización era una señal de que no habría guerra Dormí en casa una noche y al día siguiente todos nos incorporamos a nuestros puestos en Safed. Ese mismo día nuestra aviación bombardeó numerosas bases en Egipto, Jordania, Siria e Irak y destruyó casi toda la aviación enemiga Nuestra unidad bajó hacia Cisjordania y nos dirigi- U Ruben Sokolovsky durante su entrevista con ABC mos a Yenin, la rodeamos y continuamos en dirección a Naplusa. En la cuneta, cerca de Yenin, vi a una mujer árabe muerta junto a sus hijos, también muertos. Parecía que estaban durmiendo. La escena me impresionó. En Qabatiya hubo una batalla de carros, pero nosotros contábamos con nuestra aviación y los árabes, no Las radios árabes transmitían noticias falsas. Decían que sus ejércitos se dirigían a Tel Aviv, pero nosotros sabíamos que no era cierto, porque veíamos lo que sucedía sobre el terreno y que avanzábamos en todas las direcciones. Fue un gran alivio, como el de alguien que se quita un zapa- HUGO MEDINA la calle pensando que había muerto. Yo también sufrí el antisemitismo en el colegio. Los niños me decían: Ustedes mataron a Cristo En 1955, a los 22 años, decidió emigrar a Israel. No era particularmente religioso, aunque su familia acudía a la sinagoga el día de Yom Kipur y en Pascua. Pero éramos muy sionistas y pensábamos que la única solución al problema judío era vivir en un estado judío Ahora, cuarenta años después, creo que los israelíes perdimos una gran oportunidad de lograr la paz. Israel debía haber tomado la iniciativa y ofrecer a los árabes territorios a cambio de paz... Veo aquella victoria con amargura porque se ha pagado un precio muy alto de sangre, en ambos lados. Entonces faltó un político con carácter, una figura como Ariel Sharón Los elementos religiosos y la derecha presionaron al partido laborista para iniciar la política de asentamientos en los territorios ocupados. Y eso trajo las consecuencias que todos podemos ver en nuestros días to que le aprieta Después de derrotar a los jordanos en Cisjordania, la unidad de Rubén se dirigió al Golán, donde los acontecimientos se desarrollaron de manera similar y con increíble rapidez. Cuando terminó la guerra, su unidad permaneció en el Golán durante dos meses más. Rubén nació en Paraná, Argentina, en 1933. Su familia era originaria de Ucrania y emigró a Suramérica en 1910 para huir del antisemitismo. Ya en Argentina, cuando tenía siete años, miembros de la Alianza Libertadora Nacionalista sacaron una noche a su padre de la casa, le dieron una paliza y lo abandonaron en LA CLAVE DE LA GUERRA Bombardeo preventivo Bases aéreas bombardeadas por Israel Israel Jordania Arabia Saudí Egipto Siria LOS PROTAGONISTAS Israel Coalición Árabe M a r R o j o Egipto perdió 286 de sus 420 aviones de combate, así como 13 de sus más importantes bases aéreas y 23 estaciones de radar. Israel, por el contrario, perdió sólo 19 de sus 250 aviones de combate. Las graves pérdidas sufridas por los egipcios dieron a Israel ventaja en los combates aéreos durante toda la guerra, explicando en parte el favorable desarrollo de la misma para el bando israelí. Moshé Dayán Ministro de Defensa y jefe militar de Israel Isaac Rabin Jefe de estado mayor israelí Ariel Sharón Jefe militar israelí del frente del Sinaí Gamal Abdel Nasser Presidente de Egipto Hussein I Rey de Jordania Hafez al Assad Mnistro de defensa y jefe militar de Siria