Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
27 5 07 CLAVES DE ACTUALIDAD Sarkozy Sus mujeres POR JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL EN PARÍS Su biografía política vino puntuada por sus agitadas relaciones con las mujeres. Tal vez porque siempre estuvo en compañía femenina a instalado en el Elíseo, las luces de la función presidencial iluminan la importancia de las mujeres en la vida, ambición, carrera, destino y debilidades de un hombre, Nicolas Sarkozy, cuya pasión política ha sido indisociable, desde niño, con las humanas pasiones del amor, la carne, el deseo, dándole más hondas razones de aspirar y desear, incluso asumiendo el precio de los riesgos más altos. El primer gran amor de Sarkozy fue su madre, Andrée Mallah, hija de un cirujano parisino, judío de Salónica convertido al catolicismo. Su entereza, sus sufrimientos, quizá están en el origen de casi todas las cuestiones esenciales en la vida de su hijo, que comenzó a soñar con ser alguien cuando descubrió, todavía muy niño, que su padre (Pal Sarkozy, antiguo aristócrata reconvertido en la Legión extranjera, mujeriego empedernido) la abandonó en las más penosas condiciones. Andrée Mallah tuvo que traba- Y jar para poder pagar sus estudios. Y no le fue siempre fácil sacar adelante a sus cuatro hijos, sola, abandonada, abogada de causas modestas. Y ha sido el mismo Sarkozy, ya hombre de Estado, quien ha recordado sus años adolescentes, en Neuilly, trabajando como chico de los recados en una floristería para ganar algún dinero para salir con chicas de su edad. ¿Cuántas novias tuvo el joven Sarkozy? Él pone un tupido velo de amables sonrisas. Pero no es un secreto que su éxito reposaba más en sus talentos oratorios que en el físico de un adolescente flaco, nervioso, oscilando con la misma voracidad entre las artes de la seducción juvenil y las de la incipiente oratoria política de barrio, que terminó dando frutos muy tempranos: los viejos cocodrilos No es un secreto que, durante su juventud, su éxito con las chicas reposaba más en su talento oratorio que en el físico de un adolescente flaco y nervioso conservadores de Neuilly (Charles Pasqua) cooptaron a Sarkozy como hombre de choque para convertirlo muy pronto en alcalde de Neuilly (uno de los municipios más acomodados de Francia) Habituado a las ofensivas a paso de carga, más allá de la política, su terreno de acción privilegiado, Sarkozy conoció a Cecilia Ciganer- Albeniz, futura señora Sarkozy, cuando la joven Cecilia contraía matrimonio con Jac- Y sus ministras Michèle Alliot- Marie. M Interior La más veterana y curtida, mujer de orden y mucho carácter, se planteó si aprovechar su tirón para presentarse a la carrera presidencial. Sarkozy supo apreciar que no lo hiciera. Christine Boutin. M de Vivienda Católica practicante, opuesta al aborto y al matrimonio entre homosexuales, defiende causas sociales como el derecho a la vivienda o la necesidad de una mayor solidaridad V. Pecresse. Educación Superior La más joven del Gobierno, mujer moderna, elegante, apasionada de las nuevas tecnologías, a quien algunos llamaron la Ségolène de derechas por su buena imagen Christine Lagarde M Agricultura Hasta hace poco dirigía desde Chicago la poderosa firma de abogados Baker McKenzie. Se encargará ahora de uno de los sectores más delicados de la economía francesa