Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
2- 3 D 7 LOS DOMINGOS DE Mel Fisher, uno de los cazatesoros más conocidos del mundo, luce en 1988 alguna de las joyas recuperadas del galeón español Nuestra Señora de Atocha nos de una docena de arqueólogos profesionales que trabajen sobre ese inmenso patrimonio, no hay ninguna Universidad que les forme, salvo alguna asignatura cuatrimestral aislada, y existe un evidente problema legislativo. La ley de 1985, que equiparaba la arqueología en tierra con la del mar, era muy poco realista Xavier Nieto ha navegado por océanos y bibliotecas, como Herman Melville en Moby Dick En España, donde el mundo submarino es un lugar desconocido, es rara avis Dice que, si hablamos de naufragios y tesoros contantes y sonantes, la costa andaluza es un lugar excepcional. En Sevilla se instaló la Casa de Contratación de Indias (1503) y por allí pasaban todos los galeones que venían de América. En cuanto a Cádiz, la entrada a la bahía es muy peligrosa, porque hay unas barras de arena que modifican la topografía submarina, y que provocaban muchos accidentes, por eso es una franja con tantos pecios Nieto no se atreve a aportar una cifra de lo que se esconde ahí abajo- es imposible saberlo pero otros sí lo hacen. Gonzalo Millán del Pozo, escritor, curioso, director del Proyecto Poseidón, grupo que pretende proteger el patrimonio cultural subacuático, habla de más de ochocientos galeones hundidos con cargamentos que podrían superar los cien mil millones de euros. Claudio Bonifacio, cazatesoros, opina que bajo nuestras costas podría haber 800 toneladas de oro y 12.000 de plata, amén de otros tesoros. AP El vil metal o el patrimonio Un botín inmenso, en cualquier caso. O un patrimonio histórico y cultural, según los ojos que lo miren. Estamos en el Centro Andaluz de Arqueología Subacuática (CAS) en Cádiz. Los ojos de Carmen García Rivera, la coordinadora, no son dos monedas. Nuestra misión no es recuperar tesoros, sino investigar, proteger y conservar el patrimonio donde está. Lo importante es la información histórica que nos aporta. El cargamento económico sería sólo un valor añadido El CAS cumple este año su primera década, tiempo en el que han tratado de hacer una carta arqueológica rigurosa- -por ahora, incluye unos ochenta yacimientos- -como paso previo para su investigación. Hemos utilizado información oral, archivos, documentos, y el trabajo que hizo una empresa estadounidense en el Proyecto Galeón durante la Expo afirma. Carmen García Rivera cree que el desarrollo tecnológico debe servir para proteger los pecios y para luchar contra el expolio. El reglamento de actividades arqueológicas de la Junta de Andalucía dice claramente que nadie puede remo- Lorenzo Sarmiento, abogado maritimista y escritor, junto al Odyssey en aguas españolas ver arena sin un permiso de la Consejería correspondiente, y siempre que la investigación tenga un objetivo científico recuerda. Desde luego, ninguna de estas dos condiciones se han cumplido en el caso Odyssey si es que su hallazgo se ha producido en aguas españolas, como sospechan arqueólogos y Administración. Esta compañía fundada en 1986, que el día 18 duplicó su valor en Bolsa, parece seguir al novelista chileno Francisco Coloane (1910- 2002) Todo lo que se encuentra en el mar, sin dueño, es de uno (El camino de la ballena, 1962) La Unesco denunciaba en 2001 que el intenso pillaje de los sitios arqueológicos marinos por parte de buscadores de tesoros, así como por la frecuente pérdida de materiales de inestimable valor para el estudio de los orígenes de (Pasa a la página siguiente)