Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 5 07 PRÓXIMA PARADA NUESTROS CORRESPONSALES Roma B. Aires Bruselas París RABAT LUIS DE VEGA Nueva York Ya han empezado las obras de urgencia para salvar al mítico teatro Cervantes Jerusalén Cervantes TEXTO Y FOTO: LUIS DE VEGA Sao Paulo De vuelta a Tánger El inmortal autor español, que estuvo preso en el norte de África, vuelve a estas tierras. O al menos a él no le importaría regresar para ver cómo se intenta rehabilitar el teatro que lleva su nombre, hoy en ruinas México Washington Berlín Atenas Londres Caracas Pekín Viena Estocolmo l Tánger libertino, fronterizo y canalla le están haciendo un lifting con la esperanza de que sea elegido sede de la Exposición Internacional de 2012. De momento, no hay mucho más que brochazos de titanlux por aquí y allá, carteles y banderas del evento a mansalva y muchos proyectos de esos que no se sabe si se ejecutarán si el asunto no sale adelante. Con expo o sin ella, esta urbe asomada al Estrecho es indudable que necesita un lavado de cara, pero no una operación de estética que dilapide lo que queda de aquella ciudad que contó con estatus internacional hasta la independencia del reino alauí en 1956. España, la vecina de enfrente, ya ha dicho a los marroquíes que cuentan su apoyo y, aprovechando el tirón, se ha puesto manos a la obra con la feliz resurrección del teatro Cervantes, de propiedad pública española. Unos opera- A rios se afanaban hace unos días en introducir tablones para apuntalar el edificio mientras un lugareño cuidaba el huerto de cebollas y otras verduras que crecen dentro del recinto que da gloria verlas. A bote pronto, para que no se caiga la estructura, se ha aprobado una partida de 94.000 euros. Es, como explica el cónsul en la ciudad, Tomás Solís, la primera de tres fases para la rehabilitación total. Dicen en la arena diplomática que es un empeño personal de los ministros de Exteriores Moratinos y Benaissa. No está mal que los políticos tengan de vez en cuando buenas ideas. Cuando en 1911 la española Unos operarios se afanaban hace unos días en introducir tablones para apuntalar el edificio, mientras un lugareño cuidaba el huerto de verduras que crecen en el recinto y que da gloria verlo Esperanza Orellana pidió a su marido la construcción del Cervantes, muchos de los que ocupaban las 1.400 butacas eran emigrantes españoles asentados en Tánger. Fue tras una actuación en ese escenario cuando, de regreso al hotel, Juanito Valderrama terminó de escribir El emigrante Todos unidos en el llanto aplaudiendo a España, ni a Franco ni a Azaña: España nada más como recoge Antonio Burgos en la biografía del cantante, que describía Tánger, donde se respiraba libertad a cuarenta leguas como un París en chiquitito Por allí pasaron además Lola Flores, Imperio Argentina, Antonio Machín, Manolo Caracol, Carmen Sevilla... Caruso. Me cuenta además el cronista tangerino Rachid Taferssiti lo que para él fue quizás la mejor imagen de la internacionalidad de esta ciudad, que no era de nadie porque era de todos. En 1929 se representó en el teatro Cervantes el Otelo de Shakespeare por una compañía marroquí, en árabe y con vestuario traído de París Pero con la independencia de Marruecos el teatro fue perdiendo gas. Poco antes del cerrojazo se celebraron veladas de boxeo. Nada que ver con aquella proyección del Peter Pan de Disney que vio Taferssiti cuando era un mocoso a mediados de los cincuenta. En el Tánger del siglo XXI ya no viven 50.000 españoles ni van a volver las glorias de la canción de antaño, pero el empeño de gente como Taferssiti con dinero español servirán para impedir que el tiempo borre la huella de Cervantes en Marruecos, que demasiado dejada está ya de la mano de Alá al gusto afrancesado de Rabat.