Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4- 5 D 7 LOS DOMINGOS DE VITORIA Verde y deportiva ANA ANTOLÍN itoria es uno de los estandartes del País Vasco, pero no por sus obras faraónicas, sino por su calidad de vida y su ecológico desarrollo sostenible. Quien la conoce la lleva en el corazón, y quien aún no ha tenido ocasión de familiarizarse con ella espera hacerlo lo antes posible... harto de tanto oír hablar de sus espacios verdes, de cómo en cada barrio hay un centro cívico o deportivo y de la cantidad de eventos sociales que aquí se celebran- -como el Festival de Juegos para niños- -que se organizan en las calles de la ciudad. La capital del País Vasco, la más castellana de las tres vascas, ha crecido a su propio ritmo, poco a poco, gracias sobre todo a un red de infraestructuras viarias inmejorables y a un cuidado urbanismo, favorecido por la ausencia de potentes industrias contaminantes. Con una V Vitoria presume de bienestar y de un cuidado urbanismo favorecido por la ausencia de industrias contaminantes población de 230.585 habitantes y una densidad de 835 habitantes por km 2, mantiene una media de zona verde por cada vitoriano de 43,9 metros cuadrados, una de la más altas de España. Sede de las instituciones autonómicas vascas, como el Palacio de Ajuria Enea es, además de una ciudad abierta, una de las más limpias de España con unos niveles de reciclaje del 25 por ciento de los residuos. Todo eso, combinado con una arraigada cultura del buen comer -uno de sus estableci- IGOR AIZPURU mientos logró el premio al mejor pincho nacional- la apuesta por la bicicleta, cuyo alquiler es gratuito, el cuidado de su anillo verde con 38 kilómetros de bidegorris o senderos, hacen feliz la vida en Vitoria. OVIEDO Renacida Vetusta para peatones GONZALO DÍAZ- RUBÍN Oviedo se autoproclama la Salzburgo del norte de España y motivos tiene para ello ABC n Oviedo es posible pasear por el casco urbano sin ver un solo coche, las aceras son anchas, limpias y plagadas de esculturas públicas. Si eso es calidad de vida, la capital del Principado la tiene. Cuenta con 2,1 millones de metros cuadrados de zonas verdes (10 por habitante) miles de árboles y jardineras de bronce en las que se renuevan las plantas de flor una vez al mes. Si eso es calidad de vida, a la Vetusta clariniana, le sobra. La ciudad más limpia de España, dicen. El centro histórico y comercial respira con las peatonalizaciones emprendidas en las dos últimas décadas y sobre ese cogollo pivota la vida social y cultural de la ciudad. Ópera, de septiembre a febrero; zarzuela, de febrero a junio, y grandes orquestas y conciertos, todo el año, forman la programación de la que se autoproclama la Salzburgo del norte de España El Fontán, recreado tras el derribo de la plaza original del XVII, acoge conciertos y teatro en verano, a costa de aquie- E tar durante la función las animadas terrazas sidreras. La catedral, el prerrománico, los museos y un plan de recuperación del casco viejo, discutido, han dejado una ciudad para pasear, adoquinada, de coloridas fachadas. Añádase el gusto de los carbayones- -nombre tomado de El Carbayón el roble totémico de la ciudad- -por la calle. Las cifras lo demuestran: cada 120 ovetenses- -incluidos niños, mayores y abstemios- -mantiene abierto un bar o sidrería, por los 176 madrileño necesarios para la misma operación. Aquí, la hostelería ha avanzado a pasos agigantados y los ovetenses la aprecian. También los turistas. La actividad hotelera ha crecido un 53 en cuatro años. Con el mar a 20 kilómetros, Oviedo es ahora líder del turismo regional. Agustín Iglesias Caunedo, concejal de Turismo habla de un esfuerzo continuo de toda la sociedad Y así se ve en que en el Plan de Excelencia Turística participaron 300 empresas en la captación de congresos para el nuevo palacio de Santiago Calatrava.