Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
2- 3 D 7 LOS DOMINGOS DE HUESCA Sana y natural ROBERTO PÉREZ on el Pirineo a la vista, a un paso de Zaragoza y con acceso al tren de alta velocidad, Huesca es una capital de tamaño mediano de vida tranquila, sana y natural. Una ciudad en la que cada vez se da más importancia a los espacios arbolados, y en la que, a tiro de piedra, se dispone de esos excepcionales parajes que ofrece el Pirineo. En invierno, la ciudad queda a poco más de una hora por carretera de magníficas estaciones de esquí. Y también a una hora se encuentran el Canfranc, el Valle de Echo o Ansó y parajes protegidos por su riqueza medioambiental, como el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido o la Sierra de Guara. Con alrededor de 48.000 habitantes, la ciudad tiene un buen vivir, una tasa de paro mínima y unas C Calle del Casco Viejo FABIÁN SIMÓN excelentes comunicaciones. Los precios de sus viviendas están todavía muy lejos de los que alcanzan en otras urbes, como la vecina Zaragoza, sin ir más lejos. Un piso en el centro de la capital puede salir por entre 4.000 y 6.000 euros el metro cuadrado. Aunque la oferta ha crecido considerablemente en las zonas más exteriores, donde se puede encontrar un piso a precios mucho más asequibles. Su oferta de ocio también es amplia, si bien todavía debe suplir una de sus hasta ahora principales carencias: nuestra capital carece de teatro. Imperdonable. En estos momentos, un proyecto impulsado por la iniciativa privada se propone restaurar el Olimpia, construido hace casi cien años. Y la iniciativa pública sigue adelante con el proyecto del Palacio de Congresos, que también podrá albergar espectáculos teatrales. SORIA Ciudad castellana ¡tan bella bajo la luna! MARÍA H. GONZÁLEZ ABC bién que separa a la gran urbe de la milenaria ciudad leridana. Y si saliendo de la agradable Lérida decidimos circular en sentido opuesto, Zaragoza apenas está a hora y media por autopista. Y ahora, con el AVE, Lérida puede decirse vecina de Madrid, a dos horas y media en el alta velocidad. Pequeño paraíso de tranquilidad e incontables oportunidades que, si bien estaban ahí antes del famoso AVE, su llegada ha sido clave para que la ciudad despierte el interés de inversores de toda España. uando Soria estrenó el pasado 3 de mayo el servicio de autobuses públicos dejó de ser la única capital de España sin red de transporte. Tampoco es que lo necesitase con urgencia. Son 6 vehículos de pequeño tamaño para una ciudad de 38.004 habitantes, donde se sabe que las prisas no son buenas. La noticia ilustra el ritmo al que vive la capital, remanso de paz en el corazón de Castilla, con un ambiente sano y un rico patrimonio cultural. ¿Cuánto darían muchos madrileños por acudir andando a trabajar o por acudir a un estreno de teatro sin colas ni aglomeraciones? ¿Cuánto vale poder volver a casa a comer en el intermedio del trabajo? Esas pequeñas grandes cosas son lo que dan calidad de vida a una ciudad y Soria las tiene en abundancia. La ausencia de grandes industrias hacen de la capital del Duero un entorno limpio, un prototipo del desarrollo sostenible. Porque otra de las envidiables características de Soria es su virtual pleno C Una mirada a la Plaza Mayor empleo. La tasa de paro es del 5,08 pero se reduce al 2,92 en los varones. En la provincia no hay desempleo, hasta el punto de que los inmigrantes son una necesidad. El alto número de ancianos, con una de las esperanzas de vida más altas del mundo, hace que la capital aparezca como una ciudad ABC a cámara lenta, propicia para el paseo, la tertulia y la serenidad. Una cura antiestrés. Y al fin, ¿qué no daría muchos padres por saber que su hija adolescente puede regresar de una fiesta, de madrugada, sin riesgo? Como dijo Machado: Soria, ciudad castellana ¡tan bella bajo la luna!