Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30- 31 D 7 LOS DOMINGOS DE ROSA BELMONTE Expediente Ñ El secreto de Sunset Boulevard Ronaldo, de copas, pero con permiso de la autoridad competente ABC tían por sus huesos. Por supuesto, la famosa ambigüedad sexual con la que Bosé siempre ha jugado al despiste fue tema central de todas las tertulias de esta semana, en la que el artista no sólo no se ha escondido sino que ha hablado y cantado. Lo primero lo hizo en la presentación del disco de un amigo, cuando confesó que a lo largo de su vida había cometido muchas locuras pero que lo importante era que había salido de todas y hoy estaba aquí. Lo segundo fue en el Casino de Aranjuez, donde ofreció un concierto para alegría de sus admiradores. Es verdad que en cuestión de parejas siempre ha sido un hombre discreto, salvo en sus inicios, cuando se hacían los clásicos reportajes que las casas discográficas de entonces preparaban para la promoción de sus estrellas. El más sonoro fue su noviazgo con una Anita Obregón, que acababa de salir de la Universidad y ya apuntaba maneras como actriz. Juntos salieron más tiempo de lo que algunos creen y de aquellos días guardan hoy un simpático recuerdo. Después vinieron otras entrevistas, incluso un reportaje anunciando su compromiso con una actriz italiana, que no llegó a puerto tal y como se suponía. Pero, sin duda, de sus amigos más cercanos destacan dos valencianos que tienen en común ser muy atractivos y haber triunfado en sus profesiones. Por una parte está el bailarín Nacho Duato, con quien Bosé mantiene una buena amistad, y por la otra el actor Tony Cantó, con quien no ha vuelto a tener relación desde hace mucho tiempo. Hoy Cantó es un hombre feliz, enamorado de su pareja, la actriz Mar Regueras, y encima padre de dos hijos: Carlota, fruto de su relación con Eva Cobo; y Lu- cas, de su relación con Carla Hidalgo. Bosé fue un gran apoyo en sus primeros pasos en el mundo de la interpretación y el trampolín perfecto que sueña todo aquel que quiere despuntar, para hacer contactos y conocer a la gente del medio. Lo que hubiera o no entre ellos pertenece a su intimidad, pero lo que sí es verdad que una vez finalizada su amistad, Bosé estuvo una epoca un tanto despistado y de ahí que jugara con fuego en ciertos momentos sumamente delicados para su estado de ánimo. Como él dice, ha cometido muchas locuras pero lo importante es que hoy está aquí y dispuesto a seguir disfrutando de la vida. Otro que también sabe disfrutar de los placeres... de la mesa, es el futbolista Ronaldo, quien esta semana ha sellado con una firma su entrada como accionista de las bodegas Cepa 21, de José Moro. El acuerdo se hizo firme en el restaurante Asador Donostiarra, con una comida que también contó con la presencia del actor Imanol Arias, quien figura como accionista de esta bodega que tendrá su puesta de largo el próximo día 21 de junio en la fiesta de inauguración de las instalaciones situadas en Castrillo del Duero donde se espera la presencia de la familia Moro y los otros miembros que conforman Cepa 21. Se sabía de la afición de Ronaldo por las mujeres guapas y de su debilidad ante las delicias gastronómicas, pero ha sido todo un descubrimiento esta revelación de su pasión por el buen vino y de ahí que, además de futbolista, ahora le encante presumir de bodeguero. Hay que ver lo que el brasileño ha aprendido desde que está en Madrid. Se ha vuelto todo un gourmet Otras copas tan aguda que sólo podía detectarla un murciélago. La voz más prodigiosa de la peruana Yma Sumac, como abarca todos los registros posibles, la detectan toda clase de bichos. Vertebrados e invertebrados. En el exótico anuncio televisivo del Mágnum Java (un bombón helado de toda la vida) que parece una escena de alguna película de Tarzán o de King Kong, se puede escuchar su canción Babalu Inciso. En breves momentos. Ya. Que me voy a pasar a Frigo sólo porque en su publicidad no sale Elsa Pataki, que lame helados de la competencia. Bueno, pues en ese anuncio a Yma Sumac se la oye grave pero en otras sería capaz de romperme el cristal de las gafas (sin manos, que con manos también lo hago yo) O sea, igual que la Castafiore de Tintín, que es de tebeo. Aunque con la peruana no se sabe qué es mentira y qué verdad, leo que en una gira por la Unión Soviética, donde cautivó a Nikita Krushev, hizo estallar unas cuantas copas. Su peculiar instrumento alcanzaba las cinco octavas (y digo alcanzaba porque imagino su voz un poco perjudicada en la actualidad) Vale que Mariah Carey también llega alto (con la voz, se entiende) pero menos tiempo y utilizando el falsete. Cualquier día se morirá (Yma, no Mariah) y el suyo será uno de esos obituarios que glosan a una estrella de la que se ignoraba incluso que estuviera viva, como el Lord Jones de Chesterton. Yma Sumac significa qué bella en quechua (ya no sé si Yma es qué y Sumac, bella; no doy para tanto) En realidad se llama, que no haya desmayos, Zoila Au- C ontaba el dramaturgo Tennessee Williams que Truman Capote tenía una voz gusta Emperatriz Chavarri del Castillo. Ponte nombre, si eso. Y no es una broma de Los Morancos parodiando una telenovela. La Sumac, que en sus mejores tiempos era físicamente una mezcla entre Olga Guillot y Susana Dosamantes (o entre María Montez y Dewi Sukarno) es ahora, largamente octogenaria, una especie de (simpática) Gloria Swanson en El crepúsculo de los dioses aunque sólo sea porque vive (o vivía) en Sunset Boulevard. Pero también porque, al parecer, su olvido tiene poco que ver con la edad o la salud y mucho con la actitud de quien se cree un mito, una leyenda viviente. Aunque la palabra esté muy manoseada y llena de manchurrones de aceite, es verdad que tiene algo de mito (a ver si nos entendemos, si María Callas es un mito, Yma Sumac también lo es) En todo caso, tiene un aura ligeramente mítica. Incluso aunque no fuera cierto lo de ser descendiente directa de Atahualpa, el último rey inca, al que Pizarro liquidó en Cajamarca, de donde es Yma Sumac. Pizarro se lo cargó después de que el otro le soltara una fortuna (debe de ser el mayor rescate de la historia) El Cónsul General del Perú en los Estados Unidos certificó el vínculo con Atahualpa en 1946 (a tenor de su buen entendimiento y de la historia del Perú) Pues vale. Terenci Moix, en Mis adorables del cine recuerda que esa historia fue un invento de su marido (y descubridor) Moisés Vivanco, y que a éste se le fue la boca cuando se divorciaron (una de las dos veces que lo hicieron) La cantante sale en la obra de Terenci porque participó en El secreto de los incas la infumable película donde Charlton Heston hizo de Indiana Jones antes de que Indiana Jones existiera. Si al principio imitaba pájaros y sonidos de la selva, más tarde, con su fichaje por Capitol Records y con su marcha a Hollywood (tiene estrella en el paseo de la fama) la cosa derivó casi en el esperpento. Exótico pero esperpento. Esperpento pero curioso y divertido. También delirante, al menos cuando se dedicó al rock en Miracles un disco que luego se reeditaría con el nombre de Yma Rocks! Una grabación tan loca como la que Ethel Merman hizo con sus hits en música disco. Antes de que Operación Triunfo existiera y antes de artistas consagrados fueran de visita a la academia para aconsejar a los cachorros, Yma Sumac consideraba el sexo como algo perjudicial antes y después de cantar. Teniendo en cuenta la alucinógena y extraordinaria voz que ha gastado toda su vida da la impresión de que ese no lo cato y no lo cato que diría Lina Morgan, lo ha mantenido a rajatabla.