Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24- 25 D 7 LOS DOMINGOS DE Título dato Titulito titulito asdfg asdfgh asdfgh asdfgñ asdfgh El parque de Keukenhof homenajea a Linneo en su tercer aniversario Titulito titulito asdfg asdfgh asdfgh asdfgh Titulito titulito asdfg asdfgh asdfgh ssdfghjklñ Titulito titulito asdfg asdfgh No cabe mejor tributo al naturalista que un jardín bien ordenado neo sin duda se sorprendería al contemplar al caudaloso Fyrisan convertido en un plácido y recoleto campo de cebada que culebrea entre colinas. En su época se ignoraba que las orillas del Báltico, liberadas del ingente peso del hielo glacial que las cubría, crecen incesantemente a un ritmo de un metro cada cien años. La casa principal de la finca- -luego construiría otras dos a los costados para alojar huéspedes y estudiantes- -es amplia y de gran sencillez. Una de las estancias de la planta baja, amueblada con un atril y espartanos bancos de madera, hacía las veces de sala de conferencias. Arriba, se hallan el escritorio del científico y su dormitorio. Llama poderosamente la atención la diminuta cama en que dormía, apenas un cajón de madera con techo y cortinas, mientras la de su mujer, más amplia y luminosa, se hallaba al otro extremo de la casa. Las paredes de su cuarto todavía están empapeladas con los dibujos originales de las plantas clasificadas que le hacía el gran artista angloalemán, Dionisos Ehret. Linneo visitó Holanda en 1735, donde le llevó menos de una semana graduarse en Medicina en la Universidad de Harderwijk. En la época, ya se tenía a Harderwijk por una ciudad comercial donde se vendía de todo, incluidos títulos académicos. Carlos Linneo aprendió allí del famoso Dr. Boerhaave a no responder nunca a los escritores que sólo buscaban la controversia, algo que el propio Rousseau lamentaría no haber escuchado antes porque, según dejó escrito, si hubiera imitado al profesor de Uppsala, habría disfrutado de muchos más días de tranquilidad y felicidad en mi vida Durante los tres años de estancia en el país de las flores, Linneo alcanzó gran notoriedad y terminó obras tan importantes como Systema Natura, financiado por el rico banquero George Clifford, en Las torres de la catedral dominan la ciudad de Uppsala cuyo honor escribió también Hortus Clifforianus. No es de extrañar, pues, que el famoso Parque de Keukenhof, el mejor de Holanda y uno de los más sobresalientes del mundo, haya elegido esta temporada como tema central la figura de Linneo para conmemorar el tercer centenario de su nacimiento. El importante sector de las bulbáceas sigue aplicando hoy en día a los tulipanes la nomenclatura derivada de la clasificación desarrollada por Linneo en el siglo XVIII. Lo primero que llama la atención al entrar en el parque es el predominio de los colores de la bandera sueca, amarillo y azul, en homenaje al ilustre botánico. También hay en su recinto un jardín de inspiración sueca, con sauna incluida, y diversas exposiciones, entre las que destacan las impresionantes fotografías de la intimidad de las flores realizadas por Edvard Koinberg, bajo el título de Herbarium Amoris. Datos prácticos Cómo llegar. A Suecia: Las compañías SAS (www. sas. com) y Spanair (www. spanair. com) tienen vuelos directos compartidos a Estocolmo, cuyo aeropuerto se encuentra a tan sólo 20 minutos de Uppsala y muy bien comunicado. A Holanda: KLM (www. klm. com) dispone de varios vuelos diarios desde Madrid y Barcelona. Dónde alojarse. En Uppsala: los hoteles en Suecia no están clasificados por estrellas, pero casi todos son cómodos. El Comfort Hotel Sava (www. hotelsvava. com) de Uppsala es uno de los más modernos. En Amsterdam: la cadena española NH Hoteles (www. nh- hotels. com) cuenta con 7 establecimientos de excelente categoría. Para saber más. Celebraciones del Tercer Centenario de Lineo en www. linnaeus 2007. se