Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12- 13 D 7 LOS DOMINGOS DE golia, Seychelles o Irak) que desde el 30 de marzo hasta el 21 de abril apadrinaron más de diez mil vocablos (7.120 en español y 3.896 en catalán) Nos gusta lanzar propuestas que remuevan el puchero del mundillo literario y que provoquen que la gente paladee las palabras continúa Sagarna. El año pasado se nos ocurrió preguntar por la más bonita. Salió elegida amor probablemente más por su significado que por su sonoridad. En esta ocasión la más votada ha sido bochinche Al principio se pensó que las propias escuelas elaboraran las listas, pero finalmente se optó por la fórmula de las opiniones subjetivas de los hablantes, aunque aparecieran palabras que en realidad no están en peligro, como alféizar. Después de elegir una se podía votar por otras cinco de las propuestas por el resto de participantes. Aquellas que han sido apadrinadas por famosos han tenido más respaldo (la iniciativa contó con la colaboración de personalidades del mundo de la literatura, el cine, la música, la enseñanza, la política y el periodismo) Algunos insultos de baja intensidad como botarate, y expresiones como cáspita, córcholis, caramba o mecachis, pueblan esta reserva para palabras que se resisten a entrar en el baúl del olvido. Diez términos con mal pronóstico o están todas las que son, pero sí son todas las que están. Algunas nos resultarán familiares e, incluso, en perfecto estado de revista. Otras, en cambio, no las habremos oído en la vida; ahora tenemos la oportunidad de conocerlas. Daniel Saavedra, de la Escuela de Escritores de Madrid, ha elaborado para D 7 esta lista de diez palabras en grave peligro de extinción, explicando sus razones: Almazuela. Mucho me temo que difícil va a ser que adquiera el significado de patchwork anglicismo que designa el trabajo hecho con restos de telas de diferentes formas y colores con los que se confeccionan colchas, tapetes, cubrecamas o edredones. Una tradición viva en La Rioja y zonas colindantes. No obstante, si arroba se impuso al extranjerismo ad ¿por qué no nos iba a servir almazuela para sustituir a patchwork Bulubú. Porque ahora parece que todo lo que hace un actor en solitario sobre un escenario se llama monólogo Culpa de la televisión, claro. Pero no, el español es un idioma de teatro, y habría que llamar a las cosas por su nombre. N Cosmonauta. Del ruso kosmonavt (astronauta) Es un buen ejemplo de esas palabras que pierden ante otras por su contexto. Aunque quién sabe: de repente los rusos llegan a Marte y se pone de nuevo de moda. Currutaco. Muy afectado en el uso riguroso de las modas. Por lo de fashion victim y metrosexual, y por lo bien que les pega a los Beckham. Giribilla. Me da la impresión de que en casi toda capital hispana hay un bar que se llama así, pero en el habla popular no ha cuajado. Es una palabra preciosa, juguetona. Al parecer sólo se usa en algunas regiones de México. Su significado alude al hecho de molestar o perturbar de manera soslayada al interlocutor o a un tercero, casi siempre de manera amistosa y bienintencionada. Así, se pueden decir giribillas o lanzar giribillas, lo cual siempre es motivo de juego, no de conflicto. Creo que también se escribe jiribilla. Manuscrito. No sé yo cuántos lustros más van a durar las palabras como manuscrito, cartero, etcétera. En peligro están, creo. Sustanciero. Algunas palabras de oficios antiguos van a desaparecer por la fuerza. Desaparecen del uso, pero no de la Literatura. Ésta es casi un relato en sí misma. Se utilizaba para dar nombre a la persona que pasaba por las casas con un hueso de jamón, el cual era alquilado para dar sustancia al caldo o a lo que se estuviera preparando para comer. Cómo estaría la cosa por España en ese tiempo... Oriundo. Porque ante emigrante tiene poco que hacer. Y no sé si es cosa mía, pero en España nos llamaban oriundos a los de Hispanoamérica, porque no veníamos, sino volvíamos Siempre tuvo un matiz positivo de los forasteros. Oriundo es origen; emigrante es más papeles, formularios, colas y pateras. Tahona. Porque ahora el pan se fabrica en serie y se compra en boutiques al uso o en supermercados. Incluso panadería empieza a estar amenazada. Ultramarinos. La tienda de comestibles del barrio. Porque ahora el plus ultra no está tan lejos, y las uvas las puedes comprar en febrero.