Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30- 31 D 7 LOS DOMINGOS DE ROSA BELMONTE Expediente Ñ No quiero ser superfamosa da de ella) está harta del acoso de la prensa, de tener que esquivar a diez fotógrafos cada mañana frente a su casa y de verse obligada a justificar cada día su huesuda delgadez. Mira, chica, lee a Montaigne. ¿O es que no sabías que la fama y la tranquilidad no pueden ser compañeras de cama? Que lo lea si tiene fuerza en esos brazos de Barbie para sostener el libro. Seguro que la enclenque actriz no podría con el diario de Ronald Reagan (con uno de los cinco tomos) Según he visto en el Vanity Fair son unos tochos con el sello presidencial. Cada unidad parece, con su atril y todo, El libro de las sombras de las Halliwell (las Embrujadas) Con semejante libraco supongo que no podría hacer como Oscar Wilde. O sea, viajar con el diario porque siempre debe llevarse algo interesante para leer en el tren. Vale, alguien se lo cargaría en el Air Force One. Desde luego, interesante sí es (el diario y el presidente) De Reagan (otro Bush vendrá que bueno me hará) ya se sabía que era ingenioso. Alguien que decía que se suponía que la profesión de político era la segunda más vieja del mundo. Y que se había dado cuenta de que se parecía demasiado a la primera. La británica no ha lanzado a la prensa envases desechables con judías como su compatriota Hugh Grant ¿aquí que tendríamos que lanzar, bocadillos de tortilla? Bueno, para no perderse otra imagen, distinta de la de las judías y las patadas, que sale en el ¡Hola! con el actor introduciendo monedas en un parquímetro y siete fotógrafos inmortalizando el particular momento (recuerda a una parodia de Los Morancos o de Monty Python) Keira ha contado K eira Knightley (lo que que- Paulina Rubio y Colate Vallejo Nágera se casaron en México, tal como habían planteado, pero les han robado las portadas... chos les sorprendiera su presencia, Eugenia Martínez de Irujo no dudó en viajar hasta Cancún con su hija Cayetana para estar en esos esponsales. Guarda muy buena amistad con Colate (fueron novios un verano) y además la niña es una admiradora de la chica dorada que promete muchos hijos rubitos a su esposo. En estas cosas nunca se sabe. Basta que quieras un peloncete de cabello dorado para que tengas un bebé moreno de ojos negros como el padre de Paulina, que acudió a la boda al igual que su madre, la actriz mexicana Susana Dosamantes, que fue uno de los rostros más bellos de México y hoy permanece alejada de las cámaras. Como en cualquier familia, estaban muy emocionados con la boda de su hija y muy ilusionados con Colate y los suyos, con quien se entienden de maravilla. Afónicas es como llegaron a España las modelos Ariadne Artiles y Eugenia Silva. Su primera aparición fue en Las Palmas para acudir al certamen de Moda Cálida que se celebra este fin de semana y re- AP Bellas pero afónicas úne a importantes nombre de la moda. Por sus ronqueras se supone que la fiesta debió ser de las que hace historia. Las dos comentaron lo bien que resultó todo y lo guapos que estaban los novios. Y hablando de parejas a Eugenia Silva no hay quien la tire de la lengua para que cuente su relación sentimental con el escritor Ray Loriga. Asegura que su vida privada no tiene interés y evita así pronunciarse más. Más dicharachera se mostró Ariadne, quien confesó que aún es pronto para darle bebés a su marido Fonsi Nieto. Si para los medios españoles el plato fuerte entre los invitados a la boda fue la duquesa de Montoro y el cantante Alejandro Sanz, que apenas estuvo unos minutos en la fiesta, para los mexicanos las estrellas del día fueron Juan Gabriel y la supuesta hija de Luis Miguel, Michelle Salas, que por esas tierras es todo un personaje. Por cierto, me cuentan y aseguran que los famosos de aquí pueden estar contentos con los paparazzi que tenemos. Los de acento mexicano son mucho más lanzados. Para que luego se quejen algunos. lo hartita que está en Elle y ha amenazado con abandonar. Bueno, la futura historia del cine quizá no llegue a resentirse si no llegamos a ver Piratas del Caribe 18 Tampoco creo que si se retira se vaya a convertir en Greta Garbo, sobre todo porque no es Greta Garbo. Ni Shirley Temple, que dejó de creer en Santa Claus, pobre, cuando su madre la llevó a unos grandes almacenes para conocerlo y sentarse en sus rodillas y el gordinflón fue y le pidió un autógrafo. Es verdad que la británica, como sí hizo Madonna, nunca ha afirmado que no sería feliz hasta que fuera tan famosa como Dios. La chiquilla no quiere ser superfamosa, por recordar el título de la película de Lindsay Lohan. El creativo título en España, claro, que en el original es Confesions of a teenager drama queen (o sea, algo así como confesiones de una reina del drama quinceañera) Lindsay Lohan, a quien han sacado con bragas, sin bragas, con pezones, borracha... podría salir con la misma pataleta del acoso pero ella es que es brillante. Así la ha calificado Felicity Huffman (la Lynette de Mujeres desesperadas después de trabajar con la pelirroja en Georgia Rule asegurando que cuando la gente vea su actuación se va a olvidar de los chismes. Es que las apariencias (y las pecas) engañan. Sí, seguro que la gente está deseando ver la actuación de Lindsay Lohan. En realidad hay más interés por ver a Lindsay y Keira en The best time of our live (no me atrevo a asegurar que aquí se vaya a llamar El mejor momento de nuestras vidas) la película sobre el poeta Dylan Thomas donde ambas hacen de amantes. Si se va, ésta sería su última película. En fin, pese a que aquí hay mucha queja y pocas nueces, la chica parece pelín floja e ingenua en cuanto a lo que implica la fama. ¿Ha abandonado la Pantoja? Pues eso. Cuando yo era pequeña, la persona más famosa de España era Lola Flores (en hombres, el honor correspondía a Franco, qué le vamos a hacer) Es mi lista particular, son mis recuerdos, no una clasificación homologada. Pero me la peleo con la lista de cualquiera. Qué poco ha cambiado todo, salvo los coches y el mobiliario de los Alcántara. Ahora la persona más famosa de España también es una artista que lleva el pelo negro y largo, que canta y que mueve como nadie la bata de cola. Así debe ser. El día en que una rubia muy legal sea la más famosa del país estamos arreglados. España ya no será España, me temo. Mucha queja y pocas nueces Chismes y judías