Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28- 29 D 7 LOS DOMINGOS DE POR DENTRO Motores: Diésel 2.0 dCI de 175 CV y 360 Nm a 2.000 r. p. m. Transmisión: Tracción delantera, con caja de cambio manual de 6 velocidades. Suspensión: Delantera tipo McPherson con triángulo inferior y trasera de eje flexible. Frenos: Discos en ambos ejes, los delanteros ventilados con ABS y EBV. Dirección: Eléctrica de asistencia variable. Velocidad máxima: 220 km h. Aceleración: 8,3 segundos de 0 a 100 km h. Consumo medio: 6,5 l cada 100 km. Largo ancho alto: 4.20 1.77 1.43 metros. Capacidades: Maletero 320 litros (1.190 l con los asientos abatidos) Depósito, 60 litros Garantía: 2 años sin límite de kilómetros. PRECIOS Megane Sport 3 p Acces, 26.650. Megane Sport 3 p, 29.260 euros. Megane Sport 5 p, 29.760 euros. rendimiento del combustible cuando sólo queremos una marcha económica, lo que no quiere decir que tengamos que circular lentos, pues en cualquier momento este modelo es capaz de mantener un ritmo bastante elevado sin forzar el pedal del acelerador. Para apurar las sensaciones deportivas, este Megane cuenta con un chasis desarrollado específicamente por Renault Sport Technologies. Los más apasionados por la conducción pueden contar con una versión, la Cup, con más rigidez torsional pero con los mismos elementos de suspensión trasera del Megane Sport 2.0 T de chasis deportivo. Dispone de amortiguadores delanteros y traseros de un tarado específico, ESP 100 por 100 desconectable, y la flexibidad de los muelles traseros, un 37 por ciento más duros. El sistema de frenado se ha confiado a un equipo Brembo de cuatro discos de gran diámetro, que sorprende por su capacidad de deceleración desde el primer instante que se toca el pedal. La dirección es de asistencia variable eléctrica, muy suave de movimientos pero algo perezosa en la recuperación, sobre todo cuando pretendemos hacer la conducción que pide este coche. En el exterior, el coche es igual a la versión Sport de gasolina y tan sólo el alerón posterior desaparece. Kymco Quannon 125 Un nuevo camino Un modelo para todos aquellos que quieran empezar en el mundo de las motos, pero no quieren hacerlo con un scooter. Las 125 con marchas son un mercado en alza POR J. M. PÉREZ LAGO Más sensaciones deportivas sta joven marca taiwanesa no para de investigar. En su opinión, las 125 en España tienen todavía mucho que crecer, aunque la oferta sea poco variada, prácticamente sólo scooter. En Kymco han decidido apostar por un nicho de mercado donde ven buenas posibilidades, las 125 con marchas. Para ello han creado esta Quannon, una bonita moto de aspecto deportivo, de amplias dimensiones, casi de 250, y que definen como sport turismo. Se busca sobre todo polivalencia y comodidad y su diseño lo refleja, con un generoso chasis de doble viga perimetral en acero, un ancho frontal y con los semimanillares colocados por encima de la tija superior. El motor se deriva de la custom Zing II, revisado interiormente para darle un carácter más deportivo y sacarle 3 CV más. Es un monocilíndrico de 4 T, con eje de balance, alimentado por carburador y refrigerado por aire y, como girará más alto de vueltas, se ha E montado un radiador de aceite. El escape incorpora catalizador y un sistema de inyección de aire para un mejor quemado de los gases. Con todo esto se llega hasta los 13 CV a 10.000 rpm, con un par de 10,29 Nm a 8.250 rpm. y un consumo de sólo 2,7 litros a los 100. Su depósito- -bastante grande, de 14 litros- -consigue una autonomía de unos 400 km sin repostar. También es más que suficiente, incluso sobredimensionado, el tamaño de las ruedas, con llantas de 17 y cubiertas sin cámara. Los frenos son de disco en ambos trenes, con un diámetro de 276 mm. Motor: Monocilíndrico 4 T Refrigeración: Aire Cilindrada: 124,1 cm 3 Arranque: Eléctrico Alimentación: Carburador Keihin Encendido: Electrónico CDI Cambio: 5 velocidades Ruedas: 110 80 17- 140 70 17 Altura asiento: 800 mm Peso: 141 kg Precio: 2.499 euros delante y 220 detrás, y pinzas de doble pistón. Las suspensiones son sencillas y sin posibilidad de regulación. Valencia fue la ciudad elegida para la presentación y aunque el tiempo no acompañó pudimos realizar un recorrido de prueba por la ciudad. A primera vista parece al menos una 250 y a los mandos esta sensación de amplitud y comodidad se confirma, la posición no es nada forzada y la moto admite sin problemas a pilotos de cualquier talla. La entrega de potencia es suave, aunque por debajo de 7.000 rpm no hay alegría y si queremos movernos por delante del tráfico hay que jugar con el cambio para mantener el motor alto de vueltas. Lógicamente en la ciudad no pudimos comprobarlo, pero la marca declara una velocidad punta de 120 km h. Los tarados de las suspensiones son blandos, sobre todo con pasajero, aunque acordes con las prestaciones del motor. Como en otras Kymco que hemos probado los frenos necesitan de un buen rodaje para funcionar correctamente, aunque una vez hecho son más que suficientes para detener la moto con seguridad. Para todos aquellos que quieran iniciarse en las motos pero no quieran hacerlo con un scooter, está ya disponible en los concesionarios, a un precio de 2.499 euros, en rojo, azul, plata o negro, y con una garantía de dos años.