Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20- 21 D 7 LOS DOMINGOS DE M. FRANCISCO REINA Cultura La voz de la Sirena n el madrileño auditorio del centro cultural del Conde Duque se ha presentado esta semana el nuevo disco de la cantante Clara Montes. Desgarrada es su título que, por su dureza, contrasta con la imagen de mujer serena y apacible, que lo es, pero en cuyo corazón y en cuya mente, bullen profundas pasiones y preocupaciones sociales. Todo nace de una crisis personal. Yo me encontraba como cuento en la canción que abre el disco: desgarrada el alma y la piel de ver tanto lamento acababa de empezar una gira, en la que me acompañaban sólo un piano y un chelo. En ella hacía versiones de canciones que siempre me había apetecido cantar; también escribía temas nuevos. Grabé incluso un vinilo con un par de canciones, y la compañía de discos se enamoró del proyecto. Y así nació Desgarrada Éste ha sido un trabajo que ha surgido de manera muy natural; es una mirada hacia adentro, un trabajo mucho más intimista y personal que mi anterior disco, Uniendo puertos en el que yo hacía un viaje musical por el Mediterráneo Desgarrada es, sin lugar a dudas, un disco de madurez. Es el ejercicio propio de quien sabe aunar, perfectamente, la experiencia de una carrera musical ya consolidada, y el riesgo que sólo puede asumir una artista con las ideas claras y la capacidad de plasmarlas con excelencia. Es una apuesta que recupera la idea de los espectáculos de los años 20, años en los que los flamencos se mezclaban con Ortega y Gasset o Federico García Lorca, en busca de lo que llamaban el duende con una estética revisitada de los 40, gracias al excelente fotógrafo Facundo y las ideas de puesta en escena del escultor Javier Ayarza, pa- E ra darle un aire de renovada belleza en tiempos difíciles. Es, además, la prueba de maestría de una artista capaz de demostrar tanto sus dotes como intérprete como de compositora. Así, hace nuevas sus exquisitas versiones de clásicos como Tatuaje de Rafael de León, El día que nací yo del maestro Quintero, Cada noche un amor de Agustín Lara, o la manera cristalina de cantar Luna de Abril de su querido Carlos Cano, con quien tantas veces compartió escenario, y que tan seguro estaba de la talla de figura de la canción de Clara Montes. Son canciones que me han emocionado brutalmente, que están algunas vinculadas a mis recuerdos, pero que no había cantado en público Uno de los momentos más emotivos fue cuando cantó, precisamente, su personalísima y hermosa versión de la canción de Carlos Cano, del que se deshizo en halagos, y cree la artista que desde su trabajo La copla es cada vez más abierta, ya ha abandonado los estereotipos y eso se lo debemos a él Entre los entusiastas asistentes, los actores Eusebio Poncela, Rut Gabriel y Alba Flores, los escritores Antonio Hernández o Francisco Quintero, el diseñador Jesús del Pozo- -entusiasmado con el recital y con la manera de lucir sus diseños de la cantante- entre otros. Ejemplo de su capacidad como compositora son canciones de su cosecha como Corazón Cansada la bellísima y poco usual sevillana clásica Vientos de Amor o la que da título al disco, Desgarrada cantada a capela, prueba a la que se someten muy pocos cantantes, en la que dice: me enseñaron a querer, Me enseñaron a sentir, con la mano a acariciar, con la mente a compartir, con el alma a respetar. Pero nunca me enseñaron a sufrir, a ver tanto dolor y no gritar sin duda la médula del disco, el alma misma hecha letra de un canto contra el dolor. Su trabajo y su espectáculo van sangrando lentamente de mostrador en mostrador, como dice la copla, con la herida tatuada del amor al prójimo, del martirio, del sufrimiento del mundo. Desgarrada es el sacrificio más hermoso hecho voz y arte escénico en el que se enfrenta a la muerte la capacidad creativa de sublimarlo para que la vida salga bellamente victoriosa. La verdad hecha seducción cantada. Si las sirenas existen y tienen el poder de convencer y hechizar deberíamos creer que la gaditana de corazón, Clara Montes, pertenece a esa estirpe de mujeres míticas a medio camino entre la tierra y el mar. Su voz es a la vez puñal y bálsamo para el alma, como las verdades más profundas. JESÚS GARCÍA Economía Nadie está a salvo a afición de Emilio Botín por la caza mayor es conocida, pero el banquero cántabro se está reinventando a sí mismo. Reflejo de las prácticas de los conocidos fondos de capital riesgo- -esos nuevos instrumentos cruzados en los que la liquidez y el apalancamiento se confunden indefectiblemente- -tres grandes bancos, Fortis, RBS y Santander, ensayan una nueva fórmula muestra meridiana de que nadie está a salvo: actuar en consorcio. Los gigantes bancarios ya no son intocables. La capitalización mastodóntica ha dejado de ser un obstáculo tras el anuncio de una posible operación por 72.000 millones de euros, la mayor de la historia de la banca internacional, para comprar el ABN holandés, una perla que ha crecido fagocitando bancos y que ahora va camino de ser troceada, desagregada, triturada y repartida entre otros tres grandes animales financieros. Son los nuevos depredadores del sector. Actúan en grupo como las orcas y pretenden alimentarse, engordar el estómago del negocio y el famoso perímetro que permite mostrar crecimientos de más de dos dígitos en las cuentas. Han anunciado su interés por el 100 del banco holandés. No han tardado en dar respuesta a los anuncios de fusión de Barclays y ABN, mediante un canje de títulos que valora en 36,5 euros al holandés, con la pretensión también de vender su filial americana La Salle a Bank of América. El tripartito Santander, Fortis, RBOS, la escuadra España- Bélgica- Escocia, sabe que los muy activistas de The Children Investment, un fondo que levantó ampollas en la fusión LSEDeutsche Bank, y de hecho la complicó hasta imposibilitarla, parece dispuesto con su participación del 3 en ABN a pelear por el con- L tendiente que ofrezca más alta rentabilidad. El tridente paga inicialmente por lo menos a 39 euros la acción, un 13 más, 70 en metálico y 30 en acciones del RBOS, pero tiene en contra a una renuente autoridad monetaria, un Banco de Holanda, gobernado por Nout Wellink, que cambió de opinión quien sabe si a golpe de llamada gubernamental y después de admitir como buena la posibilidad del troceo lanzó granadas anticarro contra la operación considerándola demasiado arriesgada. La financiación es la gran clave, aunque las posibilidades de apalancamiento resultan múltiples. Botín se comprometió a no elevar su capital más de un 5 en su última junta, pero cada día tiene su afán y ante una oportunidad así puede optar por vender su 30 de Cepsa, colocar algo más de Banesto en Bolsa- -sólo un 10 está cotizando- -o ampliar capital para hacerse con el negocio en Brasil y entrar de lleno en Italia, en Antonveneta. Santander puede vender participaciones en Generali, Mediobanca o San Paolo. ABN fue junto con BBVA uno de los bancos que sufrió a Antonio Di Fazzio como gobernador del Banco de Italia, pero pescó la pieza. RBOS se haría con el meollo del banco holandés y su negocio en Estados Unidos y Fortis quiere la parte de banca de inversión. Hay muchos bancos grandes, pero no gigantes, como BBVA que capitaliza 63.000 millones. Santander vale en bolsa 83.000 millones de euros. Frente a ellos HSBC tiene un valor bursátil 157.000 millones de euros. Esta entidad o UBS, que vale 101.000 millones, -los mastodontes bancarios europeos- -son palabras mayores, pero entre los grandes ya nadie puede estar tranquilo. Igual ocurre con empresas como Iberia- -3.400 millones de valor- que está siendo objeto acercamientos por parte de fondos de capital riesgo. Si compran, difícilmente Iberia se parecerá a la actual. También Altadis- -12.300 millones de euros- que tiene un gran atractivo troceada en Logista, cigarrillos y puros. La pregunta es si los sindicatos españoles están preparados para estas aventuras de división empresarial. Los grandes actores del sector financiero han descubierto que en grupo pueden acceder exactamente a la parte de negocio que les gusta para crecer o ganar cuota en distintas regiones del globo terráqueo. Los cobardes nada tienen que hacer en este juego hecho para los más osados. Se acabó la frontera del tamaño como freno a posibles adquisiciones. Ya todos están al alcance de sus competidores. Nadie tiene motivos para estar tranquilo.