Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
29 4 07 CLAVES DE ACTUALIDAD La imagen al poder Candidatos de manual (Pasa a la página siguiente) 10 mandamientos del candidato Este es el decálogo del buen candidato, según Daniel Ureña, director de Mas Consulting Group y del postgrado de Dirección de Campañas Electorales de la Universidad de Comillas: 1. -Basarás tu campaña en una estrategia escrita que sea el pilar de todas las actividades. 2. -Escucharás a la gente conectando con sus preocupaciones. 3. -Definirás tus tres temas principales para que calen en la gente. 4. -Repetirás tu mensaje una y otra vez con el objeto de llegar al mayor número de electores. 5. -Utilizarás un lenguaje sencillo y fácil de entender huyendo de tecnicismos y con ejemplos. 6. -Llegarás a tus públicos a través de prensa, radio y TV. 7. -Usarás internet por encima de todas las cosas. La Red es un canal básico y YouTube, un gran aliado. 8. -No sobrevalorarás eslóganes y logotipos. Nunca serán la clave de una campaña. 9. -Divertirás a la gente. Debes sorprender y entretener. 10. -Recordarás que percepción es igual a realidad. Se busca que Kennedy se perciba como carismático; Clinton, cercano, o Barak Obama, el cambio que América necesita. bajaría para el PP? quiero saber. Y se ríe. Trabajo muy a gusto con el equipo que maneja las campañas electorales en el PSOE, llevo con ellos desde 2001, nos entendemos muy bien y nos reímos mucho. De todas formas, no acepto encargos por su volumen sino por la afinidad con la persona: si no hay piel no hay trato Porque para este consultor su labor de asesoría, de la que habla con franco pudor, es algo muy íntimo a nivel intelectual Y, por añadidura, de una efectividad irrefutable: De ocho elecciones a que ha concurrido como consejero del líder, nunca ha perdido. Aviso a navegantes. De entre estos tripulantes de la guerra electoral- -lenguaje bélico que propugna el manual socialista- el propio Jorge Rábago ha querido dejar bien sentado que en el PP no creemos en consignas de vestuario que van en contra del sentido común, ya que cada candidato tiene su propia personalidad. Aquí no pretendemos uniformar a nadie como en el PSOE, frente a lo cual, y como era de imaginar, ya se han alzado las primeras voces: Sebastián (candidato a la alcaldía de Madrid) ha dicho que tiene muchos trajes azules que le encantan y que los seguirá usando. No se me ocurre otra cosa, después de ver en su manual la indicación sobre el marrón, el gris y el negro (asociados, además de a la elegancia, al luto y a la tristeza) que quieran adelantarse a la moda que viene, estilo Chanel, porque de no ser esta la razón sería una barbaridad Los americanos son partidarios de la teoría del color y según sus manuales el azul tiene un componente de pureza y limpieza. Ellos han recuperado el blanco para las camisas, porque las cámaras de chips actuales aguantan muy bien el reflejo de la luz, al contrario de lo que sucedía con las catódicas. De cualquier forma, para el PP la lógi, ca de la vestimenta- -insiste Rábago- -funciona sobre los tres ejes de los que habla el profesor Daniel Ureña: mantén tu personalidad, sigue el protocolo del sentido común (ir adecuado) y muestra sencillez. Si acaso peca de algo en el vestir el Partido Popular es de cierta formalidad y similitud, que no es producto de ninguna consigna, sino del contagio natural que se produce en todo ambiente de trabajo Pero no nos engañemos. Bien sabe Agneta Forsberg, técnico superior en Asesoría de Imagen, que ha trabajado para Lacroix y Chloé, que tanta naturalidad en el político suele llevar un marchamo de fábrica, porque las reglas de la indumentaria existen, y es preciso conocerlas para poder romperlas, y no vernos nunca en una situación J. F. K. el modelo. El único que pudo y podrá llevar calcetines blancos EPA Simancas y Guerra, cruz y cara de la chispa D. G. LÓPEZ Fdz. de la Vega peca de adusta F. SECO Vuelve la camisa blanca de tierra trágame. Un traje azul marino, camisa blanca de puño doble, corbata discreta y zapato tipo oxford (en los señores) y (en las señoras) traje de chaqueta oscuro con falda (más autoridad que con pantalón) zapato de salón con tacón de 3 a 6 centímetros y blusa blanca o pastel, con pendientes que no deben bajar más de un par de centímetros si son de colgar, es la vestimenta para transmitir máxima autoridad y crear una percepción de personalidad poco asequible, que se puede rebajar en los caballeros con una camisa de color pastel que nos dice sí, aquí mando yo, pero, venga, cuéntame y en las mujeres con un top o camiseta en vez de blusa. Los estampados, como el príncipe de Gales, tienen menos autoridad que el color liso, y si eres mujer y es el día de pedir aumento de sueldo no te pongas unas florecitas tipo Cacharel porque te van a mandar a la cocina con un y ya que vas, tráeme un café Del marrón, que no es un color profesional, los ingleses dicen, como del verde, que no se debe usar en la ciudad, salvo que sea viernes y tras el trabajo vayas a disfrutar del campo a tu finca. El PSOE- -añade- -no ha caído en la cuenta de que a la gente sí le gustan los candidatos cercanos, pero que a la vez den imagen de profesionalidad y confianza. Porque ahora, en elecciones, no se trata de convencer a los tuyos sino a los indecisos Para Forsberg, gurú del bien estar que hizo la luz en el túnel de los complejos con su libro Todas somos mujeres 10 (Espasa Calpe) hay cinco aspectos que deben tenerse en cuenta para no equivocarse nunca: qué voy a hacer, dónde voy, con quién voy a estar, a qué hora es la cita y qué tiempo hace. Sin duda, J. F Kennedy es el paradig. ma a seguir porque logró transmitir, amén de su juventud, esa imagen fresca, segura y profesional Pero JFK sólo hubo uno. Ya lo dice Roberto Torretta, el diseñador que ocupa la vicepresidencia de la Asociación de Creadores JFK, el paradigma Traje azul oscuro con camisa blanca de doble puño y zapato oxford es imagen de máxima autoridad. En la mujer, la falda impone más que el pantalón. El marrón, para el campo