Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
29 4 07 PRÓXIMA PARADA NUESTROS CORRESPONSALES Roma Buenos Aires Grecia TEXTO: BEGOÑA CASTIELLA Bruselas Locos por los olivos Está de moda en Grecia una bebida- -muy amarga- -de hojas de olivo. Se le atribuyen virtudes que los médicos niegan, pero no deja de ser otra forma de reverenciar al árbol sagrado, símbolo de Atenea París Rabat Nueva York Jerusalén Lisboa México Washington Berlín ATENAS BEGOÑA CASTIELLA Londres Oslo Pekín Viena Estocolmo tra cosa no habrá en Grecia, pero olivos, aceitunas y aceite... por todos lados. Los olivos invaden cualquier zona, desde campos pequeños con cipreses creciendo entre ellos, como espontáneos en un coso, hasta en las aceras de las ciudades, Atenas incluida. Los productos del olivo son bien conocidos- -aceitunas, aceite, madera- pero ahora ha cundido una nueva moda, la de beber frapeliá Este nombre es una derivación de frapediá denominación de una bebida con Nescafé frío batido, favorita en las cafeterías griegas. Ahora, en la isla de Creta y en otros sitios se puede pedir un batido... con hojas de olivo. De color verde y bien amargo. Se ha corrido la voz de que esta bebida tiene propiedades curativas, especialmente relacionadas con enfermedades graves. Y por más que los médicos y especialistas en asuntos de salud adviertan de la acidez de dichas hojas y de los peligros que puede causar el consumo en exceso de esta bebida (desde diarrea y dolores de cabeza hasta síntomas peores) ha sido inútil. Visto el éxito, el propio ministro de Sanidad, Dimitris Avramopulos, ha tenido que declarar públicamente que se está estudiando la promoción de algunos productos de herbolario con propiedades curativas. Es más, desde el Ministerio se pidió a todos los canales televisivos que se dejara de hablar del tema en los programas de la mañana, que han aventado una especie de histeria informativa con presuntas curaciones y muchos especialistas sobre las propiedades antioxidantes de las hojas del olivo. Nadie lo pone en duda, como tampoco se duda de productos derivados del ginseng, del té oolong etc. Pero de ahí a curar a personas con graves enfermedades... La verdad es que los olivos no sólo aparecen por doquier en el campo y la ciudad. También son omnipresentes en los museos. O Proliferan en esculturas y pinturas, reproducidas incluso en oro. Las hojas de olivo aparecen representadas frecuentemente en el arte griego desde los tiempos mas antiguos porque, al fin y al cabo, hay que recordar que el olivo era un árbol sagrado, símbolo de la diosa Atenea, y que era una corona de hojas de olivo lo que llevaban los vencedores de competiciones de la época clásica en Olímpia y otros míticos lugares. Y hablando de museos y de la diosa Atenea y sus olivos, a quién estaba dedicado el Partenón, poco falta ya para que se inaugure, en principio el año próximo, el Nuevo Museo de la Acrópolis. Situado al pie de la colina de dicho monumento, al lado del edificio Makriyani (que alberga actualmente el Centro de Estudios de la Acrópolis) es una construcción rectangular y compacta con paredes de vidrio. Expondrá en sus bajos el fruto de la excavación arqueológica realizada en el terreno sobre el que está situado (los alrededores de la Acrópolis fueron habitados desde la fundación de la ciudad y se han descubierto vestigios de epoca cristiana) En otros pisos, muchos de los valiosos objetos encontrados en la Acrópolis. Desde hace años la mayoría no han sido expuestos, al no caber en el pequeño museo que se encuentra en lo alto de la colina, dentro del propio recinto arqueológico. El museo ha sido diseñado por el arquitecto Bernard Tschumi en colaboración con el griego Mihail Fotiadis. Cuenta con varias galerías de cristal con vistas a la Acrópolis y luz natural. Se guardará una sala especial para los frisos del Partenón, parte del botín que se llevó Lord Elgin, que se encuentran en el Museo Británico y que los griegos esperan poder contemplar de nuevo en la capital en una sala acristalada frente a la Acrópolis. Los olivares confunden sus raíces con las de la intrahistoria del Mediterráneo ABC