Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
29 4 07 EN PORTADA (Viene de la página anterior) bronce natural y patinado... Y hasta se ha dado un capricho: estuco rojo pompeyano planchado en caliente en la sala basilical y en el exterior del auditorio. Lo de gastar 1,9 millones de euros para mantener un viejo cedro no ha sido capricho suyo, sino más bien una obligación impuesta. Hay muchos momentos emocionantes en el recorrido por este Prado del siglo XXI, que cuenta con tres plantas de acceso público, unidas por una doble escalera mecánica, y otras cinco entreplantas para servicios internos del museo. El tan traído y llevado Claustro de los Jerónimos, centro de una agria polémica, ha salido ganando. Hoy se alza majestuoso, remozado por completo tras ser desmontado pieza a pieza. Acogerá a unos ilustres huéspedes, las esculturas de los Leoni. La recuperación de la puerta de Velázquez y del ábside de Villanueva, así como el jardín de boj enanos, son otros aciertos. El viejo Prado adolecía de falta de servicios. Un impresionante vestíbulo en la conexión entre los dos edificios, con dos nuevas puertas de entrada, acogerá taquillas, puntos de información, guardarropa, tienda y cafetería. En cuanto a las salas de exposiciones temporales, aunque resultan algo pequeñas permitirán que en el futuro no se descuelgue tanto la colección permanente, que a fin de cuentas es el gran tesoro del museo. Moneo ha diseñado cuatro: tres para gran formato. El color dorado y la luz natural que entra por la linterna del Claustro dan a estas elegantes salen un ambiente muy especial. Es la última gran reforma del Prado, tras las que acometió entre 1847 y 1983. Y es tan sólo la primera piedra que se coloca en el Campus del Prado. Le seguirán el Casón del Buen Retiro- -descartado para exponer el XIX, se convertirá en Centro de Estudios- -y, más adelante, se recuperará el Salón de Reinos en el antiguo Museo del Ejército. Miguel Zugaza y su equipo han sabido dinamizar este museo, que se había quedado obsoleto, anclado en su glorioso pasado. Hoy mira al futuro con renovada ilusión. Moneo ha diseñado el Prado del siglo XXI. Después de cinco años y 152 millones de euros aumenta un 50 %l a superficie del museo Las cifras Sup. total construida: 22.040 m Presupuesto total: 152.356.775 euros 2 Principale (Datos en m 2 útiles) Salas de exposiciones temporales 1.389,92 m 2 Claustro (espacio expositivo esculturas) 524,57 m 2 Talleres de restauración 831,98 m 2 Gabinete de Dibujo y Grabado 230,58 m 2 Depósitos de obras de arte 1.111,51 m 2 Auditorio y sala de conferencias 457,74 m 2 Tienda y cafetería 782,75 m 2 Zonas de atención al visitante 1.609,17 m 2 (vestíbulo y distribuidor) Proyecto de ampliación Lu Un cubo de a desciende desd hasta las salas de e irradiando luz na l Auditorio Con capacidad para 438 personas y dotado de los últimos avances técnicos para su uso como sala de conferencias Planta actual del edificio de Villanueva Museo del Prado Iglesia de los Jerónimos Cubierta de zinc con lucernario Fachada de ladrillo Sala de las Musas Puerta de Veláz 1 Alzado principal C Ruiz de Alarcón El nuevo edificio proyectado por Rafael Moneo consta de tres plantas de acceso público unidas por una doble escalera mecánica y otras cinco entreplantas para servicios internos del museo. Se conecta con el edificio de Villanueva a través de un pabellón semiexento cubierto por una plataforma ajardinada, que actúa como vestíbulo 2 5 4 7 6 3 1. Sala de proyec 2. Auditorio 3. Sala de instalac 4. Escenario 5. Vestíbulo de ac 6. Aseos 7. Almacén de pi ABC Infografía: PEDRO SÁNCHEZ Fuente y documentación: Ministerio de Cultura- Museo del Prado