Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 4 07 VIAJES Tintín es un héroe para muchas generaciones, también para los más jóvenes, en el Centro Belga del Cómic. A la derecha, la estación de Metro de Gare du Midi Hergé, cien años Ríos de tinta en Bruselas Hergé hubiera cumplido cien años en mayo. El recuerdo del creador de Tintín alimenta la pasión de su ciudad por el noveno arte. Librerías, murales y estaciones de Metro se apuntan a los bocadillos TEXTO: JUAN FRANCISCO ALONSO FOTOS: GONZALO CRUZ nspachlaan es una calle dibujada a carboncillo, coloreada en los días de sol y en escala de grises las mañanas frías. En cincuenta metros hay tres librerías dedicadas A Frédéric Ronsse, con algunos de los cómics de su librería, Brüsel exclusivamente al cómic. En sus escaparates disparan héroes enmascarados, brujulea un periodista con tupé, se derrama la sangre en un callejón urbano, y huele a comida en la aldea que resiste a los romanos. Frédéric Ronsse es el copropietario de una de esas tiendas, Brüsel quizá la más importante de la ciudad, muestra de la inmensa producción de viñetas de este corazón europeo. Ronsse nos guía entre los veinte mil volúmenes que se ordenan con precisión en sus estanterías, hasta que un punto seguido lo convierte en aparte. El cómic es un lenguaje universal- -afirma- y el nombre de esta librería es una prueba. Bruselas no se escribe Brüsel en ningún idioma, de forma que, cuando cruzamos esa puerta, es como si estuviéramos en un territorio imaginario En Brüsel hay exposiciones temporales (en mayo, Futuropo- lis una amplia oferta de muñecos en los que dejarse el sueldo; litografías de Lucky Luke, el vaquero con las manos más rápidas que su sombra; best sellers del género, como la ley del dólar de Largo Winch y libros procedentes de medio mundo. Da pereza regresar al ruido de la calle. Aunque en seguida Ronsse nos recuerda que Bruselas entera podría considerarse una ciudad de la bande dessinée Para empezar, aquí nació hace exactamente un siglo (Etterbeek, 22 de mayo de 1907) Georges Remi, el creador de Tintín, el personaje más popular de la Europa dibujada. Tanto tiempo después, la herencia de Hergé (el seudónimo procede de la pronunciación en francés de la r de Remi y la g de Georges) se ha multiplicado infinitas veces, con cientos de nuevos creadores, personajes, tiras, ríos de tinta. Dicen que en Bélgica hay setecientos artistas del cómic, que el El siglo de Hergé ha sido también el del desarrollo de las historias dibujadas. Su personaje definitivo, Tintín, es una silueta familiar en la ruta turística por Bruselas