Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 4 07 CLAVES DE ACTUALIDAD Guernica Nunca más POR RICARDO GARCÍA CÁRCEL. HISTORIADOR Aquel bombardeo, del que se cumplen ahora 70 años, fue un terrible antecedente de los ataques masivos sobre la población civil de la Segunda Guerra Mundial a sublevación militar del 18 de julio de 1936 había triunfado con amplio apoyo popular en Álava y Navarra. El 1 de octubre de 1936 las Cortes republicanas aprobaron el Estatuto de Autonomía vasco. José Antonio Aguirre fue elegido presidente del Gobierno Autónomo Vasco. Un gobierno que solo duraría ocho meses y medio, nadando políticamente entre contradicciones. La guerra exigía jacobinismo para ganarla y la formación del gobierno nacionalista ayudaba poco. La presión de los nacionales se acentuó. Los vascos se quejaron amargamente de abandono por parte del Gobierno Central. Desde Madrid se lamentaba la incompetencia del Estado Mayor vasco. Los franquistas, como ha dicho Fusi, introdujeron en Vizcaya un nuevo modo de hacer la guerra: acción artillera muy intensa, combinado con bombardeos persistentes y en masa de la L aviación y posterior penetración de la infantería. La gran baza de los nacionales fue la Legión Cóndor que les permitió hacer ataques aéreos en zonas de terreno abrupto. Las primeras ciudades bombardeadas fueron Elorrio y Durango con 258 civiles muertos no combatientes en este pueblo y 60 toneladas de bombas en 2 minutos. El lunes 26 de abril a las cuatro y media de la tarde la campana mayor de Guernica repicó avisando de un ataque aéreo. Era día de mercado. Los testigos directos han coincidido en la descripción de los hechos. Un bombardero Heinkel 111, con capacidad para 1.400 kilos de bombas apareció en el horizonte y lanzó su carga. La gente salió de sus refugios y un cuarto de hora después sobrevoló la ciudad la escuadrilla al completo. Los cazas Heinkel 51 ametrallaron a la gente cuando buscaba los refugios. A las cinco y cuarto entraron en liza los viejos bombarderos Hunker 52 arrasando la LA CAMPAÑA DE VIZCAYA (MARZO- JUNIO DE 1937) N Elexalde Auzoa Bermeo Algorta M A R C A N T Á B R I C O 30 de marzo 30 de abril 6 de junio Santurce Mungía Las Arenas Arteaga Portugalete Baracaldo Golfo de Vizcaya Guernica Ondarroa Deva Elgoibar Ermua Eibar Elgeta Vergara ISLAS BALEARES Bilbao Marquina Galdácano Amorebieta Zarauz San Sebastián Andoain Miravalles Laudio V I Z C A Y A Durango Cinturón de hierro (República) Amurrio Orduña Murgia BURGOS 0 5 Km 10 15 Emb. de Urrunaga Ochandiano Mondragón Oñati Leguatiano GUIPÚZCOA ÁLAVA Nacionales Republicanos Mar Mediterráneo ISLAS CANARIAS Emb. de Uribarri- Ganboa ciudad en pasadas de 20 minutos durante dos horas y media. Con excepción de la casa de Juntas y el Roble (que por otra parte estaba totalmente desmochado desde la guerra de la Independencia) Guernica fue desecha. Fue el célebre bombardeo que poetizaron entre otros Rafael Alberti o Miguel Hernández (Que vienen, vienen, vienen los lentos, lentos, lentos los ávidos, los fúnebres los aéreos carniceros) Guernica se convirtió en paradigma del horror perpetrado en el marco de una guerra civil, el símbolo de la brutalidad y el espanto, antecedente de los bombardeos aéreos masivos sobre población civil que se harían en la Segunda Guerra Mundial o en Vietnam. El dramatismo de la tragedia no admite matices ni justificación. Los hechos fueron narrados por los corresponsales de The Times, Daily Telegraph, Reuter, Star, Le Soir y Daily Express. Veinte sacerdotes vascos, de los que 9 eran testigos presenciales, escribieron al Papa contando lo que había ocurrido. Los franquistas ya desde el día 27 darán otra versión. El 28, el Boletín de Información del Cuartel General del Generalísimo en Salamanca decía Guernica había sido quemada y destruida por el juicio intencionado de los rojos en casi su totalidad, cuando nuestras tropas se encontraban todavía a más de 15 kilómetros de dis- ABC