Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
15 4 07 VIAJES Aniversario Botero Fernando Botero, el artista de los cuerpos sin complejos, cumple 75 años el próximo jueves. Media docena de galerías de todo el mundo le rinden homenaje. Y también el museo de Bogotá al que cedió una parte de su colección, instalado en el barrio colonial de La Candelaria, uno de los mejor conservados de Iberoamérica TEXTO Y FOTOS: JUAN FRANCISCO ALONSO Don carnal y La Candelaria tá para descubrir el museo Botero y su entorno, la Casa de la Moneda, la biblioteca Luis Ángel Arango, el museo del Oro y el casco histórico de la época colonial, La Candelaria, uno de los mejor conservados de Iberoamérica. Por estas calles empedradas, aroma de otros tiempos, nos acercamos al centro cultural de la capital colombiana, a los patios que envuelven una casa muchas veces hecha y rehecha, sede definitiva de la excelente colección de este pintor y escultor convertido en santo y seña de Colombia. El camino hacia Botero puede comenzar en la plaza de la catedral, entre el aleteo de las palomas, el clic de las cámaras de fotos y una mirada curiosa a los cercanos edificios oficiales, el Palacio de Justicia, el Congreso Nacional o la sede de la Presidencia (Casa de Nariño) todos rodeados de fuerzas de seguridad. El barrio de la Candelaria siempre ha sido un refugio de artistas y bohemios, intelectuales y algunos próceres de la ciudad. Entre todos han logrado prolongar el rastro de la arquitectura colonial, la belleza de las balconadas de madera colgadas sobre paredes azules, ocres o amarillas, un prólogo perfecto para apreciar otra explosión de color, la de los pinceles de Fernando Botero (Medellín, 19 de abril de 1932) Los patios y balcones de la vieja casona de los arzobispos sirven de canales de distribución hacia las diferentes salas del museo, en busca de la carne y los días radiografiados por los ojos del pintor, la Pareja bailando (1987) o El estudio (1990) ese derroche de curvas visto por la espalda marca de la casa. Un grupo de niños vestidos de uniforme echa unas risas. Un voluntarioso aprendiz imita el trazo del maestro, que reside en Europa desde hace años. Y, alrededor, las paredes blancas, la arquitectura de la memoria española, las esculturas en las salas cercanas, incluida su clásica mano abierta, una invitación a entrar. Botero, uno de los iconos en los anuncios que promocionan la nueva imagen de Colombia, junto a Shakira o García Márquez, ha realizado dos grandes donaciones de sus obras. La primera, en a casa de los arzobispos tenía chimenea, circunstancia sorprendente en una ciudad donde, durante una época, el hogar parecía asociado a alguna suerte de maleficio. Aquellos muros comprados y reconstruidos por el arzobispo Antonio Claudio Álvarez de Quiñónez en 1724 albergaron también una amplia colección de arte, reunida por Antonio Caballero y Góngora, obispo entre 1788 y 1790. Allí colgaban lienzos de Tiziano, Miguel Ángel, Murillo o Velázquez. Probablemente, Fernando Botero supiera la historia de estas cuatro paredes cuando decidió donar ciento veintitrés de sus obras y otras ochenta y cinco de su colección privada: Bacon, Renoir, Picasso, Dalí, Chagall... Se dice en Bogotá que Fernando Botero ha tenido diferentes relaciones con su país. Por resumir, una época de ausencia y otra L de reencuentro. La donación en el año 2000 de más de doscientas obras para su exhibición en este museo, una de las principales atracciones turísticas de Bogotá, fue quizá el puente de su regreso sentimental a Colombia. ...Quisiera que esta donación se interpretara como una demostración personal de mi fe en nuestro país, en su futuro y en un mañana en que todos los colombianos podamos transitar sin temor, gozando de la convivencia que nos ha resultado tan difícil y costosa proclamó en el acto de inauguración. Botero cumplirá 75 años el próximo jueves 19, excusa que han aprovechado una serie de galerías de todo el mundo para rendir homenaje al artista con diferentes exposiciones. En Madrid, la cita es en la galería Fernando Pradilla. Puede ser una buena forma de acercarse a su estilo. Otra, aprovechar una escapada a Bogo- La casona de los arzobispos La ruta del artista Museo Botero en Bogotá: El museo contiene 123 obras del artista, pinturas, dibujos y esculturas; y otras 85 de su colección firmadas por Corot, Renoir, Bonnard, Dalí, Chagall, Beckmann, Delvaux, Giacometti, Picasso, Miró, Bacon o Moore (lablaa. org blaavirtual museobotero listado. htm) En Medellín: www. museodeantioquia. org. Galerías que participan en el homenaje: Italia: Contini Galleria d Arte, Venecia. España: Fernando Pradilla, Claudio Coello, 20, Madrid. Hasta el día 21. Alemania: Galerie Thomas, Múnich. Venezuela: Galerie Freites. Caracas. Colombia: Galería El Museo. Bogotá. EE. UU. Gary Nader Fine Art, Miami, y Gallery Tasende, en Los Ángeles. Para saber más: www. global- botero. com. Viaje a Bogotá: Avianca, Iberia y Air Comet vuelan sin escalas desde Madrid. Domir en La Candelaria. Hotel Abadía Colonial (abadiacolonial. com) y Hotel Ópera (www. hotelopera. com. co) Turismo de Colombia: www. colombiaespasion. com www. proexport. com. co (91 577 67 08) Una agencia local, Genius Tours (llamada desde España: 911 21 98 48, www. geniustours. com) puede ayudarle a organizar su viaje. El rastro colonial del barrio de La Candelaria llega hasta el museo Botero