Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
15 4 07 CLAVES DE ACTUALIDAD En septiembre Malik acudió a un brujo que le ordenó sacrificar un gallo para que su cuarto intento de llegar en cayuco a España tuviera éxito Malik TEXTO Y FOTOS: LUIS DE VEGA En tierra prometida Sufrió naufragios, detenciones, engaños y deportaciones. Pero el senegalés Malik Gueye no cejó hasta llegar a España con un trabajo legal en Reus spaña o la muerte Malik Gueye, senegalés nacido en 1985, aseguraba en marzo del año pasado en una costrosa comisaría de E Nuadibú (Mauritania) que nada iba a pararle en su intento por llegar a nuestro país. Desde entonces este periodista no ha perdido el contacto con él y con sus intenciones. Thiaroye Sur Mer, el suburbio de pescadores de Dakar donde malvive Malik, es un buen motivo para planear un futuro lejos de casa. Nada iba a poder con su espíritu de africano ilegal decidido a hacerse un sitio en la Europa del progreso, de tan engañosas apariencias. Había intentado dos asaltos a Canarias en cayuco y aún iba a llevar a cabo un tercero, a pesar de todos los vecinos que también habían intentado la aventura y que quedaron ahogados en el camino. No escarmentó. España o la muerte seguía insistiendo Malik en su español aprendido a bordo de un atunero vasco con el que faenó en aguas de Senegal y Cabo Verde. Los naufragios, los engaños, las averías, las detenciones y las deportaciones no hicieron mella en su mente de granito. Impasible ante las bofetadas del destino, puso la otra mejilla y volvió a intentarlo de nuevo. En agosto de 2006 la patera en la que se embarcó desde el Sahara Occidental le dejó ti-