Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18- 19 D 7 LOS DOMINGOS DE M. FRANCISCO REINA Cultura Un Siglo de Soledad espués de una procelosa travesía, desde las tragedias históricas que marcarían a la Generación del 98 con las pérdidas de las últimas colonias españolas- -aunque otorgasen esplendor a las letras hispanas con figuras como Azorín, Unamuno o Antonio Machado- amén de un siglo XX cargado de tensiones y conflictos bélicos, el castellano o, más bien, el español, reafirma su buena salud y expansión en ámbitos de influencias vedados hasta el momento, como en EEUU, donde campaba a sus anchas la lengua inglesa. Todo apunta a que el siglo XXI será el siglo del español. Por esta razón, se ha celebrado la semana pasada el IV Congreso Internacional de la Lengua Española en Cartagena de Indias, con la participación de los Reyes de España, Don Juan Carlos y Doña Sofía, el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, Martín Torrijos, presidente de Panamá, el ex mandatario estadounidense Bill Clinton, el Premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez como figura central del encuentro, y una larga lista de académicos y escritores. En este mismo sentido se pronunció César Antonio Molina, director del Instituto Cervantes, en el Centro de Convenciones Getsemaní de Cartagena de Indias, encargado de romper la cinta de este foro, asegurando que ésta era una cita asentada e ineludible o el escritor argentino Tomás Eloy Martínez, que declaró: Somos hijos y nietos de la lengua que venimos a celebrar, pero somos padres y abuelos de la misma, que estamos construyendo, permanentemente Señaló que la prueba de la viveza del español provenía de las impurezas del mismo, para reivindicar el castellano de cada rincón de América, de Galicia y de Andalucía, de los viñedos de D California y de las calles de Nueva York. La lengua siempre será más rápida que nuestros pasos y siempre nos reflejará en el espejo en el que aún no estamos Convicción luminosa de los que pensamos que, en gran medida, el español y su patrimonio cultural ha pervivido, afortunadamente, gracias a los hispanohablantes del otro lado del Atlántico. Las Academias de la Lengua de los países de habla hispana han preparado una nueva edición, dicen que más popular por asequible, de Cien años de soledad de Gabriel García Márquez, revisada por el autor, según aseguró la Real Academia Española, y fue presentada en el marco de este Congreso. En el acto inaugural, el Rey, en su discurso, reconoció que en la lengua está el último reducto de nuestra libertad, pues construimos el futuro y los sueños con palabras Sin dejar de hacer alusión a figuras fundamentales de las letras españolas en Hispanoamérica, como el Inca Garcilaso y Sor Juana Inés de la Cruz, el Rey destacó que el español encontró en América su excelencia Recordó a Octavio Paz, quien relataba que en los primeros libros que leí fueron escritos en español, sin pensar jamás en la nacionalidad del autor. Nunca he puesto en duda la unidad de nuestras letras Sobre García Márquez aseguró que Macondo es un lugar de la lengua española quizá como guiño a la negativa en referendum de los ciudadanos de Aracataca a cambiarle el nombre a la localidad por la literaria Macondo. La edición especial de la que ha sido considerada la obra cumbre de García Márquez, es también el homenaje de las Academias al que el escritor colombiano recibió en ese congreso con motivo de tres aniversarios este año. El 6 de marzo cumplió 80 años, motivo por el cual y como iniciativa de la escritora Inma Turbau, directora del Ateneo hispanoamericano, y la Casa de América, se leyó, ininterrumpidamente la novela, con personalidades de la política y la cultura como la vicepresidenta de Gobierno, M Teresa Fernández de la Vega, la vicepresidenta del Congreso de los Diputados, Carme Chacón, la secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, JESÚS GARCÍA Economía La turmix vencionista de la opa y el pacto de Enel- Acciona. Su interés por sancionarlos topó con un consejo ni más ni menos politizado que siempre. Un acuerdo ilegal según Bernotat, que sin embargo calla como los monos de Gibraltar. Los que le vendieron endesas a 32 euros a Acciona puede que ahora quieran más. La norma de opas se supone que nos trata a todos por igual, aunque soñar sea gratis. Es meridiano: en España se puede lanzar una opa hostil, pero con el beneplácito y la connivencia del Gobierno dispuesto a todo para evitar que en Endesa se hable alemán. Endesa sometida a una lavativa en plena operación bikini. Troceadita y aseadita la veremos tras media docena de inefables episodios que muestran una normativa y un país de trapisonda. La obra de Feliciano Fuster y los socialistas- -la Endesa multinacional- completada por Manuel Pizarro, va a ser desgajada como una mandarina para dar gusto a casi todos. Debe ser el final feliz que vaticinaba Rodríguez Zapatero. Un final de sonrisa quebrada en el que Endesa se olvida de Europa y pasa a consolidar en los presupuestos generales del Estado italiano. De la privatización a la seminacionalización- -de otro Estado- -sin solución de continuidad. Una carambola a la española convertida en embrollo italiano. Bernotat ha salido corriendo del laberinto español mientras que Manuel Conthe ha saltado el espejo y se ha metido de hoz y coz en los mundos de Humpty Dumpty, donde nada es lo que parece y la realidad se torna más pseudo que la pseudo opa que iban a lanzar Enel y Acciona y ahora harán realidad a 41 euros. En el colmo de los despropósitos, el acuerdo se anunció antes de que hubiera terminado la opa de E. On sobre Endesa y la eléctrica salió del Ibex. Pero cuando pasó al continuo, ya no tenía sentido. Vaya semana de pasión. Hasta en Caja Madrid tienen que repensárselo todo. Mientras, Manuel Conthe sigue trabajando en su despacho de la CNMV y el hasta ahora amigo Pedro Solbes- -que nada en la estupefacción tras los últimos derroteros de Don Manuel- -le busca sustituto entre abogados del Estado para evitar males mayores. Se espera una salida explosiva de Conthe. Puede cantar las verdades del barquero, aunque ese gesto valiente no vaya a garantizar la independencia del regulador. La Opa de Endesa es una turmix que todo lo mancha. Huele a podrido, pero como dice Miguel Sebastián, el que opa último opa mejor. Chúpate esa. Será el final feliz blicó Cien años de soledad y 25 que recibió el Nobel de Literatura. Sin duda, razones para celebrar no nos faltan. Sobre todo la de recoger el testigo de una lengua que es tan nosotros como nuestra carne y nuestra sangre, y que Gabo ha sabido devolvernos en un siglo de soledad acompañada en nuestro idioma. Marisa Paredes, Emma Suárez, Mercedes Sampietro o Montxo Armendáriz, entre otros. Hace 40 que pu- quilo tras haber arropado a un Wulf Bernotat que le acabó traicionado por un plato de lentejas. Pizarro no es rencoroso, con algunos, y Bernotat le pidió perdón antes de hacer un pacto con Acciona y Enel digno de estudio. Dos empresas, una con un 21 por ciento de Endesa, la otra con un 24,9 por ciento, pero sólo con un 3 por ciento de derechos de voto, pactan con otra- -E. On- -la venta de activos de una compañía en la que no tienen la gestión. Horas antes dimite el regulador, que había sido incapaz de paralizar la entrada de una semipública y una constructora en Endesa en plena opa de unos alemanes. La seguridad jurídica, los riesgos regulatorios, el sistema, en solfa por enésima vez. Las irregularidades se acumulan y cuelan en la CNMV, convertida en una especie de camarote de los Hermanos Marx. Bernotat ha tratado de salvar los muebles a la vista de que le han mentido, le han engañado y no le dejaban hacer nada dice un alto ejecutivo de una empresa eléctrica española que prefiere permanecer en el anonimato. Al alemán le ha dado varias vueltas un taxista español por la M- 30, mondadientes en la comisura de los labios, como si fuera el turista un millón. Venía a gastarse 42.000 millones y le han hecho tal lío que se va con la faltriquera del crédito sindicato llena y con 10.000 millones de inversión tras ese pacto a la luz de la luna plena. Bernotat, Conti y Entrecanales, dándose la mano sonrientes. Bernotat era Boabdil el Chico. Noche de lobos que amaneció con la dimisión anunciada de Manuel Conthe, quemado como una habichuela por el fogonazo inter- M anuel Pizarro está tran-