Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 4 07 OPINIÓN TIRA Y AFLOJA Por César Oroz PILAR CERNUDA Política Semana de Pasión ué pena en esta semana de Pasión, qué pena. Costó mucho conseguir que España tuviera un papel en el mundo, que se cerraran las heridas de una cruenta guerra civil, que pudiéramos andar por ahí con la cabeza alta, orgullosos de haber sido ejemplo de tránsito de una dictadura a una democracia. Costó mucho conseguir formar parte de los grandes tratarnos de tú con los dirigentes más importantes del escenario internacional; hicieron falta muchos años de esfuerzo para lograr que la voz española se escuchara con atención en los organismos de más poder, que formáramos parte del club que toma decisiones que cambian las sociedades. Todo eso se ha venido abajo. O casi todo. Hace varios meses un alto funcionario de la Comisión Europea me soltó una frase demoledora: España ya no es un país serio. Era francés y le expresé mi indignación de forma ostentórea, que diría Jesús Gil. Me llamó semanas más tarde cuando Merkel se molestó porque entendía que el gobierno español había irrumpido en la opa de E. ON apoyando la que presentaban Acciona y Enel. Volvió a decirme que España no era un país serio- -por ahí fuera identifican a los países con los gobiernos, y ese es mal asunto- -y que en Bruselas se sabía que a Zapatero le importaban un bledo las normas de la Comunidad, lo que era muy perjudicial para los españoles, porque no hay nada peor que alguien no respetado negocie en nuestro nombre. Me ha vuelto a llamar a las ocho de la mañana del miércoles: En Bruselas seguimos pensando que España ya no es un país serio. Esta vez no me negarás que tenemos razón A los que vivimos la Transi- Q ción, los que sabemos del esfuerzo por tener relevancia fuera de nuestras fronteras, hace tiempo que nos preocupa la deriva de Zapatero, su superficialidad política, la falta de sensatez con que aborda las cuestiones más delicadas, su escasa visión para elegir los socios más convenientes, su incapacidad para darse cuenta de que es muy importante mantener lazos sólidos con las potencias internacionales. Pero no se inmuta La actuación de Zapatero con la opa de E. ON da ANA M. DÍEZ la razón a quienes creen que España no es un país serio cuando vienen mal dadas, siempre se cree cargado de razón. Otro amigo francés me cuenta que empresas energéticas galas están esperando que se celebren las elecciones para poner sus ojos en España, porque esto es Jauja. A este paso los recibos de la luz nos van a venir en francés, italiano o alemán, según se tercie. Y las decisiones sobre nuestra energía se tomarán en Berlín, Roma, París, Bruselas o también donde se tercie. Qué pena en esta semana de Pasión. Moratinos ha viajado a La Habana donde ha recibido toda clase de agasajos. Está bien, los gobiernos deben basar su política exterior pensando en los pueblos, aunque sus regímenes sean dictaduras de la peor especie. Pero hay que pensar en todo el pueblo, y por tanto Moratinos estaba obligado a reunirse con la disidencia. Había fórmulas hay para hacerlo. Hace una veintena de años, cuando los Reyes visitaron la Argentina de Videla, un grupo de madres de desaparecidos, hijos y nietos de españoles, quisieron ver al Rey. Lo hizo. Con subterfugios, pero lo hizo. El entonces ministro Marcelino Oreja citó al grupo de madres en la embajada y cuando estaba con ellas entró el Rey haciendo como que buscaba al ministro. También hizo como que pedía perdón por interrumpir una reunión y Oreja- -estaban evidentemente de acuerdo- -le presentó a las madres. El Rey se quedó con ellas, las escucho y las confortó. Da pena que en esta semana de Pasión los gobernantes pierdan las referencias de cómo se resolvían las situaciones difíciles en la Transición. Con coraje. Y sin componendas que dejan nuestra imagen por los suelos.