Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28- 29 D 7 LOS DOMINGOS DE POR DENTRO Type S: Motores de gasolina 1.8 y diésel 2.2, ambos de 140 CV y caja de cambio manual de 6 velocidades. Precios: 1.8 Type S, desde 21.000 Type S 2.2 diésel, desde 23.000 Type R: Motor de gasolina atmosférico de 2,2 litros y 201 CV y cambio manual de 6 velocidades. Precio: 2.0 Type R, 25.500 El Civic Type R es 15 mm más bajo que el resto especiales en la suspensión, sobre todo en el R, que además baja la carrocería al suelo y tiene una estructura más rígida. El Type R también destaca por su terminación en el más puro estilo racing con la instrumentación en fondo rojo, asientos de tipo baquet y hasta un especial sonido de escape. Yamaha YZF- R 1 2007 La superdotada Como en la máquina del tiempo, la Yamaha R 1 te transporta casi de inmediato, casi antes que el pensamiento. Su poder de aceleración es sorprendente POR J. M. PÉREZ LAGO GUÍAS MICHELIN Diseña tu viaje Michelin acaba de poner a la venta la nueva colección de guías Descubre que han sido elaboradas con datos recogidos sobre el terreno, por lo que sus editores garantizan la mayor fiabilidad. Con estas guías es posible diseñar el viaje a medida, tanto si se hace en grupo o en solitario, con mucho o poco presupuesto. Su carácter práctico las hacen muy útiles. Ya hay diez títulos a 20 euros el ejemplar. o sé cuántos CV tiene tu coche, supongamos que 120, pesa alrededor de mil y pico kilos y estás muy contento de lo bien que va y lo que anda. Pues imagina esto: una moto de 177 kilos en seco y con un motor de 1.000 c. c. que pone en tu puño derecho 180 CV Sí, es lo que te imaginas, es como la máquina del tiempo y el interruptor es el acelerador; tú miras a un punto, aceleras y ya estás allí. Que tienes que adelantar, no hay problema, no importa la marcha, sólo gira el puño y parece como si algo te empujara, la sensación de aceleración es tremenda. Con todo este potencial, hay que tener la cabeza muy fría y, desde luego, experiencia como piloto, porque sólo en primera ya es capaz de superar el límite de velocidad; no hay carreteras donde puedas acabarte esta moto. Donde realmente puedes sacarle partido es en circuito, así que nos la llevamos al de Albacete para poder contaros lo que se siente al pilotarla. Esta moto tiene una cierta fa- N ma de indomable y lo cierto es que esta nueva R 1 2007 es más amable con su piloto. Yamaha ha trabajado mucho en ella para domesticarla La principal novedad es el control electrónico de la admisión, que varía la longitud de las trompetas en función del régimen del motor y la apertura del gas, así se consigue un motor siempre lleno con buen par a pocas revoluciones y con todo su potencial cuando gira alto de vueltas. El acelerador es ahora electrónico, como en la R 6, y se incorpora un Motor: 4 cilindros en línea. Cilindrada: 998 c. c. Potencia: 180 CV a 12.500 rpm. Refrigeración: Líquida. Alimentación: Inyección electrónica. Frenos: Discos delanteros 310 mm trasero 220 mm. Ruedas: 120 70 17- 190 50 17. Altura asiento: 835 mm. Peso en seco: 177 kg. Depósito gasolina: 18 litros. Precio: 14.499 euros. nuevo embrague antirrebote que facilita las reducciones en la entrada de las curvas. En esta quinta generación de R 1 se ha buscado mejorar el comportamiento del chasis, buscando más manejabilidad y que transmita más información al piloto. Para ello se ha retocado la rigidez, buscando una flexibilidad controlada. También son nuevas las suspensiones y los frenos, de menor diámetro y con pinzas de seis pistones. Ya toca salir a pista, primera y gas a fondo. La aceleración es increíble, rueda delantera en el aire, suavemente, aunque parezca mentira, nunca tienes la sensación de que la moto te quiera descabalgar, la entrega de potencia es muy dosificable, sin olvidar que en la zona alta del cuentavueltas hay que abrir con precaución. La moto es amplia y no carga excesivamente las muñecas, aunque no haría a nadie la faena de llevarle de paquete. Llegan las curvas, frenas y para dentro, entra fácilmente y mantiene la trayectoria sin problemas. Para circuito le falta un poco de mordiente inicial al freno delantero, pero en carretera evitará más de un susto. Esta es una moto para disfrutar, de las que te hacen ir con la sonrisa debajo del casco, muy potente pero no brusca, en la que es imprescindible tener en todo momento la cabeza fría, recordando que el acelerador funciona en los dos sentidos. No es para diario, pero cada vez que la cojas te alegrará el día.