Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24- 25 D 7 LOS DOMINGOS DE CHINA RUSIA COREA DEL NORTE COREA DEL SUR Sapporo JAPÓN Kioto o Exp ecte dp ath JAPA N Tokyo Kanazawa Toky Kyushu OsakaPacific Ocean 500 km N Cuaderno de viaje Cómo llegar. Japan Airlines (www. jal- europe. com 901 174 777) vuela diariamente a Tokio, Osaka o Nagoya, vía Londres, París, Fráncfort... desde 699 euros. El billete en su reputada clase Seasons asciende a 2.990 euros ida y vuelta, permitiendo volar a una ciudad nipona y regresar desde otra. Para moverse por Japón lo mejor es adquirir antes de partir un Japan Rail Pass que permite viajar con algunas limitaciones en casi toda su magnífica red de ferrocarriles. Más información sobre Japón y el Rail Pass en la página web de la JNTO, Oficina de Turismo de Japón (www. jnto. go. jp) Dónde alojarse. Kioto en primavera es un lugar muy frecuentado por lo que conviene reservar hotel con gran antelación. Si desea vivir una experiencia japonesa sin fisuras debe alojarse en un riokan. En el Kioto Watazen Riokan (www. watazen. com) disfrutará, además, de un ubicación excelente al hallarse en el corazón de la ciudad antigua. En cualquier caso, lo más aconsejable es recurrir a una mayorista con experiencia en el país. Catai Tours (www. catai. es) tiene un amplio programa de viajes a Japón, incluyendo Tokio y Kioto, a partir de 2.530 euros (7 días) La primavera ha traído numerosos visitantes al Templo de Kyomizudera madre naturaleza y las exquisitas manos de los maestros jardineros japoneses, una profesión altamente respetada en aquel país. Y ya en Kioto, no queda más remedio que acercarse a Nara, la primera capital de Japón, a apenas una hora de distancia. Como los japoneses son budistas y sintoístas al mismo tiempo- ¿no les había prevenido sobre los contrastes de este pueblo? -no me parecía adecuado despedirme de Nara sin visitar el santuario sintoísta de Kasuda, famoso por sus linternas lámparas que jalonan los caminos y porches y se encienden en las grandes ocasiones. Mucho más modesto que otros templos, desprende, sin embargo, una atmósfera de paz y recogimiento que llega prontamente al ánimo. No es mal lugar para decirle adiós a este país de contrastes y contradicciones, de extrema cortesía e infranqueables barreras, sonriente y hermético, donde lo colectivo está muy por encima de lo individual y los enigmas superan a las certidumbres. Pero donde uno puede hallar también los templos y jardines más refinados y conmovedores del mundo. La moderna estación de Japan Rail contrasta con la esencia milenaria templo budista. Sin embargo, los espectaculares tejados curvos, en forma de pagoda, y las paredes recubiertas de láminas de oro que brillan como soles en el ocaso no hubieran alcanzado la fama que hoy ostentan de no haber sido por el libro homónimo de Mishima, aquel eterno aspirante al premio Nobel de literatura que terminaría haciéndose el haraquiri para mostrar al pueblo japonés que se había apartado de su tradición. Arte en el jardín Una vez más, los cuidadísimos jardines acaparaban la atención del gentío. Es imposible describir tanta belleza, tanta armonía, tanto detalle cautivador, tanta emoción estética como la que se siente al recorrer esas obras de arte, fruto de la complicidad entre la Una geisha del barrio de Gion