Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
25 3 07 CLAVES DE ACTUALIDAD La villa ilustrada 150 vecinos, 11 librerías José Antonio Largo: lo suyo es la literatura infantil y juvenil, el cuento (Viene de la página anterior) A Miguel Ángel Ortega, de 33 años, le apasionan los libros de arte. Los busca como coleccionista y los vende cha la Diputación Provincial de Valladolid y que gestiona Turisvall. Pero, con tres lustros de experiencia, deja un consejo en el aire: Aquí hay que pasar dos inviernos Sabe de lo que habla. Del frío. De la soledad. Del viento que fustiga la colina. De las noches largas. Claro que es una locura admite Miguel Ángel Delgado, de treinta y tres años, propietario de la librería Alejandría uno de los recién llegados. Mire, soy el único librero de antiguo en Valladolid; si no estuviera loco, no tendría ni siquiera ese espacio físico, y tampoco éste. Vendería por internet, como muchos de mis colegas Delgado se ha especializado en libros de arte, dadaísmo, surrealismo, poesía visual, en Gómez de la Serna o Julio Cortázar, en Picabia, y en presentar esos volúmenes con un evidente detenimiento en la estética. La Villa del Libro ha hecho mucho ruido al nacer. 3.600 visitantes el primer fin de semana. Es un híbrido entre turismo y cultura- -opina Pedro Mencía, que se subió al proyecto en marcha, hace unos meses- Y yo creo que el comercio muy especializado de productos culturales en entornos singulares tiene muchas posibilidades de éxito El escenario cumple con la premisa. Urueña, Conjunto Histórico- Artístico, es una fotografía bien conservada del Medievo, de cuando se levantó el castillo (Alfonso I El Grande fue cabeza de merindad del infantazgo de Valladolid (Sancho II El Fuerte se fortificó (Sancho III El Deseado Al caer la tarde, cuando Joaquín Díaz nos acompaña por las calles, el personaje y la villa se confunden en el tiempo. Amancio Prada, que se acaba de comprar y rehabilitar una casa, y Luis Delgado (La Musgaña, Cuar- villoso. El silencio te deja apreciar los sonidos de verdad, el viento, el aleteo de los pájaros al atardecer saborean las palabras. A Urueña le va como anillo al dedo el sonido de un chelo junto a las murallas, la conversación, la puesta de sol sobre la inmensidad de Tierra de Campos, un poema de Antonio Colinas: ¿Conocéis el lugar donde van a morir las arias de Händel? Está aquí, en el centro del centro de Castilla Algo de todo eso, y (siempre) Joaquín, atrajo también a Jesús Martínez, el primer librero de Urueña. Este era el pueblo más pequeño de España con librería, la mía, Alcaraván comenta divertido. A principio de los noventa, Jesús, empleado de la Tienda Verde en Madrid, viajaba de cuando en cuando a Valladolid para comprar la revista Folklore dirigida por Joaquín Díaz. Un día preguntó dónde vivía, y le dijeron que en Urueña. Así descubrió el pueblo, así maquinó el plan de huida de Madrid. Fue en 1993. Al principio había fines de semana en los que no venía nadie Jesús Martínez no sabe cómo le va a afectar la repentina invasión de libreros, diez aventureros instalados a partir de ahora intramuros, dentro del proyecto Villa del Libro que ha puesto en mar- El primer fin de semana como Villa del Libro llegaron 3.600 visitantes. El segundo, éste, se espera un interés parecido. Abren casas rurales. Y restaurantes. Urueña muda la piel Estreno exitoso Jesús Martínez se instaló en este pueblo en 1993 Fernando y Rosa, en pleno trabajo de encuadernación