Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28- 29 D 7 LOS DOMINGOS DE POR DENTRO Motor: De gasolina 1,6 l THP 16 válvulas, con turbocompresor Twin Scroll y 175 CV Transmisión: Tracción delantera y caja de cambios manual de 5 velocidades. Surpensiones: Delantera de falso McPherson y trasera de travesaños deformables y control dinámico de la estabilidad. Dirección: De cremallera y piñón asistida eléctricamente Frenos: Discos, los delanteros ventilados, con sistema antibloqueo y antideslizante. Prestaciones: Velocidad máxima, 220 km h y 7,1 seg. de 0 a 100 km h. Consumo mixto, 7,2l 100 km. GARANTÍA: 2 años, sin límite de km. PRECIO: 20.000 euros respuesta en la conducción deportiva. El resultado es una dinámica que permite rodar más que ligero, con una respuesta del motor muy brillante, siempre que le hagamos girar por encima de 3.500 vueltas. Pero no sólo es la mecánica la que a sido mejorada en esta versión deportiva. Los frenos tienen una respuesta más enérgica y sobre todo se agradece su inmediato efecto, a la más leve solicitud en el pedal. Las suspensiones, con un falso McPherson en el tren delantero, que se ha hecho más rígido, mientras que el travesaño trasero ha ganado hasta un 30 por ciento más de tensión, para sujetar el coche en cualquier circunstancia. También se ha recalibrado la dirección eléctrica, aunque para obtener un carácter más racing podría ofrecer una mayor velocidad de respuesta. Con estas nuevas calibraciones el aplomo del 207 RC es impecable y siempre pide más alegría, pues hace sencilla la conducción más deportiva. Lógicamente la amortiguación es dura y la eficacia cobra su canon de confort en cuanto entramos en firmes ondulados y bacheados, aunque creo que para los clientes de este tipo de coches no sea ese un problema importante, porque las satisfacciones que tendrán serán muchas más. Como además de serlo hay que parecerlo, el 207 RC cuenta con elementos para que su imagen sea deportiva. Neumáticos montados sobre llantas de 17 pulgadas, espejos retrovisores en cromo satinado, doble escape, montantes de puertas en negro brillante y un alerón aerodinámico que ofrece hasta una ganancia de 25 kg. En el interior todo el ambiente es deportivo, pero sobre todo destacan los asientos tipo cubeta para que sus propietarios, cada vez que se sienten, crean que van a una competición. El scooter Kymco Bet Win se mueve como pez en el agua en la ciudad, pero no le hace ascos a los recorridos largos por carretera Kymco Bet Win Deportiva y económica Sencillo en su concepto, práctico para el tráfico urbano y un precio bastante asequible, son las señas de presentación del scooter Kymco Bet Win, con 125 c. c. POR J. M. PÉREZ LAGO l tráfico en las ciudades es cada día más complicado y el tiempo que se pierde en desplazamientos y no hablemos ya de aparcar, es cada vez mayor, lo que hace muy atractivo el moverse en moto por la ciudad. Para este uso ciudadano las 125 son ideales, por tamaño y prestaciones. Son baratas de adquirir y de mantener y se pueden conducir con el carnet de coche. Entre las diferentes opciones destaca por su buena relación calidad- precio el Kymco Bet Win 125, un scooter de carácter deportivo y con gran éxito de ventas. El motor es un monocilíndrico 4 T refrigerado por agua, con una potencia de 11,4 CV a 8.250 rpm, con embrague automático y transmisión por correa. El arranque es eléctrico, aunque también incorpora pedal, un buen detalle por si la batería falla. La carrocería está fabricada en plástico, con buenos ajustes, de formas redondeadas y aspecto actual. Las suspensiones son senci- E llas, con una horquilla delantera de 31 mm y doble amortiguador trasero, el funcionamiento es un poco seco pero suficientes para las prestaciones de la moto. Un buen detalle práctico es el aprovechar que el radiador está situado delante del escudo frontal para, mediante unas pequeñas rejillas ofrecer calefacción para las piernas, lo que siempre se agradece cuándo hace frío. También tiene un gran hueco bajo el asiento, iluminado además, donde cabe sin problemas un casco integral. No tiene guantera en el escudo frontal pero si un útil gancho para bolsas. El asiento es cómodo y amMotor: Monocilíndrico 4 T Cilindrada: 124,6 c. c. Refrigeración: Líquida Embrague: Centrífugo automático Frenos: Disco delantero de 220 mm. y trasero de 200 mm. Altura asiento: 830 mm. Peso: 138 kg Precio: 2.290 euros sin matrícula plio para dos personas, aunque al ser de dos niveles el piloto queda un poco encajonado al no poder desplazarse hacia atrás. Lleva caballete central y pata de cabra con muelle de retorno rápido, con la que hay que tener cuidado, pues a la mínima se pliega y va la moto al suelo. Destacar los buenos frenos que tiene, potentes y dosificables, que paran la moto sin problemas donde uno quiere, sin dejarse las manos en ello. La información que ofrece el cuadro de instrumentos es completa y de fácil lectura, con reloj digital y cuatro esferas que indican velocidad, revoluciones, nivel de gasolina y temperatura del motor. En marcha es silenciosa y con un buen tacto en general. Su motor es un poco perezoso saliendo desde parado, pero una vez superado ese momento, recupera bien y sube de vueltas alegremente. El consumo es muy bajo, no llega a los 4 litros a los 100 y admite sin quejarse largos periodos de gas a fondo circulando por carretera. Lógicamente las prestaciones no son de escándalo, pero en llano mantiene los 90- 100 km h de marcador sin problemas y no pierde mucho en las subidas. Por 2.290 euros tienes la solución al atasco en tus manos, ganarás tiempo y tranquilidad y a cambio ella te pedirá muy poco, ¿de verdad te vas a resistir?