Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 3 07 CLAVES DE ACTUALIDAD Fotos reales Treinta años no es nada Las bodas de sus hijos, el nacimiento de siete nietos (en camino la octava) y treinta años, al cabo, separan las primeras fotos oficiales de los Reyes y las que acaban de difundirse. El retratista Dany Virgili captó a Sus Majestades hace unas semanas en la Zarzuela y en el Palacio Real POR MAYTE ALCARAZ FOTOS SCHOMMER Y DANY VIRGILI a belleza no depende del paso del tiempo sino de nuestra mirada sostiene Dany Virgili, el fotógrafo elegido por los Reyes para actualizar sus imágenes oficiales. En un día casi primaveral, Don Juan Carlos y Doña Sofía posaron en las escalina- L tas del Palacio Real y en la Zarzuela para las últimas instantáneas de una serie de seis de este retratista que se declara admirador de Revello de Toro y autor de otras fotos de Don Juan Carlos y de deportistas como Ballesteros y Butragueño. Estas imágenes sustituyen a las que Schommer les ha hecho a lo largo de su Reinado. También a las que captó Sylvia Polakov de la Reina, especialmente bellas. Si España, como usted y yo, tuviera un álbum familiar, estas fotos ocuparían un sitio de honor. Y a ellas recurriríamos para apreciar, como hacemos con nosotros mismos, la mutación vital de los retratados, que en este caso no es distinta a la de nuestra Historia. Años 70: unos jóvenes Reyes Años 90: madurez en el Trono Los Reyes posan para Schommer cuando Don Juan Carlos acaba de ser coronado. Llevan poco más de diez años casados y son padres de tres niños pequeños. El Rey ya utiliza traje cruzado, obra del sastre que hoy sigue vistiéndole, y la Reina, fiel a su estilo, luce un modelo de seda, de tonalidad similar (de moda en la época) al que usó en la ceremonia de subida al trono. Su peinado, inalterable hoy salvo con algún retoque, se debe a una peluquera de toda la vida, de las que vienen a casa, y no a estilistas. Cuando Schommer les retrata tienen todavía a sus tres hijos viviendo en Zarzuela. Don Juan Carlos viste un traje de calle, también cruzado, y está más delgado que dos décadas antes. Esta foto, que hasta ahora era la última oficial de Sus Majestades, muestra a Doña Sofía con un modelo de organza bicolor que volvería a utilizar el 6 de junio de 2005 en la cena de gala en honor del presidente lituano. Su peinado tiene mayor volumen y el maquillaje es más cálido y natural, estilo que ya no abandonará.