Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 3 07 EN PORTADA Navarra La mentira de Euskal Herria POR VIRGINIA RÓDENAS Euskera a la fuerza Entre los días 22 de marzo y 1 de abril se celebra, desde Carranza hasta Pamplona, Korrica 15 una carrera por relevos para potenciar el euskera y recaudar los fondos necesarios para la promoción y enseñanza de nuestra lengua según reza su propaganda, debidamente repartida entre todo tipo de establecimientos a los que avisan de que una persona pasará a recoger la ayuda económica Un modo que recuerda al de asociaciones pro- presos y gestoras pro amnistía del País Vasco cuando invitaban a los comercios con el mañana pasaremos a recoger su donativo a apoyar su causa. Y si no daban, les daban. estas alturas lo sabemos todos: Ni la historia, ni la raza, ni la lengua, la verdadera seña de identidad de los etnonacionalistas vascos es el odio a España. Porque allí donde su presión es más insoportable y el aliento del lobo se siente en la nuca de los que no se engañan, ni se dejan engañar, el valor es lúcido. Entre ellos, el de Begoña Sanzberro, nacida y domiciliada en la navarra euskaldún, que declara: Soy vasca hasta la médula, una vasca más antigua que Sabino Arana. Soy de esa estirpe de vascos generosos, valientes y trabajadores, de palabra, que repartidos por todo el mundo tienen tan clara su identidad que no necesitamos que nadie nos levante una alambrada Y la vasca de Baztán, el municipio más grande la Comunidad foral, mujer de una pieza, madre, concejal, parlamentaria y ganadera, afirma: Y me siento navarra hasta el tuétano. Y española, y europea. ¿Se puede ser euskaldún, navarra y española? Pues ya ve que se puede, y perfectamente. ¿Y qué tienen que ver todos estos sentimientos con la autodeterminación? Nada. ¿Acaso los vascos en Alemania, en EE. UU. o Argentina, que tan vascos se sienten y que con tanto ahínco y sin subvenciones defienden sus raíces, su lengua y su cultura necesitan reivindicar aquel territorio para sentir lo que son? Para nuestra desgracia, la lengua y la historia tergiversada se usa por los nacionalistas independentistas para pretender Navarra y eso se nota en la educación, en la calle, en la vida de cada día. Es algo que cuesta mucho entender fuera de aquí. Parece un contrasentido que una se sienta euskaldún, que además empuje a sus hijos a conservar todo esto porque lo siente como propio, y que esté en los antípodas de los que quieren levantar muros. Nuestras raíces son su arma. Y como vasca y conocedora de lo que son los vascos desde la antigüedad se me pone un nudo en el estómago al pensar en lo que están haciendo estos individuos con nuestro buen nombre y potencial... Nos han desdibujado y hablar de vascos por ahí fuera es hablar de ETA Y de qué paz hablan. Oiga, si con Franco- -como dice Rosa Díez- -también teníamos paz, pero no libertad. ¿Alguien cree que entregando Navara habría paz Eso sólo sería el primer paso, y luego qué, un estado bolchevique, sin que jamás se saciara su hambre nacionalista. Ni de territorio, ni de poder, ni de esa paz mentirosa de la que hablábamos, y acabaríamos como los nazis y los judíos: A ver, ¿usted siente lo A El primer aviso tras la tregua fue en Barañaín, con el incendio de la ferretería de un edil de UPN que tiene que sentir? No Pues le ponemos la estrella de cinco puntas Dejémonos de contemplaciones porque a estos hay que conocerlos y convivir con ellos, y he aprendido que la mejor manera de conseguir la paz verdadera es hacerlos frente, o que desaparezcan. Porque jamás ha existido ni existirá esa Euskal Herria de la que hablan Porque en el valle que habita Sanzberro, donde las crestas de los Pirineos se inclinan hacia el mar y el roble es el amo, la mayoría de la gente, euskaldunes arraigados, se ha sentido siempre muy navarra y nada más que navarra, y vasca también, porque se siente de la tierra, pero sin entrar en conflicto con nadie Ellos son los herederos de aquellos aguerridos combatientes que derrotaron junto al Rey de Navarra a los moros en las Navas de Tolosa bajo la enseña que guardan en una vitrina de la Casa Consistorial. Hoy su defensa se vuelca en resistir el hostigamiento del nacional secesionismo vasco que los pretende. Pero eso es en la montaña, en el norte. porque en la Ribera, esa amplia llanura al sur, salpicada de ricas huertas que beben del Ebro, ser navarro- -como explica el alcalde de Tudela, Luis Casado- -es ser una mezcla de todo. Navarra es diversidad, una región donde los caracteres de la gente están muy diferenciados y esa es la grandeza. Los riberos, por ejemplo, hablan vascuence en menos de un 5 entonces, por qué vamos a tener que hablar una lengua que no es la nuestra para que, como ocurre en Cataluña o la Comunidad Autónoma Vasca, se obligue a los ciudadanos a aprender un idioma para tener una seña de identidad única de toda la comunidad y hacer que impere una cultura única. Por eso saltan los riberos, porque somos distintos a los euskaldunes del norte, y sabemos que los que están empeñados en que seamos una misma cosa no nos van a respetar como pueblo, ni como riberos, y vemos que al final tampoco como navarros. Por más que le doy vueltas, no encuentro un solo motivo por el que Navarra deba de dejar de ser Comunidad foral para pasar a ser una provincia más de un territorio. Porque le digo que, si desde el mismo Gobierno de España se quisiera quitar los fueros a Navarra, aquí se armaba la de San Quintín, con que no le digo para ser parte de algo llamado Euskal Herria, que habría que saber qué quiere decir, amén de un cambio terminológico de Euskadi, que