Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22- 23 D 7 LOS DOMINGOS DE Los arquitectos del estudio FAM, junto a algunas piezas de cristal como las utilizadas en el monumento de Atocha una cúpula irregular de once metros de altura. Un monumento diferente, realizado con vidrio, un material traidor y frágil, que se rompe sin avisar, que no va reforzado por acero ni por ningún otro elemento El resumen de Esaú Acosta aparece de repente en el ordenador de su estudio, y con la recreación virtual del cilindro, llegan las explicaciones: El vidrio utilizado es borosilicato, procedente de la industria química, más estable, con menos impurezas, incoloro, de gran transparencia. Cada una de las 15.100 piezas que se han necesitado, de 30 centímetros de largo y 7 de ancho, pesa 8,5 kilos, y han sido unidas con un pegamento acrílico transparente. Los materiales y su aplicación práctica han necesitado meses de pruebas en los laboratorios, para asegurarse de que el resultado sería fiable, que aguantaría el peso, la lluvia, el viento... En la base del monumento, bajo la superficie de la calle, hay una sala de quinientos metros cuadrados en tonos azules desde la que se ve la cúpula interior, un lugar pensado para que nada distraiga la mirada de unos doscientos mensajes de los miles que dejaron los madrileños tras los atentados. Han sido serigrafiados sobre una lámina fina de ETFE, un plástico de alta calidad. Ni nosotros hemos visto aún el efecto final- -dicen los arquitectos- porque la percepción cambiará según la luz y el momento del día, algo que no terminaremos de apreciar hasta que no quitemos la tela que ahora lo cubre, pero esperamos que en cualquier caso su lectura y el entorno creado emocionen a los visitantes El telón se alzará hoy domingo, a mediodía, en el tercer aniversario del 11- M, junto a la estación de Atocha, con la presencia de Sus Majestades los Reyes. La inauguración de este monumento que nace de las entrañas de la estación de Renfe, del mismo lugar del dolor, y como un grito de esperanza según se lee en la memoria del trabajo, siempre se pensó para un 11- M. Al principio, se habló de tenerlo listo incluso para marzo de 2005, pero pronto advertimos que era una misión imposible confiesa el grupo FAM. La comple- Un trabajo largo y complejo En el interior de la cúpula se han serigrafiado cientos de los mensajes escritos por los madrileños. Uno de ellos reza: Hace falta mucha fantasía para soportar la realidad jidad de la realización de la obra, en la que han trabajado decenas de especialistas y que ha costado 5,4 millones de euros, retrasó todo el proceso hasta este marzo de 2007, cuando los operarios daban los últimos detalles al conjunto. Ha pasado poca gente por la obra- -añaden- entre otras cosas porque era más un taller artesanal que una zona típica de construcción La cúpula terminada, a la que se accederá por el interior de la estación de Atocha, pesa unas 160 toneladas, aunque en la recreación virtual del ordenador el resultado se antoja ligero, de una belleza minimalista, en la que los mensajes, que podrán leerse en su integridad, y el vidrio, utilizado por primera vez en un proyecto de estas características, secuestran las miradas. Tiene la doble lectura de un lugar inaccesible que es contemplado desde la mirada abierta de la ciudad y la silenciosa escucha del interior de la estación explicaban en la memoria. Los cinco componentes del grupo FAM zascandileaban el pasado lunes por su estudio, el primero de su vida, mientras echaban la mirada atrás, hacia el camino lleno de aristas que, en dos años y cuatro meses, les ha llevado de ganar el concurso del monumento de reconocimiento a las víctimas del 11- M a su inauguración, esta mañana, con la banda sonora de El canto de los pájaros de Pau Casals. A partir de ahora veremos lo que pasa. De momento vamos a hacer una mediateca en una antigua iglesia en Tenerife, y luego intentaremos quedarnos en este negocio. Este es un estudio joven, muy heterogéneo, al que le gusta experimentar dentro de lo posible. Es nuestro reto