Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
11 3 07 11- M TRES AÑOS DESPUÉS YIHAD CONTRA EL ENEMIGO LEJANO Grandes atentados (10 muertos o más) 1998- 2005 LUGAR FECHA Kenia: Nairobi Tanzania: Dar es Salaam Yemen: Aden Estados Unidos: Nueva York Estados Unidos: Washington Estados Unidos: Shanksville Túnez: Djerba Pakistán: Karachi Pakistán: Karachi Indonesia: Bali Kenia: Mombasa Arabia Saudí: Riad Marruecos: Casablanca Indonesia: Yakarta Turquía: Estambul Turquía: Estambul España: Madrid Arabia Saudí: Khobar Indonesia: Yakarta Egipto: Taba Reino Unido: Londres Egipto: Sharm el Sheikh Indonesia: Bali 7 8 1998 7 8 1998 12 10 2000 11 9 2001 11 9 2001 11 9 2001 11 4 2002 8 5 2002 14 6 2002 12 10 2002 28 11 2002 12 5 2003 16 5 2003 5 8 2003 15 11 2003 20 11 2003 11 3 2004 30 5 2004 9 11 2004 7 10 2004 7 7 2005 23 7 2005 1 10 2005 OBJETIVO Embajada de Estados Unidos Embajada de Estados Unidos Buque de guerra de Estados Unidos Aviones y edificios civiles Aviación civil, edificio gubernamental Aviación civil Sinagoga, turistas alemanes Trabajadores franceses Consulado de Estados Unidos Turistas australianos y otros Hotel, turistas israelíes Residencias occidentales Varios, occidentales y judíos Hotel Sinagogas Consulado y banco británicos Trenes Trabajadores extranjeros Embajada de Australia Hotel Metro, autobús Área turística Área turística LA YIHAD MUERTES 291 10 17 2.749 189 44 21 14 11 202 13 34 45 13 25 28 191 22 10 34 56 88 20 SUICIDA Sí Sí Sí Sí Sí Sí Sí Sí Sí Sí Sí Sí Sí Sí Sí Sí No No Sí Sí Sí Sí Sí ABC Elena Segura Fuente: El contexto del 11- M. La yihad terrorista global, 1998- 2005 Juan Avilés. Instituto Universitario sobre Seguridad Interior 11- M España en la diana de la Yihad creación intelectual y política de tales características es una aberración que debe ser combatida, porque no cabe diálogo ni entendimiento con no musulmanes- -ni con no buenos musulmanes- Quien hable con cristianos, judíos y chiíes (si hablamos de yihadismo hay que referirse a la visión radicalizada dentro de la ortodoxia suní) tarde o temprano lo va a pagar añade Carlos Echeverría. Si alguien cree que ésa es una forma de alejar la amenaza, se equivoca, como lo hace quien piense que exportar nuestro modelo democrático al mundo árabe musulmán es la solución. Hay quien se enfrenta al problema con las armas (Estados Unidos e Israel) y quien lo hace con una propaganda que, en el fondo, es una nueva llamada al combate de los terroristas. España se encuentra en suelo otrora fertilizado por el Islam, y nuestros contactos con regímenes que van desde la monarquía marroquí hasta la saudí también son una forma de apoyar a los apóstatas. Tener relaciones con Musharraf, Mohamed VI o Buteflika nos pone en el disparadero. Irse de Irak no cambia nada; irse de Afganistán, tampoco Para Juan Avilés, está muy bien cooperar con el mundo árabe; a medio y largo plazo eliminas cantera a los yihadistas. Pero eso no tiene nada que ver con el problema a corto plazo de los atentados. La alianza de civilizaciones es un motivo más para ponerle la bomba al turco, no para no ponérsela al español El paisaje que se adivina tiene elementos para el optimismo... y para el pesimismo. Los yihadistas, por ahora, no han triunfado en ninguna parte. En Argelia, Afganistán y Somalia no se han impuesto después de todo. Este tipo de terrorismo indiscriminado y atroz está asomándose al precipicio del descrédito: un atentado en Nueva York puede justificarse incluso por los moderados, pero cuando ponen la bomba en su patio ya no les hace gracia. Irak deriva hacia un conflicto sectario entre suníes y chiíes, lo cual no es muy glorioso desde la perspectiva yihadista. La otra cara de la moneda presenta un dibujo distinto. En Argelia, las medidas de gracia han supuesto una pérdida de terreno; en 2006 fueron liberados 2.600 terroristas convictos y confesos. Y son tipos que no renuncian a nada. En Afganistán, el cultivo de opio se ha disparado y la corrupción es galopante. Según los analistas, el gran error que los españoles y europeos pueden cometer es pensar que los problemas se resuelven ignorándolos. Que la Yihad no va con nosotros. Buenos y malos presagios (Viene de la página anterior) Osama Bin Laden, el líder de Al Qaida, ha citado a España y a Al- Andalus en sus comunicados AP la alianza de civilizaciones y los desencuentros con Estados Unidos nos darían, teóricamente, buena prensa en el mundo musulmán. La tentación de imaginar un escenario distinto para España es grande. Pero estamos en Afganistán y el Líbano matiza Juan Avilés. Si nos fuéramos de allí, estaríamos en Ceuta y en Melilla, y, por supuesto, en Al- Andalus. La posibilidad de llegar hasta Covadonga suena a chiste, cosas de hace más de mil años, pero para ellos no es ninguna broma. Y no me refiero a los dirigentes de Al Qaida, que lo mencionan de vez en cuando, sino a gente supuestamente moderada que sigue pensando que perder territorio islámico es algo muy serio La publicitada alianza como forma de acercamiento en clave dialogante y afable puede ser una excusa más para calentar los ánimos si atendemos a la mentalidad yihadista. Para esta gente, una Para los islamistas radicales, la alianza de civilizaciones es una aberración que debe ser combatida, porque no cabe entendimiento ni diálogo con quienes no comulgan con su fe