Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20- 21 D 7 LOS DOMINGOS DE M. FRANCISCO REINA Cultura Mujeres magníficas ue el siglo XXI será un siglo fundamental para la consecución de las metas de las mujeres, aún discriminadas, también en la cultura, es tan evidente como que el anterior fue el terreno abonado de grandes voces femeninas que se alzaron en la reivindicación de sus capacidades intelectuales, más allá de la impuesta labor reproductiva. El grupo de las poetas Tremendistas en plena y durísima posguerra española, y del que decía en tono despectivo cierto poeta olvidado y oficial, que eran esas mujeres que se arrancan cuando escriben la matriz y la ponen encima de la mesa formado por escritoras de enorme valor y talento como Ángela Figueras, Elena Q Ramón Jiménez, Azorín, Ramón J. Sender, escritor éste que en cartas la fábrica Cotton Textile Factory encerraron a sus empleadas para que no se unieran a la huelga y se desató un incendio, parece que intencionado, que provocó la muerte de 129 obreras. El tercero ocurrió en 1909, y Nueva York fue de nuevo testigo de las protestas de 15.000 trabajadoras. Bajo el lema Pan y Rosas en el que el pan simbolizaba la seguridad económica y las rosas la calidad de vida, y las mujeres extendieron sus protestas hacia el derecho al voto y el fin de la esclavitud infantil. En 1975, las Naciones Unidas establecieron el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer, recogiendo en su Declaración y Programa de Acción de Viena: Los derechos humanos de la mujer y de la niña son parte inalienable, integrante e indivisible de los derechos humanos universales. La plena participación, en condiciones de igualdad, de la mujer en la vida política, civil, económica, social y cultural en los planos nacional, regional e internacional y la erradicación de todas las formas de discriminación basadas en el sexo son objetivos prioritarios de la comunidad internacional Esta semana, recordaba Trinidad de León- Sotelo, otra institución en el periodismo de este país, los tres años de la desaparición de Carmen Laforet, primera ganadora de la primerísima edición del premio Nadal con la novela Nada y que tantos encontronazos tuvo con la censura, de la que dice que fue saludada con gozo por Juan cruzadas posteriormente con Carmen, celebraba, también, su modo de ser persona No sería la única relación epistolar que desvelaría sorprendentes datos biográficos de esta autora pionera, como los que recogió en un estudio la profesora de la universidad gaditana Marisol Dorao, sobre la correspondencia entre Laforet y Elena Fortún, madre literaria del personaje Celia, que entablaron una cómplice y apasionada relación durante los últimos años de ésta, muy tristes por su separación, por la incomprensión del cainita mundo literario, y otras heridas profundas. Por eso, llega a decir en una carta a Sender: Usted se ha olvidado de que vivimos siempre en los pequeños reinos de las Taifas, y que una persona que no está declarada en ninguno de estos reinos belicosos, a la fuerza se la considera como enemiga de todos Era el dolor y la verdad de una mujer extraordinaria, una de tantas mujeres extraordinarias que han conseguido que hombres y mujeres de hoy seamos mejores, y cuya obligación es, para no volver atrás, no olvidar sus nombres, sus esfuerzos y sus obras. JESÚS GARCÍA Economía Embrollo ibicenco L Martín Vivaldi, Concha Zardoya, Gloria Fuertes o una benjamina Pilar Paz Pasamar, sentaron las ba- ses de ciertas conquistas de la literatura, desbrozando el camino de otras posteriores. Merece la pena recordarlo, ahora que estamos a punto de celebrar el Día Internacional de la Mujer, conmemoración del 27 de agosto de 1910, en el que más de un centenar de mujeres de diversos países asistieron a la Segunda Conferencia de Mujeres Socialistas en Copenhague. Luchaban por un derecho fundamental: el voto, y establecieron el 8 de marzo como su efeméride. Como antecedentes históricos, se toman tres hechos ocurridos en Nueva York: el primero, en marzo de 1857, cuando miles de trabajadoras marcharon en protesta por sus miserables condiciones laborales. El segundo, en 1908, cuando cuarenta mil costureras industriales se declararon en huelga en demanda de mejores salarios, reducción de la jornada laboral, abolición del trabajo infantil, y el derecho a unirse a los sindicatos. Los dueños de por momentos los 38,75 euros, que ellos quieren pagar a todos los accionistas. Enel ha gastado más de 10.000 millones en tres días con la compra masiva de Endesa, en general en manos de fondos especulativos que tenían sus carteras repletas a la espera de oportunidades. Los de E. ON tendrían que haber comprado un 24,9 por ciento antes de lanzar la OPA, pero han cometido el error de confiar en el mercado dice un alto ejecutivo de una eléctrica española. Es el tiempo de los accionistas decían Bernotat y Pizarro, pero ha regresado la época de los políticos. Enel, guiada por el Gobierno Zapatero, ha puesto en jaque al mercado y las instituciones. La Comisión de Valores, noqueada, pide explicaciones que Enel no responde mientras compra y compra, aunque sea mediante derivados. Es de rechifla la posibilidad de atesorar un 24,9 por ciento de la empresa y después pedirle permiso al regulador. Pero ha sido algo muy habitual tambien con ACS en Iberdrola- -UBS tiene también en 6 de Scotish Power- -o con Acciona en Endesa, aunque resulte sorprendente. El foro del Mediterráneo en Ibiza ha desempolvado una especie de eje político empresarial Madrid- Roma que nos sumerge entre los campeones del intervencionismo. Otro golpe típico de Zapatero, que tiene en común con Prodi aquel plan de Paz de Oriente Medio al que nadie le hizo caso y se busca un socio con una debilidad política contumaz- -un solo voto de diferencia- -por su depen- E. ON. No dan crédito cuando intuyen la obsolescencia de su oferta por que la acción de Endesa supera a energía que suena, es el eslogan de la semi pública italiana Enel. Un ruido ensordecedor para los alemanes de dencia de otros grupos. Los italianos que impidieron de modo singular- -con aquel beso en la frente de Tonino Fazzio- -la compra de BNL por BBVA, que han puesto trabas tarifarias a la unión AbertisAutostrade, que ningunearon a Endesa en la puja por Edison y que dijeron no estar contentos con las negociaciones Telecon Italia- Telefónica, han quitado el pestillo que taponaba la puerta giratoria de la compra venta de empresas tras esa fiesta ibicenca. Y César Alierta, fuerte tras presentar unos beneficios de 6.200 millones de euros y que se ha sentido empujado políticamente, ha sido el primero en decir que las negociaciones estaban paradas. La Caixa, por su parte, ha desempolvado su participación en Autostrade para euforia de un Joan Clos, que se ha deslizado por la pendiente zigzagueando entre pistas e informaciones que luego se han tornado reales. Llevaba tiempo cantando aquello de la opción española. La intución que José Blanco, con sonrisa quebrada incluida, vio en Joan Clos ha sido considerada un insulto a la inteligencia por algunos accionistas e inversores de la eléctrica privada. Un episodio para olvidar en la espiral interminable de la OPA. Un agujero enorme del queso de gruyere que es la normativa de ofertas. El que quiere pagar a todos por igual no puede comprar, mientras que todos los demás quieren hacerse con la gestión pagando a unos pocos. Parece el juego del borracho. Uno paga y todos le vapulean. Fulvio Conti, consejero delegado de Enel, estuvo con Joan Clos en Moncloa, a lo que se ve jugando al parchís y luego vino lo de Enel. Hemos pasado de los campeones nacionales al nucleo hispano- italiano. La prensa transalpina hablaba de una posible división de Endesa en tres partes: una para Acciona, otra para Enel y otra para Gas Natural. En Acciona, como siempre, capotan entre las plusvalías y la gestión de Endesa, pero es plausible el temor a que Enel quiera mucho más. Luis del Rivero, que se ha visto con los Entrecanales y con Zapatero, por separado, consideraba fácil una fusión entre Gas- Repsol, pero se negaba ni siquiera a plantear la posibilidad de que ENI aparezca como socio industrial de la petrolera. Los aires ibicencos provocan paradojas políticas. Endesa, la primera eléctrica española, fue privatizada y ahora, por arte de birlibirloque monclovita, vuelve a tener socios públicos, pero extranjeros. A E. ON le están haciendo una oferta para que abandone que no va a poder rechazar. De fondo suena un atronador ruido a tarantela política. A embrollo ibicenco.