Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6- 7 D 7 LOS DOMINGOS DE Tesoro, sino de ingeniería financiera muy complicada En estas apuestas se intenta ganar siempre, y se cobra según se gana. En el citado libro Hedgehogging se cuenta la anécdota de un genio de las finanzas cuya hija adolescente le pidió como regalo de cumpleaños viajar en un vuelo comercial para tener una experiencia nueva la niña tenía ese capricho, ya que había volado toda su vida en el jet privado de su progenitor. Ese aparatoso tren de vida desde luego no tiene su reflejo en España, donde los hedge funds están dando sus primeros pasos y los profesionales que viven de ellos se desenvuelven dentro de la normalidad Es como si le preguntas a un futbolista de un club modesto si vive como David Beckham comenta un gestor español. Los primeros espadas sí son máquinas de hacer dinero, aunque hay mucho folclore al respecto. Es lógico que los ejemplos extremos- -tipo Amaranth- -hayan copado los titulares de prensa, pero son casos excepcionales BBVA Partners, una joint venture fruto del acuerdo entre BBVA y un grupo de socios, es un proyecto pionero en la gestión alternativa, ya que lleva manejando hedge funds internacionales desde el año 2000. Con el desarrollo de la nueva ley de instituciones de inversión libre quiere hacer valer su experiencia en esta tierra de conquista y, de hecho, ya ha lanzado un producto nacional. Fuentes de esta sociedad señalaron a ABC que los hedge funds empezaron como fondos fuera de regulación, pero eso está cambiando en todo el mundo. En España, de momento, hay mucho ruido y pocas nueces. Hace falta que se den a conocer las personas y sus propuestas, que el nuevo mercado se asiente. Pero irá a más. Competimos en primera división, con los mejores del mundo El volumen de negocio de todos los fondos de inversión gestionados en nuestro país fue de 250.000 millones de euros en 2006; que los hedge funds acaparen un 10 por 100 de esa cantidad se antoja una previsión razonable para los analistas. No se busca una distribución masiva de estos productos, que por supuesto no estarán al alcance de inversores modestos. Otro aspecto de una actividad que, al menos en España, se caracteriza por una gran discreción y huye de los focos, es cuántos managers tendrán éxito a nivel individual. En un seminario celebrado en Madrid la primavera pasada se habló de una cantidad: menos de cinco. Los expertos creen que fuera de las organizaciones hace frío Competir en primera división Algunos hedge fund boys viajan en jets privados en busca de ganancias estratosféricas. En España el nivel es más terrenal Se protegen de las caídas bursátiles gracias a estrategias de gestión alternativa. Ven una oportunidad y se mueven con el sigilo y la rapidez de un tiburón. Y se reservan un trozo generoso del pastel: entre el 10 y el 20 por 100 de las ganancias obtenidas, unas cantidades desorbitadas que les han valido no pocas críticas. Los top 25 ganaron cerca de 300 millones de euros cada uno según la revista australiana de estilo de vida Alpha Magazine. Los gestores de hedge funds tienen unos costes altos, pues en sus equipos hay gente muy cualificada: están los mejores analistas, abogados, matemáticos... hasta premios Nobel o antiguos cargos de la Administración explica Juan José Garnica, de Aserfinance, firma asociada con Crédit Agricole Private Bank. Hablamos de un trabajo que entraña una gran dificultad; no se trata de comprar y vender Letras del ISTOCK Vivir a lo grande en Mayfair E. J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. Si la City de Londres es el lugar de las grandes corporaciones financieras, el exclusivo barrio de Mayfair es el avispero de los hedge funds boys allí tienen sus caros despachos, degustan platos y caldos de precios desorbitados y celebran sus fiestas en clubs privados. Mientras el elegante distrito de Chelsea es residencial, Mayfair rezuma actividad todo el día, discreta en apariencia, pero ostentosa en sus dispendios. El pequeño distrito, otrora ocupado por la nobleza por su cercanía a la sede de la Monarquía, acoge multitud de pequeños bancos, las oficinas de oligarcas internacionales (fue el escenario de los últimos pasos del ex espía Litvinenko, envenenado en uno de los hoteles de Mayfair) y el negocio de la nueva generación de ultra yuppies Se reúnen en el Annabelle, el más distinguido club privado de Londres, lugar de recreo principesco de antaño y hoy meca de los famosos y gente pudiente. El lugar cuenta con una estricta norma de etiqueta y sirve copas hasta bien entrada la madrugada. En la misma Berkeley Square está el Morton s, otro sitio en el que sentarse a la mesa y encargar botellas de vino que pueden llegar a los 8.000 dólares, mientras se cierra una cita para un próximo encuentro de polo. Los viernes por la tarde, cuando los ejecutivos visten casual el punto de reunión es el viejo pub The Golden Lion, en la vecina zona de St. James s. Allí acuden también personas secretamente enviadas por ricos inversores con el fin de captar chismes sobre la vida personal de quien maneja su dinero y comprobar que sigue siendo alguien fiable, e información extraoficial sobre la evolución de fondos.