Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12- 13 D 7 LOS DOMINGOS DE NUESTROS CORRESPONSALES ROMA JUAN VICENTE BOO Pese a ello, constata Ignacio Iglesias, jamás fue tan líder espiritual de la Compañía como durante los años de su enfermedad Uno de los capítulos más oscuros en la reciente historia de la Compañía de Jesús- -y que diversos autores, como Manuel Alcántara o el propio Iglesias, relatan pormenorizadamente en el estudio- -se encuentra precisamente en el proceso de transición, iniciado por Arrupe años antes de su enfermedad. Sencillamente, Juan Pablo II ya estaba en diálogo con Arrupe con vistas a facilitar su transición Durante la enfermedad del religioso, el Papa Wojtyla designó al padre Dezza como delegado personal para liderar el proceso de cambio en la congregación. Arrupe vio claro que era el momento de dar el relevo En 1983, el Papa puso fin al período de transición, nombrando General al holandés Peter- Hans Kolvenbach, quien ya ha anunciado que dejará su cargo en 2008. Será, entonces, la segunda renuncia en vida del máximo responsable de la congregación fundada en el siglo XVI por San Ignacio de Loyola. Buenos Aires Bruselas París Rabat En los domingos sin coche la ciudad se toma un respiro para renovar el contaminado aire AP Nueva York Roma TEXTO: JUAN VICENTE BOO Jerusalén Todos sobre ruedas En una ciudad con medio millón de motos, continuos atascos, baches y sólo dos líneas de metro, los automovilistas no paran de inventar todo tipo de trucos para saltarse las restricciones al tráfico Un vida de entrega 1907: el 14 de noviembre nace en Bilbao Pedro Arrupe. 1923: comienza la carrera de Medicina en la Facultad de San Carlos de Madrid. Entre sus compañeros se encontraba el futuro Nobel de Medicina, Severo Ochoa. 1927: el 25 de enero ingresa en la Compañía de Jesús. 1936: el 30 de julio es ordenado sacerdote en Bélgica, donde había sido desterrado, junto a sus compañeros, por el Gobierno republicano. 1938: marcha a Japón. En 1945 vive, junto a Hiroshima, la explosión de la primera bomba atómica. 1954: es nombrado superior de los jesuitas de Japón. 1965: el 22 de mayo es elegido General de la Compañía de Jesús, en pleno proceso de aplicación del Concilio Vaticano II. 1974: el 2 de diciembre convoca la 32 Congregación General de los Jesuitas, que vinculó la promoción de la fe con la Justicia. Comienzan los problemas derivados del post- concilio 1981: el 7 de agosto, de vuelta de un viaje a Filipinas, sufre una trombosis cerebral. El 26 agosto, Juan Pablo II nombra a un delegado personal- -monseñor Dezz- -para atender a la Compañía en su transición. 1983: el 3 de septiembre Arrupe renuncia al Generalato. Días después, es elegido sucesor Peter- Hans Kolvenbach, actual General. 1991: el 5 de febrero fallece Pedro Arrupe. Días antes había recibido la visita de Juan Pablo II. Oslo México Washington Moscú Atenas Londres Berlín Pekín Viena Estocolmo uando en una ciudad resulta imposible aparcar e incluso circular, los discapacitados se tornan inmortales. El extraño fenómeno ha sido descubierto por el Ayuntamiento de Roma, que acaba de requisar 1.498 permisos de aparcamiento a nombre de minusválidos... fallecidos. Los discapacitados son personas honradas. Pero, ante la perspectiva de perder el puesto reservado delante de casa y el permiso para entrar con el coche en el centro histórico, para poder conducir los jueves de matriculas pares impares o los domingos sin automóviles los familiares de los fallecidos prefieren la ilegalidad antes de perder el tarjetón amarillo que simplifica la vida. La picaresca no se limita a los muertos. El Ayuntamiento ha descubierto que siguen aparcando en los preciosos rectángulos amarillos 798 personas vivas que se fueron a otras ciudades. A los listillos anteriores se añaden otros 2.084 ciudadanos que acumulan más de tres permisos por cabeza, y elevan así el censo oficial de caraduras a 4.380. A éstos hay que sumar los que usan tarjetones fotocopiados a colores y plastifica- C dos, de modo que parezcan auténticos. En una ciudad con sólo dos líneas de metro y continuos atascos de trafico, el único modo seguro de desplazarse es la moto o el scooter afectuosamente llamado motorino En Roma circulan medio millón de motos, pero el número de baches, agujeros y peligros en el pavimento es todavía mayor. Los usuarios se han organizado para la autodefensa acudiendo a todos los medios, incluida una pagina web (www. bukenbike. it) que alerta sobre los nuevos agujeros y la peligrosidad de las distintas calles. El record de desidia municipal corresponde a la calle Marco Antonio Colonna, a un paso de la basílica de San Pedro, con un bache cada tres metros. Los motoristas han aprendido a catalogar los avisos: la duna el bache de canal la alcantarilla asesina el cráter etc. Algunos barrios son tan peligrosos que los ginecólogos prohíben la moto a las mujeres embarazadas. Cuando vivía exilado en esta ciudad, Rafael Alberti escribió un pequeño libro, Roma, pericoli per i viandanti Si hoy volviese, lo completaría con Roma, pericoli per i motoristi