Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22- 23 D 7 LOS DOMINGOS DE PERÚ N La Paz BOLIVIA San Pedro de Atacama Calama OCÉANO PACÍFICO Iquique Antofagasta CHILE Copiapo Desierto de Atacama La Serena ARGENTINA 0 Km 300 Santiago Valparaíso Concepción Villarrica Valdivia Erupción de volcán Lascar en el desértico paisaje del altiplano atacameño Arqueológico y Etnográfico, creado en 1955, que merece una visita detenida y, si es posible, en compañía de alguno de los muchos guías profesionales del lugar. El museo reúne cerca de 380.000 piezas, que abarcan los 170 siglos de presencia humana en esta esquina del mundo. AP Cuaderno de viaje Cómo llegar: Iberia, LAN y Aerolíneas Argentinas vuelan desde Madrid a Santiago y Air Comet lo hará en marzo. Desde Santiago hay vuelos diarios a Calama. Temperaturas: Muy extremas. Desde bajo cero al amanecer hasta más de 30 grados a mediodía. Vestido: Es necesario llevar ropa ligera para el día y de abrigo para mañana y noche. No olvidar un gorro y crema solar de alta protección. Turismo de Chile. 900 10 20 60 www. visit- chile. org Cultura ancestral A lo largo del año se celebran distintas festividades religiosas que, en su mayor parte, están dedicadas a agradecer a la naturaleza (Pachamama) los frutos de la tierra. Son fiestas en las que se funden las creencias religiosas con las manifestaciones más ancestrales de la cultura atacameña. Hay en San Pedro de Atacama una rica oferta hotelera, con hospedajes aptos para toda clase de viajeros, desde los hostales típicos de la región a hoteles de corte internacional. Entre todos ellos destaca por su novedad el complejo Awasi, formado por tan sólo ocho cabañas, todas distintas y todas equipadas para disfrutar de las mejores instalaciones hoteleras junto a placenteras zonas ajardinadas con árboles autóctonos, como chañares y algarrobos, piscina, bar y restaurante de alta cocina. Pero, más allá de sus instalaciones, lo que más sorprende es la atención personal de su equipo humano, integrado por 31 personas dirigidas por su administradora, Carolina, una excelente profesional formada en el hotel Hes- Las vicuñas salvajes forman parte de la fauna autóctona andina peria de Madrid. Además de los empleados que habitualmente forman el servicio de este tipo de estancias, cada cabaña dispone de un guía personal y de un vehículo todoterreno para realizar las numerosas excursiones propuestas por el establecimiento. Un paraje que no se puede dejar de conocer es el salar de Atacama, uno de los mayores de Chile, cubierto por una gran cubierta blanca y rugosa de sal, y considerado como una de las mayores reservas de litio del mundo. Situado a 2.500 metros sobre el nivel del mar, el aire de este lugar quizás sea el más limpio que jamás haya podido respirar. Y para completar el cuadro, miles de flamencos F. B. se dan cita en las pequeñas lagunas que se forman esporádicamente en el salar. El Valle de la Luna es otro de los destinos obligados. Como es de suponer, su nombre deriva de su similitud con los paisajes lunares. Es una zona modelada geológicamente hace veintidós millones de años con las sucesivas capas de sedimentos, salinos en su mayor parte, plegados y después erosionados por el viento que han Desde hace 170 siglos hay presencia humana en el desierto de Atacama; la huella de su presencia se puede estudiar en el museo Arqueológico y Etnográfico de San Pedro dejado formas casi escultóricas. Merece la pena madrugar para llegar poco después de amanecer y contemplar los géiseres de Tatio, a 4.320 metros sobre el nivel de mar. En ese momento, cuando las temperaturas- -incluso en verano- -están por debajo de cero las fumarolas de vapor de agua a 85 grados forman un espectáculo único y sorprendente. Hay otro muchos lugares que merecen una visita, como la mina de cobre de Chuquicamata, el museo de Chiu- Chiu, Lasana, Caspana, Toconao, los poblados de Tulor o las quebradas de Jere, que gracias a un microclima especial producen frutas como la pera y el membrillo. Aquí también podrá contemplar la fauna autóctona, inconfundible de estos parajes, formada por llamas, guanacos, alpacas y vicuñas, que nos recuerdan en qué parte del mundo nos encontramos.