Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20- 21 D 7 LOS DOMINGOS DE M. FRANCISCO REINA Cultura Con un par de micrófonos ace ya casi un año que algunos, armados de ironía y de verdad, veníamos denunciando las males artes de cierto periodista que se cree el Cardenal Richelieu, generando tensiones y teorías conspiranoicas, y no llega ni a Encarna Sánchez en sus momentos más folclóricos. Quizá con las excepciónes de José Antonio Zarzalejos, director de ABC, que sí contestó las insidias y difamaciones del mismo, primero con la demanda interpuesta que ganara Vocento y luego por escrito, con el apoyo expreso de Fernando González Urbaneja, presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid, pocos nos habíamos atrevido a manifestar nuestra posición frente a alguien que, por una vocación nada ética, sino puramente crematística, viene disparando y erosionando con su labor todas las instituciones democráticas y las figuras que las encarnan. Ahora, amparados por una larga y prestigiosa carrera en los medios de comunicación, y por el megáfono mediático que la televisión implica, se ha armado un enorme escándalo por un suceso que yo aplaudo por salud intelectual, cultural y democrática, a raíz de hacerse pública la lista de galardonados con los premios Micrófonos de Oro. La decisión de Andreu Buenafuente, en candelero por su programa nocturno en la cadena Antena 3, de renunciar al premio para no compartir palmarés con Federico Jiménez Losantos, ha desatado un terremoto mayor que las sacudidas sísmicas de esta semana. El catalán asegura que el estilo de Losantos ofende al periodismo y que no se siente cómodo compartiendo el mismo premio Lo declina porque no quiere estar en el mismo palmarés con alguien cuya concepción de la radio es por com- H pleto ajena a la mía. Yo respeto mucho esta profesión, y la forma que tiene esta persona de llevarla a cabo me ofende. No es la radio que me gustaría para este país. Se puede optar por la discrepancia en silencio, pero yo he optado por decir en voz alta que no soporto esos premios salomónicos que tratan de honrar colores imposibles Buenafuente cree que debía decir bien alto lo que mucha gente dice en voz baja: Losantos es un comunicador que desprestigia el oficio de periodista Luis del Olmo, intachable en su trayectoria y quizá por ello blanco habitual del interfecto, además de presidente de honor de la entidad que otorga los galardones y responsable del magacín Protagonistas de Punto Radio, se ha solidarizado con Buenafuente. Desde el principio se manifestó en contra de la candidatura, a pesar de no querer interferir en un jurado libre y democrático, asegurando que la concesión a Losantos ha sido un terrible error del jurado. Y yo, como componente del jurado, entiendo que no se puede dar un premio a un señor que cada mañana vomita contra la Constitución, injuria, arenga a sus oyentes para boicotear el periódico ABC, dinamita las relaciones entre las comunidades autónomas o hace mofa de los Reyes. Este personaje pide al pueblo cada mañana que acuda a las barricadas porque aquí no hay justicia. Es el Queipo de Llano bis Luis del Olmo anuncia que no estará en el escenario del teatro leonés cuando el director de La mañana acuda a recogerlo, argumentando que es un terrorista de las ondas un talibán de sacristía un cantamañanas desgracia para el periodismo matón radiofónico profesional del insulto, la mentira y la demagogia que vierte estiércol por la radio y defiende intereses bastardos Yo sólo puedo decir amén a todas estas letanías basadas en el valor de llamar a cada cosa por su nombre. Sólo añadiría que es tiempo de empezar a utilizar la ley contra quien la infringe, a golpe de denuncia, ya que la libertad de expresión, por la que yo moriría, está perfectamente delimitada por el código penal, que diferencia entre la opiniones y las injurias- -al Rey, como especifica la Constitución, o en general- calumnias o difamaciones, que están perfectamente tipificadas como delitos. Asumo que muchos son reacios, bien por comodidad o para que no les salpique, bien por la razón de no convertirlo en mártir aunque, bien pensado, también los infiernos deben tener los suyos. Yo, como Luis y Andreu, con la ley en la mano y un par de micrófonos, prefiero no pecar por omisión. JESÚS GARCÍA Economía Uno de Lugo en Texas do en el banquero que más gana en España, con un sueldo más bonus de 9,77 millones de euros en 2006, ha puesto el periscopio en Texas. FG se levanta todas las mañanas a correr, le gusta nadar, los churros en su punto, y el golf. Dicen que tiene handicap 12. Ésto es como una maratón suele decir. Y lleva comprados tres bancos en Texas. La independencia de Texas comienza con la batalla de González, un pueblo al lado del rió Guadalupe, en octubre de 1835. Una anécdota. González tiene 62 años y es de Chantada, Lugo. Amante de la informática y las nuevas tecnologías- -fue programador en Alemania en Siemens- Nixdorf- -aterrizó después como agente de cambio y bolsa, número uno de su promoción, en aquel parqué madrileño de los ochenta, hormiguero de rumores y de jóvenes emprendedores que saltaron a la gran banca y la empresa. Él animó a entrar, por ejemplo, en Renta 4 al actual presidente Juan Carlos Ureta, número uno de su promoción como agente en Barcelona. Pizarro fue quien presentó a Rato al lucense. González- -igual que Alierta o Pizarro- -no acababa de creerse que él estuviera en el salón de contratación de la bolsa como copresidente del BBVA junto a Emilio Ybarra, el día en que empezaron a cotizar el Bilbao Vizcaya y Argentaria como una sola entidad. Ahora Francisco González y Emilio Botín se baten el cobre como líderes del sector en España. Están en el top en Latinoamérica y penetrando en Estados Unidos. Santander con el 25 por ciento del Sovereing y BBVA- -ahora número 20 en EEUU- -con la compra del Laredo, el Valley, el State Bank F rancisco González, converti- y el Compass. Europa, donde el Santander compró Abbey National, una joya del sector hipotecario, es la gran debilidad del BBVA tras el fiasco de la compra de BNL debido a la intervención de Antonio di Fazzio, gobernador vitalicio del Banco de Italia, al que su actuación le costó el puesto. González se está haciendo fuerte en Texas, tras comprar el Compass Bancshares por 7.400 millones de euros. Paga 19 veces beneficios de 2007. La mitad la financiará mediante una ampliación del 5,5 por ciento de su capitalización, que ronda los 69.500 millones, y a través de la venta del 5,5 de Iberdrola con unas plusvalías de 844 millones de euros. Una participación vendida a granel por lo que juran y perjuran que no se lo han colocado a Florentino Pérez, con lo que no se ha producido puñalada alguna a Sánchez Galán. Desde que Ybarra salió del BBVA las relaciones del banco con Iberdrola, primero con Iñigo de Oriol y después con Sánchez Galán han pasado del rojo al gris, aunque FG en su día optó por dejar Repsol- -con su venta financió parte de la compra de otro banco en EEUU- -y quedarse en el consejo de la eléctrica. FG se quita de en medio de la pugna por la segunda eléctrica española que vive un gran embrollo accionarial. Sánchez Galán trata de crear una especie de núcleo duro al que se han añadido Unicaja, ampliando su participación, así como Alicia Koplowitz que tiene ya un 2 por ciento de la vasca y un 1,2 de Scotish Power. La CNE, en otra de sus curiosas decisiones, permite a ACS ampliar sus derechos de voto al 10 por ciento en Iberdrola, pero le impide gestionar por que tiene también el 40 de Fenosa. El BBVA vende participaciones industriales para ampliar su negocio bancario, algo que a los analistas les gusta, aunque resaltan que la ampliación express del banco de 3.000 millones de euros tiene pinta de haberse producido tras toque de atención, con guante de seda, del Banco de España, para que el banco de González reforzara sus recursos. Conseguido el objetivo ahora ampliará capital para crecer en el llamado cinturón el sol de los Estados Unidos. Francisco González, presidente de BBVA, César Alierta, presidente de Telefónica, y Manuel Pizarro, presidente de Endesa, son conocidos en los mercados como un trío de irreductibles, procedentes del mundo bursátil y designados en sus puestos en la etapa del actual director gerente del Fondo Monetario Internacional, Rodrigo Rato, al que tanto añora Rajoy tal y cómo el mismo dijo recientemente en una de sus comparecencias públicas.