Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
D 7 11 2 07 Empezó desde abajo hace un cuarto de siglo en el mundillo de la música y ha ido escalando todos los peldaños hasta llegar a presidir ahora la sección española de una de las discográficas más importantes del mundo, SonyBMG. Una compañía que sabe que hacer caja es importante, pero que también presume de tratar a los artistas como seres humanos y no como mercancías, y que se ufana de que lo más importante para todos sus trabajadores es la pasión por la música. López sabe que la crisis de la industria discográfica no ha terminado, pero apuesta por el desarrollo de alternativas de cara al futuro más inmediato GUTIERREZ Y DE LA FUENTE 32 D 7 LOS DOMINGOS DE Carlos López PRESIDENTE DE LA DISCOGRÁFICA SONY. BMG ESPAÑA La gente no paga por la música, pues sabe que el delito queda impune MANUEL DE LA FUENTE- ¿Ha pasado ya lo peor o la crisis sigue dando el cante? -No, no ha pasado lo peor. Por ejemplo, en Estados Unidos las ventas físicas también han sufrido un gran declive, pero allí tienen la suerte de que el mundo digital existe de veras, y aquí no no se puede decir lo mismo. En España la gente se ha acostumbrado a que Internet es gratis. -Parece que también en esto somos diferentes. -España es uno de los pocos países, digamos, civilizados, donde existe la piratería física. Es algo inimaginable en lugares como Francia o Alemania. -Supongo que también habrá que entonar un mea culpa. -Sí, porque durante muchos años las discográficas han sido, a mi juicio, muy poco críticas con lo que publicaban. Se hacían discos con una buena canción y lo demás, porquerías. Y, claro, la gente se ha dado cuenta. Por qué van a pagar 15 euros por una sola canción cuando se la pueden bajar gratis de Internet. En los últimos tres años, la industria ha perdido un 45 por cien de su facturación, una pasada, cifras que no aguantaría ningún otro sector. Escribir en España es llorar dijo Larra. Si llega a ser miembro de una disquera... -Lo de los discos va mal y no creo que de momento vaya a ir mejor. Pero en mi compañía lo vemos de otra manera. Nuestro mundo no es el de vender discos, nuestro mundo es el de la música, y ése no va tan mal, porque hay conciertos, se venden camisetas, hay patrocinadores. És nuestra opción y se resume así: vamos a hacer un negocio juntos, tú que tienes talento y eres artista, con nosotros, que también tenemos talento y perras para invertir. ¿Qué brecha cultural se ha abierto para que los ciudadanos crean que no debe pagar por la música? -La gente no paga por la música porque sabe que el delito queda impune. Si quedara impune el robar coches todo el mundo robaría Música por teléfono En noviembre, SonyBMG se unió a Vodafone para presentar una alternativa al mercado discográfico tradicional con la creación de SV un sello virtual, cuyo soporte es el teléfono móvil, que, según Carlos López, se está convirtiendo en una de las vías de crecimiento del sector musical de cara al futuro. Creemos que este nuevo medio contribuirá a dinamizar y reforzar este mercado tan amenazado por la piratería ERNESTO AGUDO coches. Al final, lo que pasa es que somos muy espabilaos -Muchos aficionados, incluido Dylan, creen que el vinilo era mejor que el CD. ¿No se habrán planteado volver al entrañable vinilo de los guateques? -No, sería un paso atrás, el cambio de los soportes es un camino sin retorno. Aunque desde luego el vinilo tenía su encanto, la portada, las letras, digamos que se tocaba y tenía todo un rito alrededor, además de su ruidillo. ¿La industria discográfica ha pecado de prepotente? -Las compañías han sido prepotentes, sí, pero, sobre todo imbéciles. Y la razón principal es que en este negocio hay mucho pintamonas, que sabe que está en una posición estupenda y cobrando un dinero estupendo como presidente de una compañía. Debemos intentar que esta industria sea un bien para la comunidad, para los músicos y los consumidores. Nosotros estamos en el medio, y si estás en el medio te crees el protagonista, que eres el listo, además de arrogante y prepotente lo que eres es, sobre todo, un imbécil. Ésta es una industria que ha funcionado a pesar de la gente de la industria. ¿La crisis ha supuesto cambios en el trato con los artistas? -Siempre se dice frase, habéis fichado a un artista, y yo siempre digo, no, es el artista quien nos ha fichado a nosotros. La labor de la compañía es hacer llegar a los consumidores la obra de los artistas y tratar de hacer marketing para vestirlo lo mejor posible. Si crees que la música es como vender zapatos, el artista no te respeta y tiene toda la razón. ¿No será usted el último romántico de este negocio? -Yo soy presidente de esta compañía porque así lo ha querido el destino, me ha tocado la lotería y sé que dispongo de un dinero, y con él puedo hacer dos cosas: una, hacer que ese dinero se convierta en mucho más dinero, sin más; y otra que es decir ya que me ha tocado este puesto, pues voy a aprovechar para hacer lo que me gusta desde que empecé hace veintitrés años. Lo que me gusta es la música y disfruto yendo al estudio, yendo a conciertos. Podría ocurrir que el resto de la compañía fueran unos funcionarios, pero en aquí la gente está por verdadera vocación. A todos nos encanta sobre todo la música, bueno, y no necesariamente todos los artistas. mdelafuente abc. es