Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24- 25 D 7 LOS DOMINGOS DE Carnavales Mientras en las grandes urbes el carnaval es mero desfile, en los pequeños lugares pervive con sus ritos ancestrales. Entre los más interesantes, los de Galicia TEXTO Y FOTO: CÉSAR JUSTEL Visitas en Orense e nuevo llega el ancestral rito del Carnaval. En las grandes ciudades se ha hecho urbano y ha acabado convirtiéndose en desfiles con derroche de color y grupos de comparsas cuyos componentes visten todos igual. Pero el carnaval auténtico es el de los pequeños lugares, donde casi nada ha cambiado y siguen teniendo lugar ancestrales rituales como el de colgar peleles de los balcones, o personajes con máscaras animalísticas. Son lugares donde, pese a su poca población o quizá por eso mismo, se D ha conservado en toda su pureza. Galicia es la región- -especialmente las sierras de Orense- -que ha conservado algunos de los más interesantes y en donde duran todavía más tiempo. Antiguamente los días señalados eran el domingo fareleiro (de farelo salvado) en que se solía arrojar este, o harina, o ceniza, y el domingo oleiro (cuando se rompían las ollas) Luego venía el jueves de compadres (los hombres realizaban peleles con ropas de mujer) el domingo corredoiro (con la corrida del gallo casi desaparecida) y el jueves de comadres (las mujeres hacían los peleles para burlarse de los hombres) terminando todo con el Miércoles de Ceniza. Ahora muchos de estos ritos se siguen celebrando pero en la misma semana. El Carnaval recibe en Galicia diversos nombres, principalmente Antroido y Entroido, vocablo que procede de la palabra castellana antruejo y ésta de la latina introitus que hace referencia a la entrada en la Cuaresma. Es una fiesta del pueblo y en ella deben de participar todos los miembros de la comunidad. Es celebración también gastronómica y se consume sobre todo carne de cerdo o cabrito. También postres como el bolo do Antrodio (bica) las filloas (de sangre o de leche) o las flores. El carnaval en el municipio orensano de Vilariño de Conso que comprende quince pueblos y poco más de 1.000 habitantes es de los más antiguos, siendo su día principal el domingo día 18. Aquí se ven personajes como los boteiros, que provistos de largas pértigas van dando imponentes saltos, o los bombeiros, que con grandes tambores de piel de carnero espantan a los espíritus Cada aldea tiene sus personajes, todos ellos diferentes que se cubren con enormes máscaras algunas auténticas obras de arte. Vienen de pequeños lugares como Castiñeira (con esquilas de macho y de hembra que suenan diferen- tes) Mormentelos (que llegan saltando y bailando destacando los llamados zamarreiros con altos sombreros adornados con cintas y cinturones con campanas) Chaguazoso (con numerosos bombos) Sabuguido (donde las caretas llevan poblada barba negra) Conso, Pixeiros, San Cristóbal, Villarmeao, Pradoalbal... pequeñas aldeas que ni vienen en los mapas, con tan antiguas costumbres como la de dar siempre el mejor chorizo al cura. El día principal se reparte cabrito en una comida comunal: Festa do Cabrito, donde se sirven más de mil kilos de carne y también chorizos, vino y bica (tarta de manteca) Durante los tres días de carnaval tienen lugar las visitas entre las aldeas en las que antes de entrar hay que solicitar permiso y manifestar que se viene en son de paz La forma es recitar versos anunciando el deseo de amistad. Y entonces los vecinos les dan paso y siempre hay un banquete de confraternidad. Localización: A 130 Km de Orense. Alojamiento: O retorno, en Viana do Bolo, o en El Suizo de A Gudiña Ayuntamiento de Vilariño: 988 34 03 02 www. vilarinodeconso. org Cada aldea tiene sus personajes que se cubren con enormes máscaras, algunas de ellas auténticas obras de arte