Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
11 2 07 CLAVES DE ACTUALIDAD En este aspecto, ERC es socio del buenismo zapaterista por parte del malditismo. Dice Carod- Rovira- -como dijo Almodóvar cuando el 11- M- -que el PP está en el golpe de Estado encubierto. De golpismo sabe lo suyo ERC. Lo practicó en octubre de 1934, desde el gobierno de la Generalitat contra el orden constitucional. Después de López Aguilar, el nombramiento del nuevo ministro de Justicia también revela un buenismo mucho menos buenista. Se diría que Fernández Bermejo se regodea en hostilizar a la derecha más que en aparentar que los socialistas son más justos que nadie. Caen los antifaces y el panorama de la batalla se espesa en el cuerpo a cuerpo. Fernández Bermejo es otro malditista. No había ni hay retrato de Dorian Gray para Zapatero. Dice Carod- Rovira- -como dijo Almodóvar cuando el 11- M- -que el PP está en el golpe de Estado encubierto EFE Tribunales rosa a indignidad de algunos programas y comentaristas con motivo de la muerte de Érika Ortiz- -hermana de la Princesa de Asturias- -ha superado las cotas propias de la prensa rosa y ha dejado una huella jurásica de cutrez, arribismo y falta de profesionalidad. Circulan por ahí egos de una informidad circense, alimentados por los platós de televisión, ajenos al viejo oficio del periodismo y más de lleno en la calcomanía turbia del famoseo que pretenden explotar. Hay auténticos mamarrachos dedicados a hurgar en la vida de los demás, juzgando comportamientos y aventurando interpretaciones psicológicas desde la inmadurez rudimentaria de quien a duras penas superó las pruebas de alfabetización. Los hay con largo recorrido y otros, los más, pugnan a codazos y a patadas, por ocupar un sillón en esos tribunales de lo rosa, donde no hay ley, defensa ni garantías. LA SEMANA EN UN BLOC Lo más consensuado o, no. Vea usted, es todo lo contrario. Ahora todos nos quejamos de que no hay grandes consensos entre gobierno y oposición. Yo no sé si es mejor que haya pocos que pecar por exceso, pero desde luego consensos los hay. Por ejemplo, la politización de la justicia, de la que todo el mundo aparenta desmarcarse pero es un hecho granítico del sistema político, del sistema institucional. No sé si en Italia llegó a tanto, ni sobre todo, si duraría tanto. Gran consenso, gran pacto, agujero negro por el que se invalida parte de la energía nacional. Politización del poder judicial. De ahí no se mueve nadie. Sesiones tormentosas, jueces- estrella, nombramientos apalancados, fiscales orgánicos, votaciones enconadas, pero ahí sigue todo. Y siguen la gran mayoría de jueces, con asuntos hasta el cuello, bregando por hacer la justicia posible L N su conversación, alternada con llamadas por teléfono móvil. Cualquier día de estos se pone a llover en Madrid. Las ostras, excelentes, el postre lleva una crema de vainilla fenomenal. Restaurante de no fumadores. ¿Por qué servilletas negras si el mantel es blanco? La Fontana de Oro os viejos conspiradores nunca mueren, sobre todo los de derechas. Hundieron la UCD y luego buscaron dinero para una Operación Reformista que sólo tuvo resultados en Cataluña. Son infatigables, con sus expertos en encuestas, con el olfato de un proboscidio al que le ha pisado la trompa un tren de mercancías. Ajenos a la política empírica, confunden los ciclos, yerran los personajes, reparten los papeles al revés, a Bruto le hacen Antonio y a César le hacen Calpurnia. El puñal es vulgar y doméstico. Estaban más en su lugar en una mesa galdosiana de la Fontana de Oro que en una sala de juntas jugando a las videoconferencias. De vez en cuando pasa un buhonero telemático y una vez más les vende la cabra de una operación de centro- derecha a la bávara. L VALENTÍ PUIG A tiro de piedra os salafistas argelinos que se pusieron a las órdenes de Osama Bin Laden disponen de campos de entrenamiento en el Sahara argelino donde preparan como terroristas- -según el Financial Times -a tunecinos, marroquíes, libios, nigerianos, senegales y otros. Eso está, digamos, a tiro de piedra. El horror que los salafistas argelinos impartieron en su país parece olvidarse con una facilidad que impresiona. Ahora son Al Quaida en el Magreb van creando una red de grupos homologados por Bin Laden y ya se han enfrentado al ejército tunecino. El jihadismo salafista está en la vanguardia del terror. vpuig abc. es L Besos y abrazos n un restaurante de alto standing dos ejecutivos parecen estar dirimiendo sus asuntos pendientes entre la ensalada y el primer plato. Inesperadamente, uno se levanta y le estampa un largo beso en la boca al otro, un beso de los de antes, en cinemascope. Es algo que desde hace tiempo, en lugares así, ya no se ve entre parejas heterosexuales. Ahí está el relevo. Los otros comensales cruzan miradas o bajan la vista. La pareja sigue con E Buenismo menos buenista E stábamos en que el buenismo es- -entre otras cosas- -una estrategia de poder que más que practicar la bondad se basa en demostrar la maldad ajena.