Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24- 25 D 7 LOS DOMINGOS DE Vista de las afiladas torres de la catedral desde las orillas del Danubio redención de penas temporales, que de otra manera deberían ser expiadas en el purgatorio. La base teológica hacía referencia a un tesoro de méritos acumulado por Cristo y los santos, con el que se haría frente a las deudas espirituales de los pecadores favorecidos por la indulgencia. El papado recibiría la mitad de los ingresos y con la otra mitad se iría amortizando el préstamo de las 24.000 piezas de oro. Parece que esta forma de proceder era costumbre en la Iglesia de entonces, pero a Martín Lutero, un joven clérigo de 33 años, profesor en la universidad de Wittenberg, no le convencieron ni el tráfico de indulgencias ni su base doctrinal y, en consecuencia, manifestó enérgicamente su protesta a Alberto de Brademburgo: Predican la necedad quienes pretenden que, tan pronto como el dinero suena en el arca, un alma para el cielo se embarca destacado, ya en el año 179. Poco más adelante, encontrará la inmensa catedral gótica de San Pedro y, más allá, el dédalo de callejuelas que, conservando su carácter histórico, se ha llenado de modernas boutiques, bares y restaurantes, hasta constituir un barrio encantador, siempre poblado de jóvenes estudiantes y alegres visitantes, mezclados desenfadadamente. Trabajos romanos Ratisbona y sus numerosos museos merecen, ciertamente, unos cuantos días para descubrir pausadamente la historia que atesoran. Todo visitante tiene garantizado un número no desdeñable de agradables sorpresas. A mí, por ejemplo, me atrajo sobremanera descubrir, en el Museo Histórico de la Ciudad, una soberbia recreación de los trabajos romanos. Una maqueta a escala reproduce las técnicas y artilugios utilizados por los arquitectos de Roma para realizar aquellas increíbles obras de piedra. Pero hay otros museos que reproducen la navegación en el río Danubio o muestran in situ las tétricas salas de tortura y los nada refinados métodos que se empleaban entonces para castigar a los reos. Aquí se produjo la disputa entre el luterano Melanchton y el católico Eck que alguna vez fue la más santa, se ha convertido en la más licenciosa cueva de ladrones, en el más desvergonzado de los burdeles, en el reino del pecado, la muerte y el infierno Lo cierto es que en aquella estancia se tomó la decisión de proponer al Papa León X que excomulgara al aborrecible hereje, consumándose así un cisma que ya dura más de quinientos años. Quien llegue a Ratisbona por el río, encontrará enseguida lo que queda de la Puerta Pretoria, el monumento más antiguo de Alemania, construido por Marco Aurelio, que daba entrada al campamento de la legión romana allí Un cisma de 500 años De pie ante la histórica mesa que ocupa la mayor parte de la estancia, no puedo evitar una sonrisa, imaginando el cabreo del poderoso arzobispo al comunicársele las hirientes palabras de Lutero, que muchos compartían en secreto: La Iglesia Católica Romana, En la plaza de Haid se encuentra el hotel donde solía alojarse Carlos I en sus visitas a la ciudad. En la última, ya anciano, pasó casi todo el tiempo en brazos de su amada