Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 1 07 GENTE BEATRIZ CORTÁZAR Al punto Generación Pe Tom Cruise, cienciológico o no, fue uno de los novios hollywoodienses más famosos de la actriz AFP orenas de larga melena, boca gruesa y ojos azabache. La nueva versión de la española de Romero de Torres. Es la generación Pe. La que ha marcado la actriz Penélope Cruz y la que hoy aparece en cualquier anuncio o escaparate de moda. Adiós a las rubias oxigenadas de lentillas azules y cuerpo en los huesos. La tendencia llega de la mano de esta mujer que salió del barrio de Alcobendas y hoy pisa con fuerza cualquier alfombra roja que se instale en Hollywood. A la espera de ver si Cruz consigue la codiciada estatuilla del tío Oscar, lo cierto es que ya lo de menos es ese momento de las cinco candidatas en el monitor de las televisiones puesto que si la lógica y el buen criterio impera por mucha pena que nos de quien se quedará con la figurilla en la mano será la actriz Helen Mirren que está directamente soberbia en la piel de la Reina Isabel II en The Queen M En plan Gilda fatal, Penélope mantiene sin embargo su estilo de hija de familia odio a su paso. A Cruz la adoran en la meca del cine adonde llegó de la mano de Tom Cruise para luego ceder de forma casi galante el sitio a una Katie Holmes, que comulga perfectamente con la filosofía de su millonario esposo aparte de hacerle padre y prometerle amor eterno tras una extraña boda celebrada en un palacio italiano. Tal y como ocurrió con la ya irreconocible Nicole Kidman, tras separarse de Cruise su carrera cinematográfica alcanzó metas hasta ese momento imposibles. Nicole fue la reina de todos los premios y ahora es nuestra Pe quien se convierte en la niña mimada de Hollywood donde se la rifan. Como ejemplo ahí está el gesto de alegría que realizó Salma Hayek cuando en el momento de leer las candidaturas a los Oscar escuchó el nombre de su íntima amiga. Y es que eso es lo que tiene Pe a diferencia de otras: que gusta por igual a hombres y mujeres. En un ambiente donde la comunicación no suele ser muy fluida y los actores únicamente se ven en los platós (el resto del rodaje lo pasan en la rulotte) la madrileña ha conseguido crear a su alrededor un ambiente de pandilla y normalidad donde las cenas en casas de Luces y sombras Pero esa es su historia. La nuestra, por más cercana, es la de esta mujer que ha sabido conseguir todo aquello que se propone sin necesidad de vender su alma al diablo ni cortar más cabezas que las justas y necesarias. Como todo el que triunfa en la vida, Cruz tendrá sus detractores, pero ni son tantos ni son tan peligrosos como los de otras colegas suyas que por mucho menos han sembrado el