Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
D 7 21 1 07 Es, más allá de su larga existencia de emigrante, una de las voces más lúcidas y certeras de la cultura chilena de los últimos 40 años. Desde la literatura y el cine (dos veces candidato a ganar el Oscar, hace unas semanas nos dejó La última luna una conmovedora película que arranca en la Palestina de principios del siglo XX) construye historias en las que los débiles, los marginados, los perseguidos, toman la palabra. He aquí la suya CINEASTA ISABEL GUTIÉRREZ- -Definen su cine como de mensaje Eso, ¿a qué le suena? -A que yo cuento una historia y es el espectador el que recibe un mensaje determinado según su sensibilidad. No tengo afán didáctico, las cosas hablan por sí solas. -Usted defiende la elocuencia del silencio... -Aprendí en el silencio campesino a escuchar, incluso hasta las bocas de los que no hablan. Me gusta mucho narrar historias, pero cuando no tenga nada que contar haré voto de mudez. El silencio es otra forma de hablar. ¿Qué espectador le interesa? -El inteligente y sensible. En mí no hay una elaboración estratégica, sino una coherencia de toda una vida filmando y poniendo el énfasis en los que sufren más y en los que buscan la justicia. -Y usted, ¿qué tipo de espectador es? -Muy bueno, me gustan casi todas las películas. Comedia, musical, acción, de autor... Creo que no hay una única forma de hacer cine, sino tantas como inquietudes que mueven a la gente. ¿Cuándo comenzó su historia de amor con el cine? -Cuando vi la primera película sentado en las faldas de mi abuelita. Tenía tres años. Pusieron una sábana en el huerto, y me quedé embrujado para siempre. Recuerdo las imágenes del mar, de una rosa, de un barco... Fue un sortilegio. Miraba deslumbrado y me preguntaba de qué rincón de aquel huerto, de qué flor, surgían las voces. Todo ello iluminado por el ojo mágico del proyector. -Los niños de hoy, ¿mantienen esa capacidad de sorpresa? -La capacidad de enamoramiento, sortilegio y magia se renueva con cada generación. Tal vez a los niños de hoy les ocurre de manera distinta, pero en esencia es lo mismo: están descubriendo su mundo y se están descubriendo a sí mismos. -Usted es, como muchos millones de personas, un emigrante. ¿Qué sentimientos le vinculan a quienes permanentemente GUTIERREZ Y DE LA FUENTE 32 D 7 LOS DOMINGOS DE Miguel Littin Los hombres siempre se van de donde se les impide existir y ser felices mo éste es un aprendizaje realmente difícil, comenzar varias veces a vivir, en una sola existencia, te proporciona muchos dolores, pero también muchas voluntades para enfrentarte a las dificultades. ¿Y cuál es la voluntad básica que mueve al emigrante? -La de sobrevivir. Los hombres siempre se van de donde hay guerras, injusticias... Se van de donde se les impide existir y ser felices, sea el régimen que sea. ¿Cuál es su arma para sobrevivir como un trotamundos? -Juan Ramón Jiménez decía que la patria es la infancia, incluso una infancia dura y difícil como la mía, la de niño campesino, pero que siempre estuvo rodeado de ternura. La mía era una gran familia de emigrantes palestinos y griegos, que rodearon mi vida de amor y seguridad. Fue mi arma para la edad adulta. El primer exilio lo viví cuando, a los cinco años, salí de mi casa. Fue duro, pero necesario. Mi madre, que era muy joven, ya preveía mi futuro de trotamundos. ¿Dónde está su casa? -Donde filmo mis películas. Allí es donde soy más feliz, tengo más vigor y siento más pasión... Y esto es lo que quiero ser hasta el último minuto de mi vida. Es lo que le da sentido. El hombre es múltiple y esa multiplicidad tan rica es lo que da color a la existencia. ¿Qué es Chile para usted? -Es una cuna amorosa, dolorosa, pequeña, gigantesca... Su río, su mar, su cordillera, su gente... Es gente de una gran ternura y hospitalidad. Chile es la memoria histórica y es Salvador Allende, que siempre está presente en mi vida de una manera muy subyugante. Es la poesía de Neruda y es la universidad que fue una casa de ideas liberales... ¿Y Pinochet? -No tengo ningún sentimiento. Hay quienes le tienen odio, aversión... El verdadero desafío de Chile es superar ese germen de fascismo que dejó, de características muy concretas. Hay que avanzar y consolidar la democracia. Depresión Cuando todo es consumo Como soy un cineasta muy pobre, soy un cineasta muy libre. Ahora estoy trabajando en un proyecto titulado Dawson Isla 10 que cuenta la historia de cómo un grupo de prisioneros resistieron con dignidad en el fin del mundo, donde uno da un paso y parece que va hacia un abismo, en una tierra dura y estéril. Mientras eran prisioneros, no tenían tiempo de discutir, sino de sobrevivir. Creo que la sociedad del bienestar tiene algo que el hombre no logra entender y que causa depresión. ¿Para qué vivo? La depresión asola cuando uno no encuentra una razón de ser más allá del consumo JAIME GARCÍA transitan en busca de mejor vida? -El sentimiento de orfandad y desarraigo. De pronto, lo que tú ves todos los días, dejas de verlo; las personas con las que hablabas ya no están, ni siquiera tus seres queridos. Yo no tengo cotidiano ni lo voy a tener. Debes aprender la vida de nuevo. Y co-