Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
21 1 07 GENTE BEATRIZ CORTÁZAR Al punto Rania desmiente su divorcio La Reina Rania habla sorprendentemente de todo en las páginas de la revista ELLE osando como una top model (bueno, ya quisieran muchas top posar como ella) y emulando a las grandes artistas de Hollywood, la reina Rania de Jordania sorprende una vez más al aparecer en las páginas de la revista Elle donde ha realizado una entrevista de lo más personal que no tiene desperdicio. Teniendo en cuenta que en la España las entrevistas con la Familia Real son contadas y siempre por un motivo institucional, ver a la Reina Rania cual Penélope Cruz hablando de su familia y pareja con diseños de alta costura y gafas de las que sólo luce Victoria Adams, es más que impactante. Será la falta de costumbre o será que aquí no se atreven con según qué reportajes. La verdad no quie- P ro imaginar la que se organizaría si Doña Letizia apareciera en una revista femenina hablando de lo que comenta con el Príncipe a la hora de la cena y negando cualquier rumor de crisis en su matrimonio. Mientras en Rania nadie ve raro que haga estas sesiones de fotos de la misma manera que las hacía la Reina Noor, en el caso de nuestra Princesa no sería igual de entendible. Pero volviendo a Rania, la reina considerada un icono de la elegancia mundial, no titubea a la hora de insistir en que son infundados los rumores que hablan de un divorcio inminente. Desmiento completamente cualquier rumor de falta de entendimiento, divorcio o repudio Aunque se trate de una revista femenina de moda y belleza, lo cierto es que desde hace un tiempo no hay cabecera que se resista a ilustrar sus portadas con las protagonistas de las crónicas del corazón. Lo bueno es que en estos formatos muchos personajes que habitualmente se niegan a hablar con la prensa rosa acaban abriendo sus hogares o secretos más íntimos en estas publicaciones, que ya pasan ampliamente de la modelo anónima con la ropa de temporada en su primera página para abducir a todas las reinas del couché y encima sin necesidad de pagar por sus respuestas. Que tomen nota los que han hecho del periodismo rosa un negocio frío y calculador con tarifa de precios según la noticia. El mérito no está en pagar (más bien en cobrar) y sí en conseguir que los