Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
21 1 07 VIAJES Diego y Frida Paseo por el amor y la revolución Este es un viaje por la obra y la vida de Diego Rivera y Frida Kahlo, los dos artistas más reconocidos de México. Una pareja apasionada y singular POR MANUEL M. CASCANTE CIUDAD DE MÉXICO n el año del centenario del nacimiento de Frida Kahlo y del medio siglo de la muerte de Diego Rivera, México celebra a sus dos artistas plásticos más reconocidos y a una de las parejas más célebres y singulares del siglo XX: como un Jean Paul Sartre y una Simone de Beauvoir con pistolón y huipil o un Henry Miller y una Anaïs Nin entre tragos de tequila. Dos hijos de su tiempo que resumen las convulsiones políticas, sociales y pictóricas de la pasada centuria. Desde la puesta en circulación de un billete de 500 pesos (unos 35 euros) con la efigie de la pareja hasta la recreación de los menús E preferidos por Rivera, autoridades y distintas entidades han preparado una serie de homenajes a lo largo de 2007, que incluyen exposiciones y libros sobre ambos. Entre las exhibiciones destacan Diego y Frida, entre el carbón y el deseo en Bellas Artes. En la Galería del aeropuerto capitalino, la muestra Diego Rivera y Frida Kahlo, retratos Y El arte popular en la iconografía de Frida Kahlo en el Museo Mural Diego Rivera. En el museo Diego Rivera Anahuacalli se han programado conferencias, talleres y recitales de música. El Museo- Casa Estudio de los dos pintores exhibirá más de 26.000 documentos de la pare- ja. El mundo íntimo de Frida Kahlo será expuesto en el Museo del Palacio de Bellas Artes; la muestra está dispuesta en cuatro aspectos temáticos: joyas y trajes, juguetes, exvotos y documentos, que incluirán los trajes populares que vistió a lo largo de su vida. El Museo de Arte Moderno editará un libro sobre su obra. Y finalmente, el Museo Dolores Olmedo y la Casa Museo de la pintora organizarán actos conmemorativos para recordar, en julio, los cien años de su nacimiento. Pero es posible tributar un homenaje particular a Diego y Frida sin necesidad de esperar a los eventos oficiales En el triángulo que forman Ciudad de México, Cuernavaca y Guanajuato hay elementos suficientes como para recorrer la vida y obra de este matrimonio- -que se llegó a casar en dos ocasiones- -y otros atractivos que completan un breve e intenso viaje cultural y turístico. Empecemos en la ciudad natal del artista. Entre momias Guanajuato es una fascinante ciudad colonial, enclavada en una quebrada y con sólo tres calles subterráneas abiertas al tráfico rodado. Rodeada de minas, famosa por sus momias (las particularidades del terreno conservan casi intactos los cadáveres sepultados) en esta hermosa ciudad vio la luz Diego María de la Concepción Juan Nepomuceno Estanislao de la Rivera y Barrientos Acosta y Rodríguez el 8 de diciembre de 1886. Aquí se encuentra el Museo Casa Diego Rivera (Positos, 47. Tel. (473) 7321197. De martes a sábado, de 10 a 19 horas; domingos, de 10 a 15 horas) El inmueble alberga muebles y objetos de finales del siglo XIX y principios del XX, que representan lo que fue el hogar de los Rivera- Barrientos, además de más de un centenar de obras originales del autor. Muy pronto, a los 10 años, Rivera comenzó a tomar clases nocturnas en la Academia de San Carlos de la capital mexicana. Becado, en 1907 viaja a España para trabajar en el taller madrileño de Eduardo Chicharro. Desde entonces y hasta mediados de 1916 alterna su residencia entre México, España y Francia, relacionándose con intelectuales como Alfonso Reyes, Pablo Picasso y Ramón María del Valle- Inclán. Ese año nacerá un hijo con su primera esposa, la pintora rusa Angelina Beloff, niño que moriría al año siguiente. Visitantes contemplan el cuadro Las dos Fridas, en la Casa Azul, donde Frida Kahlo nació y vivió hasta 1954 AP