Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20- 21 D 7 LOS DOMINGOS DE M. FRANCISCO REINA Cultura España y la Cultura Democrática ecía el ilustrado y parlamentario inglés de origen irlandés, Edmund Burke, que lo único que se necesita para que triunfe el mal es que los hombres buenos no hagan nada Me ahorraría no pocos conflictos hablando exclusivamente de libros, de estrenos y de premios, pero la estirpe socrática por un lado, y la orteguiana, por otro, obligan a un sentido comprometido de la cultura que no voy a eludir. Quizá porque desde el dolor de España que esbozaron los pensadores y escritores de la Generación del 98, hay cosas que, por falta de madurez democrática y de responsabilidad histórica, siguen sin resolverse. Vivimos tiempos cruciales en la historia de la democracia española; es tan evidente, como la falta de compromiso y madurez de algunas fuerzas que conforman los activos constitucionales del país, por no hablar de las bastardía ideológica de algunos que se creen iluminados desde ciertos medios de comunicación. No es que yo esté en contra de la disensión o la discrepancia, todo lo contrario: enriquecen social e intelectualmente a las naciones, pero la sociedad española habla con claridad al respecto, desde sus manifestaciones en las calles, en las que nadie pregunta al otro a quién vota, sino por qué no están todos. En eso la ciudadanía sigue adelantando a la clase política, como destaca en su libro Sociedad y Valores editado recientemente por Planeta, Manuel Fraga Iribarne. Siendo como es uno de los personajes clave de la historia reciente de España, y ponente de la Constitución de 1978, el político describe en estas páginas los valores que siempre ha defendido y su reflejo en la sociedad española, D que siendo compartidos o no, merecen todo el respeto de alguien que ha vivido, asumido y evolucionado. Como él mismo afirma: Las Constituciones son el cimiento desde el cual se organiza el sistema institucional de una sociedad moderna El libro es una síntesis de su pensamiento político que nos desvela su visión de los inicios de nuestra sociedad democrática y su posterior consolidación ante la amenaza del terrorismo, a pesar de lo cual, no elude llamar la atención de su propio grupo cuando advierte a los miembros de la cúpula de su partido que hay que recuperar la vocación de centro del PP, y que se debe actuar con flexibilidad ante el alto el fuego anunciado por ETA Fraga se dirigió a sus compañeros de partido en la reunión a puerta cerrada del Comité Ejecutivo Nacional y pidió flexibilidad a los principales dirigentes del PP incluido Mariano Rajoy, e hi, zo un llamamiento para que el PP trabaje constructivamente por el fin del terrorismo Fraga destacó que en la sociedad española existe un amplísimo deseo de paz y recalcó que el objetivo del partido debe ser el centro político El senador mostró sus discrepancias ante las tesis que se lanzan desde la Cadena COPE, y aseguró que el PP no debe hacer caso a los discursos de determinadas emisoras radiofónicas Esto no agradó al ungido por las ondas, que lejos de ser un mero imbécil o un demente, empieza a parecerme absolutamente diabólico en el sentido literal de la palabra, que quiere decir el que desune el que separa y le respondió al señor Fraga: No nos mareen y no nos maree usted, don Manuel, porque entonces tendremos que empezar a hablar de cómo se lleva usted con don Mariano y cómo apoya a Gallardón como si eso le incumbiera o fuese un delito. Tampoco es una broma que considere al Rey Don Juan Carlos, jefe del Estado, por si se le olvida, el peor enemigo de España y que recrimine al Rey que fuera al unísono con el Gobierno como si fuera una república presidencial ¿Se imaginan si esto sucediera en el Reino Unido? ¿Si alguien hiciera este tipo de declaraciones sobre la Reina? Claro que no se lo imaginan porque no sucede; porque nos tienen muchos siglos de ventaja en madurez democrática y parlamentaria. Frente a los malvados, la unidad de la sociedad, el compromiso de los intelectuales y la seriedad institucional, como diría el clásico de Lope de Vega, de El mejor Alcalde el Rey que sigue sereno y conciliador. Voz a los sensatos y silencio a los falsos profetas del error, muy lejos de ser santos JESÚS GARCÍA Economía Red quiere llevarse al huerto a Blue ntonio Brufau, presidente de Repsol y vicepresidente de Gas Natural se pregunta cómo es posible que Wulf Bernotat, presidente de E. On se le- A vantara una mañana- -despues de que Acciona entrara en escena- quién sabe si con inspiración divina, y decidiera subir la OPA sobre Endesa a 35 euros la acción, desde los 25 anteriores. Diez euros más, diez mil millones de euros más en un salto de cama ¿A no ser que contara con información confidencial a la que no ha tenido acceso Gas Natural? Hay que recordar que la llegada de Acciona colocó a Endesa en los 32 euros largos. A E. On, en los documentos y conversaciones que durante más de un año mantienen los hombres de la alemana y los de Endesa le llaman Red; a la eléctrica que preside Manuel Pizarro, Blue y a la gasista que preside Salvador Gabarró, Grey. De todos los colores Rojo, azul y gris son los colores de los logos de E. On, Endesa y Gas Natural y a ellos se refieren en inglés en los documentos entregados por E. On y Endesa a la juez Cote de Nueva York, quien desestimó la demanda de Gas Natural que pedía un folleto más completo de los alemanes. La jueza consideró que al hallarse paralizada la OPA, el folleto presentado por E. On era provisional. Ahora Acciona ha hecho a la CNMV una solicitud de investigación de estas reuniones y la información facilitada por Endesa a E. On. Cuando Gas Natural lanzó por sorpresa la OPA sobre Endesa el día 5 de septiembre de 2005, los hombres de Manuel Pizarro empezaron a buscar apoyos para poner coto a la operación. Los con- tactos con E. On fueron fluidos desde el primer momento, aunque la intención inicial era que Bernotat fuera el caballero blanco de Pizarro. En una reunión mantenida el 1 de diciembre ya se habla de cómo E. On podría ayudar a Endesa. En una carta- acuerdo, firmada el 16 de enero de 2006 entre Endesa y E. On, se valora estudiar y analizar la disposición a lanzar una opa sobre el 100 por ciento de Endesa. Lo que al final ocurrió. Endesa mantiene que toda la información aportada es pública o está en registros y Gas Natural sostiene que pueden contener información confidencial lo que podría haber dado ventaja a E. On a la hora de valorar la acción de Endesa. Por eso Brufau indica que el consejo de administración de Gas Natural tendrá que sudar tinta para justificar con la información pública de Endesa una subida del precio de la Opa de 21,3 a 35 o más. La información más sensible, según Gas Natural es la de relativa a los contratos para el desarrollo del negocio, los acuerdos de accionistas en sociedades y los contratos de préstamos, así como el contrato de Medgaz, que Endesa subraya es público y los del gasista insisten en que de eso nada. La supuesta asimetría en la información entregada puede servir de argumento a Gas Natural para tirar definitivamente la toalla en la OPA, lo que se conocerá- -una vez levantadas las cautelares por el Supremo y la Audiencia Provincial- -en las próximas semanas cuando se haga la puja mediante sobres. Mientras tanto, cada vez que se quita un obstáculo a la OPA la acción sube un escalón y ha llegado a tocar los 38 euros. Son muchos los analistas que estiman que la OPA podría hacerse hasta a 40, con un importe de más de 42.000 millones, casi 14.000 millones por encima de los que E. On iba a pagar inicialmente y poco más de dos veces el precio que tenía Endesa cuando Gas lanzó la oferta. Un pelotazo en toda regla para los accionistas de Endesa y quien sabe si para José Manuel Entrecanales y Acciona, que tiene el 21 por ciento- -con unas plusvalías que superan ya el beneficio de la constructora- -y advierte, cada vez que puede, que no se quedará si no tiene capacidad de gestión. Red parece que puede llevarse al huerto a Blue, aunque aún queda por ver qué hace el oso verde de Caja Madrid, con el 10 por ciento de la empresa, e incluso qué decide finalmente el consejo de Grey y si la estrella de La Caixa da alguna sorpresa. Lo que parece claro es que los accionistas de Blue mezclados con Red se pueden poner morados.