Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 1 07 VIAJES COMUNIDAD VALENCIANA VALENCIA Denia Javea Alcoy N- 340 A 7 Villena Petrer A- 36 Elche A 7 Me Ma dit r err án eo A- 31 Altea Calpe Benidorm Jijona Campello Castellón La Santantoná Una ancestral fiesta de los pueblos del Maestrazgo, en la que santos y diablos juegan con el fuego y enfrentan sus habilidades para conquistar el alma del pueblo TEXTO Y FOTO: CÉSAR JUSTEL ALICANTE Santa Pola (Viene de la página anterior) María, con su muerte y ascensión a los cielos. La letra y la música proceden de un manuscrito (consueta) de 1709. El primitivo documento apareció en la cercana playa de Tamarit (dentro de un arca con la imagen de la Virgen) La ciudad, además, es conocida por por tres curiosidades: En la torre del Consell, al lado de la Casa Consistorial, se alza una torre con dos populares muñecos, Calendura y Calendureta, que hacen sonar el reloj del Ayuntamiento (una obra que procede del XVI) desde hace más dos siglos. Cerca, al lado del río Vinalopó, que divide en dos la ciudad, se encuentra el palacio de Altamira, que en sus orígenes fue castillo almohade al que se adosó en el XVII un palacio. Hoy alberga el recién inaugurado Museo Arqueológico de Historia de Elche (MAHE) Palmera Imperial Y en medio del palmeral de Elche- -en el Huerto del Cura- -se alza la Palmera Imperial. Mide 16 metros de altura y se le calculan 180 años. Cuando pasó por Elche la Emperatriz Isabel de Austria (Sissi) se acercó a visitarla y, por eso, el cura dueño del huerto bautizó al árbol como imperial. Su curiosidad estriba (hay palmeras muchísimo más viejas) en que a dos metros del tronco le salen siete hijos Fue palmera macho hasta los 70 años de vida, y entonces fue cuando le nacieron a mitad del tronco esos siete troncos. Es la joya de un huerto con una extensión de unos 13.000 metros cuadrados y que contiene unas mil palmeras junto a limoneros, granados, y almendros. El misteri, vivo testimonio de teatro medieval os botargues (diablos) y el fuego son los protagonistas de la fiesta que todos los años- -siguiendo una ancestral costumbre- -tiene lugar en muchos de los pueblos del Maestrazgo cuando llega la noche del 16 de enero, aunque en algunos lugares se pasa al fin de semana. De todos ellos, la de Forcall es la más espectacular. Ya por el siglo XIV se celebraba lo que desde entonces se conoce como la Santantoná. Representación de la vida de Sant Antoni (San Antón) y su acompañante Sant Pau (San Pablo) Los dos santos son en realidad la réplica cristiana de una pareja de antiguos personajes paganos que ya aparecían en Grecia y que, como los primeros, eran sacrificados en el fuego. El día anterior a la fiesta se encienden les tronques (troncos de carrasca) que arderán al menos tres días, y cuyas brasas servirán para hacer las torraes. El mismo día de la fiesta a mediodía se coloca en la plaza Mayor el maio y sobre él se apoyan cuatro costelles (puntales) cubriéndose todo con ramas. Los botargues empiezan a surgir al anochecer aunque los más pequeños (botarguetes) no suelen esperar y andan ya recorriendo las calles. Todos van vestidos con trajes que llevan pintados diablos, llamas, y en la cabeza caperuzas con cuernos. La enorme barraca, hecha con pinos y ramas, tiene dos entradas. Es la vivienda en la que los dos santos viven haciendo penitencia; éstos son descubiertos por un diablo que corre a avisar a sus compañeros (botargues) Cuando regresan, todos hacen prisioneros a los santos y, después de atarles, les pasean por el pueblo. En el centro va el despullat que lleva un cinturón con cascabeles y sujeta la cuerda a la que van atados los dos santos: Sant Antoni, que lleva un collar de mandarinas, y Sant Pau, que porta un cayado. A su lado marcha la filoseta, hombre disfrazado de mujer y con la cara pintada encargado de tentar a los santos. En el recorrido, tanto los san- L Los diablos trepan por los balcones en busca de dulces y vino TERUEL TARRAGONA Forcall Morella N- 232 Rosell Vinarós Benicarló A- 7 Ares del Maestre CASTELLÓN Peñíscola Datos prácticos Accesos. A 115 kilómetros de Castellón. Por la A- 7 y a la altura de Vinaroz tomar la N- 232 hasta Morella y allí la CV- 14 que lleva hasta Forcall. Alojamiento. Palau dels Osset. Tres estrellas. Tel. 964 177 524. Gastronomía. Carnes y embutidos. Mesón de la Villa en la plaza Mayor. Qué ver. Ayuntamiento (siglo XV) palacio de los Osset (siglo XVII) y los bellos pueblos amurallados de Morella y Mirambel. Más información: Ayuntamiento, 964 171 001. tos (con capas negras y collares colgando del cuello) como los demonios (con trajes blancos pintados de rayas obscuras que representan dragones y serpientes) son invitados en las casas a vino y dulces: ser diablo también tiene sus prerrogativas. Si algunas no abren sus puertas, los demonios trepan por los balcones y, si hay mujeres por medio, no se escapan de un par de achuchones. Al llegar a la plaza se prende fuego a la barraca y los demonios entran y salen pasando por entre las llamas; es éste uno de los momentos más espectaculares. Luego introducen atados a los santos para ser sacrificados, pero Sant Antoni enarbola la cruz y grita el nombre de Jesús, y los demonios caen vencidos. Al día siguiente, el gaitero y el tabalet (el del tambor) despiertan al pueblo tras lo cual hay misa y procesión con la imagen del santo para recordar que la fiesta es también religiosa.