Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22- 23 D 7 LOS DOMINGOS DE Elche Palmeras y ensueño en Alicante Un lujurioso palmeral, el más antiguo testimonio vivo del teatro religioso medieval y la huella histórica dejada por íberos, romanos y árabes dan forma a esta ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad TEXTO Y FOTO: CÉSAR JUSTEL E A 34 kilómetros, siguiendo el curso del río, se llega a Cortes de Pallás, pintoresco enclave con restos de fortalezas musulmanas por donde corre el río encajonado entre altos farallones en un espectacular paisaje. La mejor vista del río y sus gargantas es la que se disfruta desde las ruinas del castillo de Chirel. En lo alto de la Muela de Cortes de Pallás siempre hubo numerosa fauna entre la que destacan cabras hispánicas y halcones, principal motivo de que fuera declarado reserva de caza en 1973. En Cofrentes el río Cabriel se une al Júcar. El antiguo castillo de origen musulmán, bien conservado, se alza en lo alto. En la orilla opuesta del Cabriel está el cerro de Agrás con un volcán extinguido, el más importante de la Comunidad Valenciana. Es un pueblo tranquilo, a pesar de la Central, y una de sus mejores vistas es desde el mirador del embalse de Embarcaderos. Hay varias ermitas y, a 4 kilómetros, el balneario del Hervidero de Cofrentes. Hacia el sur quedan las ruinas de otro castillo, el de Jalance, lugar de curiosas fiestas de locos en Navidad. Por aquí hubo también poblados prehistóricos como en la Cueva de Don Juan, a 11 kilómetros. En su interior hay salas con bellas estalagmitas. lche cuenta con una historia de más de cinco milenios. Y aunque no tan remota, la diosa tutelar de sus orígenes es la Dama de Elche, pese a que se encuentre en el Museo Arqueológico de Madrid. Fue hallada en 1897 cerca de Elche, en un lugar conocido como Alcudia (montículo) que fue un asentamiento llamado Helike por los íberos e Illici Augusta por los romanos. Los árabes conservaron el nombre de Illici, que fue convertido en Elche El lugar donde se encontró es un gran yacimiento arqueológico con numerosos restos íberos y romanos. Hay mosaicos, murallas, casas romanas y hasta una basílica cristiana del siglo V El destino emblemático por excelencia de la ciudad es el bosque de palmeras- -el palmeral- en su origen plantado por los fenicios. Hoy día se calcula que tiene más de 200.000 palmeras; es el más importante de Europa y uno de los más protegidos, ya desde que en el siglo XIII Jaime I dictó normas para su conservación. De las palmeras se obtiene la famosa palma blanca. Las primeras noticias sobre esta artesanía se remontan al siglo XV cuando un agricultor viajó hasta Valencia para vender sus piezas. Cada palmera da unas doce palmas que pueden medir hasta tres metros y medio. Unas se utilizan co- mo palmas lisas y otras, mediante el rizado de sus hojas, se adornan con dibujos y figuras realizados con las fibras vegetales hasta convertirlas en obras de arte. El rito colectivo que identifica a la ciudad es el misteri, último testimonio vivo del teatro religioso medieval que se representa en la basílica de Santa María a mediados de agosto. Es la narración de los últimos días de la Virgen (Pasa a la página siguiente) Datos prácticos Accesos. Por la N- 340. A 23 km. de Alicante. Alojamientos. Huerto del Cura. Porta de la Morera, 14, con casitas independientes dispuestas a modo de bungalows, entre cuidados jardines dentro de un palmeral. Tel. 966 610 011. Doble: 80 euros. Gastronomía. Es típico el arròs amb crosta (arroz con costra) o con conejo y caracoles, la tarta de almendras o el pan de higos. Els Capellans (restaurante del Hotel Huerto del Cura) Qué ver. Fortaleza árabe de La Calahorra (siglo XIV) ermita de San Sebastián (siglo XV; Ayuntamiento (siglo XV) palacio de Altamira (siglo XV) convento de las Clarisas (siglo XVI) basílica de Santa María (siglo XVII) y Huerto del Cura (palmeral) El palmeral, con más de 200.000 ejemplares, el más importante de Europa