Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 1 07 OPINIÓN TIRA Y AFLOJA Por César Oroz PILAR CERNUDA Política Compromisos speculaciones, todas, de todos los tipos y todos los géneros. La banda repite desde hace meses que había compromisos y se hacen cábalas sobre cuáles podrían ser esos compromisos, porque han intervenido demasiadas personas en las negociaciones y alguna de ellas ha podido ir más allá de lo que aconseja la prudencia. Y la democracia. Y el Estado de Derecho. Los sabremos: como se ha publicado estos días, ETA suele ir con escribiente a las reuniones, y cuando le interese sacará las notas. Hablando de reuniones, hay quien afirma tener constancia de que además de la que celebraron Eguiguren y Otegi a los dos días del atentado de Barajas en un caserío de Vizcaya- -desmentida primero, luego aclarado el desmentido diciendo que no hubo reunión formal -se celebró un nuevo encuentro entre un dirigente del PSE y otro de Batasuna el martes 9. Y no era Eguiguren, sino otro socialista vasco que también sale mucho en los periódicos. Es decir, que de ruptura nada de nada, ya le gustaría a Rubalcaba. Por lo que cuentan los que tienen datos sobre lo que se ha estado cociendo estos meses, el compromiso al que habían llegado los intermediarios de Zapatero y los intermediarios de ETA era no interrumpir las negociaciones pasara lo que pasase, ocurriera lo que ocurriese. Y se está cumpliendo. Por eso no se puede hablar de lapsus de Zapatero cuando dijo suspensión en vez de ruptura, ni se puede entrar en el debate semántico: el presidente dijo suspensión porque es lo que tenía que decir, aunque su ministro de Interior, que tiene otra idea de cómo se debe gestionar este proceso, fuera tan insistente con la ruptura. E Más. Se ha publicado que días antes del atentado dimitió el número tres del CNI, pero no se ha profundizado mucho- -o nada- -en el porqué. Miguel Sánchez era algo más que el número tres, estaba considerado el mejor profesional del Centro en todo lo relacionado con la lucha contra ETA y disponía de la mejor información sobre lo que sucedía dentro de ETA. Por algo llegó a la jefatura de operaciones, nadie podía po- ner en cuestión su preparación y sus conocimientos. En su entorno cuentan en voz baja, en voz muy baja, que se fue porque no tomaban en consideración ni sus informes ni sus análisis, empeñado como estaba el presidente en que las cosas fueran como a él le convenía que fueran, y no como eran en realidad. No hablará Sánchez, la gente seria no lo hace, cuando abandona un cargo recoge sus cosas personales y pone cremallera a sus labios. Pero a nadie del mundo de los servicios de información se le escapa que el CNI ha perdido a uno de los mejores; y que si lo ha perdido es porque ha preferido irse antes que ver su trabajo en la papelera presidencial. Mejor solos... Punto y aparte. El panorama político está envenenado, extremadamente envenenado, volvemos a las andadas de tratar de aislar al PP, de presentarlo como partido intolerante y solo. No sé yo si esa soledad es tan absoluta como creen los socialistas, a lo mejor se llevan alguna sorpresa, se detectan por ahí ciertos movimientos que demuestran que Rajoy y algunos de sus acólitos han tendido importantes puentes con otros partidos, aparentemente sólidos puentes. Rajoy piensa en el futuro, no cabe duda. En cuanto a la soledad, mejor solos que mal acompañados, suelen decir los populares. Y no les falta razón. En la guerra de los lemas y las pancartas, no es el PP el que ha salido peor parado. Pocas veces se ha organizado una manifestación, o varias manifestaciones, con menos criterio, mayor ambigüedad, más presiones y más concesiones a los que no merecen más que desprecio. Bien que le gustaría a Rubalcaba. Pero de ruptura entre el PSE y Batasuna, nada de nada EPA