Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
7 1 07 OPINIÓN TIRA Y AFLOJA Por César Oroz PILAR CERNUDA Política Lo que parece, es on la cantinela de que el que tenía todos los datos era él y sólo él, consiguió que nos hiciéramos ilusiones a pesar de los indicios, de los hechos, de las informaciones. Desgraciadamente se ha vuelto a demostrar que lo que parece es, que lo que percibimos es lo que verdaderamente es; y ETA, una fortalecida ETA, ha vuelto a conmocionar España, ha truncado la vida de dos inmigrantes que ni siquiera han tenido tiempo de disfrutar de la vida, y ha destrozado las esperanzas puestas en un proceso que muchos pensábamos que podía ser el definitivo para poner punto final al terrorismo. Es ETA la responsable de lo ocurrido, la culpable de que estemos noqueados desde hace una semana, de que volvamos a sentir miedo. Pero el presidente no ha dado la talla ni de lejos. Ni en lo político ni en lo personal. En lo personal, porque ni siquiera tuvo la sensibilidad de cancelar sus vacaciones en Doñana para sentirse más cerca de las víctimas y ponerse al frente del barco que necesitaba un buen capitán para no hundirse en el naufragio. Es natural pasar el fin de año con la familia, pero eso era fácil, no había más que indicar a la familia que se trasladara a Madrid, y no al contrario. Zapatero ha demostrado con su regreso a Doñana su verdadero talante, el de verdad, no el de palabrería. Que no nos venga más presumiendo de lo que no tiene, el 30- D no solo será una fecha amarga porque significa la vuelta a las armas de una organización terrorista, sino que marca también el día en el que un presidente de gobierno enseña su verdadera cara. Y no se trata de una agradable cara. Y luego está lo político, donde Zapatero ha errado de tal forma C que es difícil que se le puedan perdonar los muchos errores cometidos. Ha visto las cosas como quería verlas, como le convenía verlas, no como eran. Y que no vengan él y Rubalcaba con la historia de que no tenían ninguna información que apuntara que ETA no se preparaba para reiniciar sus actividades terroristas, porque policías había, y guardia civiles había, que alertaban sobre todo lo contrario. JAIME GARCÍA Rodríguez Zapatero ha tenido unos días negros. Ha incurrido en errores difíciles de perdonar La prueba es que hemos sido muchos los periodistas que hemos escrito y contado que Ternera no mandaba en ETA, que Txeroki había reorganizado la forma de actuar los comandos, que los terroristas se estaban rearmando, que en el sur de Francia volvían a entrenar a los nuevos miembros de la banda en el manejo de armas y explosivos, que si no se iniciaban los trámites de legalización de Batasuna volvíamos a los años de plomo Todo esto está en los periódicos y en grabaciones de tertulias de radio, y esas informaciones no eran ciencia infusa, sino datos que nos ofrecían miembros de la policía y la guardia civil que, evidentemente, pasaban previamente a sus superiores. Pero Zapatero se empeñaba en creer más a sus mediadores, a los que hablaban con Ternera, que a quienes llevan muchos años trabajando contra ETA. Y ahí tenemos el resultado: la mitad de la T 4 ha saltado por los aires, dos ecuatorianos han perdido la vida, y todos nos hemos vuelto a sobrecoger por la brutalidad de una banda terrorista que, para nuestra desgracia, no se va a quedar de brazos cruzado después del atentado del 30 de diciembre, sino que ha decidido volver a los años duros. A un presidente de gobierno se le puede perdonar casi todo, pero no su soberbia- soy el único que tiene la información tampoco se le puede perdonar que se deje engañar por un terrorista- -Ternera- -a pesar de lo que indicaban los servicios de información, y desde luego no se le puede perdonar su falta de sensibilidad ante un atentado como el de Barajas. Pobre país con un presidente así. Y pobre PSOE: no merece ese dirigente.