Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
D 7 31 12 06 Puso voz a algunas de las canciones emblemáticas de la Transición, como Al alba antes de meterse en el berenjenal de la música y la televisión para los más pequeños en Cuentopos y Sopa de gansos Sin ñoñerías ni cursiladas salió airosa, aunque cayó en las redes de la política como concejal socialista del Ayuntamiento de Madrid, mientras seguía con otra pata en el mundo de la producción discográfica. Tras trece años sin grabar, regresa con un disco de cuento: Érase una vez MANUEL DE LA FUENTE- -Trece años sin grabar. ¿Se ha hecho la remolona o es que la política lo absorbe todo? -La verdad es que ni yo pensaba que iba a volver al estudio. Yo dejé de grabar y dejé de cantar, y me dediqué a producir a un montón de gente. Lo cierto es que siempre he tenido una pata en la música, pero eso sí, detrás de la cortina, y no tenía ninguna intención de volver. Sin embargo, quizá viendo que el panorama de la música infantil es muy chiquitito, teniendo en cuenta que hay una especie de sequía en los programas de televisión para ellos y que nadie se ocupa del mundo de los niños más pequeños, digamos que me sentí como una greenpeace de los peques y me dije ahí voy. -Afortunadamente, cada vez hay más literatura infantil, pero la música para los más pequeños es casi inexistente. -Es cierto, cuatro o cinco discos y sanseacabó. Generalmente, si uno va a una gran tienda, en el apartado de música infantil se encuentra con discos que están hechos con un sampler y dos duros. Es un viejo error de siempre en España. Sin embargo, yo creo que a los niños hay que darles lo mejor, no lo más barato, ni lo que esté más a mano, ni lo primero que caiga. Al contrario, creo que a los niños hay que darles algo que suene bien, que esté bien acabado y que aprendan algo, poraque no hay que olvidar que los estamos educando. -Sus canciones no son ñoñas, ni cursis. ¿Tiene truco? -El error de caer en lo ñoño se produce cuando se cree que los niños por ser niños son tontos. Pero son listísimos, y si les tratas como lo que son no hay ningún problema. El problema surge si les manipulas y les intentas hacer ser de una manera que no son. A mí, por ejemplo, me espantan, con todos mis respetos, esos programas en los que que las niñas salen todas pintadas con rímel, disfrazadas de mayores. Al niño hay que dejarle ser niño. Una cosa es que imiten a los mayore y GUTIERREZ Y DE LA FUENTE 32 D 7 LOS DOMINGOS DE Rosa León CANTANTE, PRODUCTORA DISCOGRÁFICA Y CONCEJALA La música para los niños es una siembra cultural muy importante den ir de compras, por lo que cuando haces un disco para ellos, lo primero es que tienes que empezar por convencer a los padres, no hay otra manera. Este disco me parece muy digno y no me sonroja escucharlo. Ahora lo oigo y me digo, está bien, es bonito y espero que dentro de diez años lo siga oyendo sin sonrojarme sin darme vergüenza y que me siga gustado. ¿La música puede y hasta debe entenderse como una siembra cultural? -Absolutamente. Porque si se le da a los niños el horror machacado y en vaso eso es lo que aprenden. En horario infantil, en todas las televisiones, tanto públicas como privadas, la programación está repleta de violencia, de insultos, de mal gusto, y eso es lo que aprenden, de ahí que no podamos extrañarnos luego de los comportamientos violentos de los adolescentes. Por supuesto que hay que hacer esa siembra, y la música es una parte importante de ella. -En el disco canta Un lobito bueno una canción de José Agustín Goytisolo y Paco Ibáñez que hace años tuvo una lectura no precisamente infantil. ¿Hay que felicitarse de que recupere su sentido? -Creo que sí, que es un motivo de alegría. Para mí, cualquier tiempo pasado fue peor, y pienso que el momento que está viviendo España es estupendo por muchos motivos, y creo que está muy bien que se recupere el sentido original de las canciones, porque estoy segura de que Goytisolo se la escribió a su hija Julia para cantársela cuando era un bebé- ¿Cambian las sensaciones para un artista de cantar una canción tremenda y desgarradora como Al alba a cantar para los niños? -Para mí, todas son parte del mismo trabajo. Hago ambas cosas exactamente con el mismo respeto, rigor y responsabilidad, no me tomo el trabajo para niños de ninguna otra manera que me he tomado el de adultos, me parece igual de serio si no más. mdelafuente abc. es Érase otra vez Me gustaría mucho que si este disco funciona medianamente bien en el mercado discográfico fuese también el principio, el primer paso de una idea que tengo en mente, la de hacer un sello de música infantil de calidad. Por supuesto, quiero que otra gente se incorpore a este proyecto, en el que querría que tuviese cabida cualquier otro cantante, desde La Oreja de Van Gogh a Joaquín Sabina, por ejemplo ÁNGEL DE ANTONIO otra cosa es que los mayores manipulen esa imitación, eso me parece grave. -Los niños no pueden comprar. Supongo que es usted consciente de que tiene que convencer alos padres. -Evidentemente, los niños muy pequeños no tienen acceso ni a las tiendas, ni al dinero ni pue-