Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
31 12 06 CLAVES DE ACTUALIDAD hibirán el tatuaje XXL Sin poder fumar, bajo la amenaza de tener que beber con cartilla de racionamiento y limitados en la ingestión de manjares, los españoles advertían al mismo tiempo que- -según los investigadores- -en la obesidad tienen algo que ver las bacterias que intervienen en el proceso de digestión. Al final, la flora intestinal pudiera ser más determinante al engordar que la macro- hamburguesa. Año nuevo H A Elena Salgado los historiadores le podrán atribuir que los españoles descubrieran el placer de comer hamburguesas LA SEMANA EN UN BLOC Ejercicios de estilo i la política de ahora mismo tuviese tiempo para consultar los manuales de estilo quizás no habrían sido tantas las prisas por argumentar que la alocución navideña del Rey ratificaba la postura de cada partido político. En la premura suele escurrirse la elegancia. Como cuando pugnamos por un taxi en las esquinas, hay días para pelearse por la menor fracción de beneficio partidista y hay días para callarse, para que ocurran las cosas que estaban previstas protocolariamente y no haga falta añadir notas a pie de página ni comunicados ambivalentes. Ha sido un mal indicio para el año que comienza, como predestinado a la política hortera y alevosa, inmune a las posibilidades de lo generoso y de la lealtad a uno mismo. A lo mejor ocurre, al contrario, que eso fue sólo un coletazo de 2006 y que en el año que comienza los manuales de estilo político van a ser un bestseller S VALENTÍ PUIG madinejad, sometidos a la censura islámica, internamente debilitados. Aún así, cree que hay tiempo para preservar al Occidente que da tumbos. Lo cierto es que la fuerza del lado oscuro gana en los titulares, pero una cosa es perder una batalla y otra muy distinta es perder la guerra. El fundamentalismo islamista está en armas en Afganistán, Irak, ahora en Somalia contra Etiopía, en Darfur y en toda la trama terrorista de AlQaida. Hace poco se temía un ataque islamista en el túnel del Canal de la Mancha y las detenciones en Ceuta no fueron cosa nimia. 2006 acaba como comenzó, muy turbulento y quebradizo. ¿2007? año- límite, sobre todo para Europa. ay cosas que no quisiéramos repetir en el año que va a comenzar: entrevistas con el psiquiatra Rojas Marcos sobre el 11- S, el bailoteo de la nieta de Franco, congresos de nueva gastronomía, novelas sobre templarios, Air Madrid, el magisterio de Mansur Escudero, periodismo de rompe y rasga, la caricatura neoliberal, el descaro de Otegui, la Alianza de Civilizaciones, el neoconservadurismo primario, cualquier tripartito, el piercing los móviles con tonadilla de pachanga, las terceras vías, ruedas de prensa de Zaplana, no dar los buenos días, okupas con subsidio, la ópera transgresora, mechas color butano, enviar besotes o besitos, citas por Internet, hacer cola en comisaría. Otro ultimátum C Mega- hamburguesas ruje la nave del Estado cuando Otegui o ETA expresan algún nuevo ultimátum. Algo debe quebrarse en el alma tumefacta y partida del PSE. Someterse de forma tan explícita a una estrategia unívoca como es la de Zapatero, según va desarrollándose, va más allá del vértigo. Los desmentidos se escenifican ya desprovistos de credibilidad. Nixon, al explorar las promesas soviéticas sobre control armamentístico, solía decir: Confía, pero verifica A Pesimismo joven B en Shapiro es- -con veintidós años- -el columnista conservador más joven de los Estados Unidos. Ve este 2006 como un año de Occidente batiéndose en retirada. ¿Es realista tanto pesimismo? Shapiro da por definitiva la soledad de los Estados Unidos ante la ofensiva islamista, sin aliados en Europa, sometidos a una duda cáustica, indecisos a la hora de identificar el enemigo, inanes ante los exabruptos de Aj- la ministra Elena Salgado los historiadores le podrán atribuir que allá por la primera década del siglo XXI los españoles descubrieran el placer de comer hamburguesas triples en la clandestinidad de unas nuevas catacumbas. Ni la Ley Seca en los Estados Unidos, con su bullicio de jazz y vocalistas con ukelele, obtuvo mejores efectos. En torno al consumo de lo prohibido, habrán aparecido nuevas formas estéticas y de vida comunitaria. Si en Fahrenheit 451 los personajes se responsabilizaban de memorizar un clásico de la literatura, en la era Salgado cada uno se hace cargo de un sabor: yo seré canalones gratinados; tú, bacalao al pil- pil; él, tarta de Santiago. Los más ardorosos y jóvenes, ex- Cambio de piel ejar de bautizar a los niños según el nombre de sus abuelos aflora un mundo virtual que parece diseñado por un guionista de Los Morancos Ahora todos nos llamamos Joshua, Vanessa, Kevin. No es imprevisible una reacción que lleve a los padres a reivindicar los nobles y bellos nombres que constelan largos siglos de la vida española, como Inés, Gadea o simplemente María. Quizás lo menos fatigoso fuese dejarlo en manos de ese sabio mecanismo tradicional que transmitía a los nietos el nombre de los abuelos. vpuig abc. es D