Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22- 23 D 7 LOS DOMINGOS DE CHINA N embargo todavía es fácil encontrar algún parque tranquilo, algún callejón solitario, o alguna pousada apacible donde saborear una de las mejores y más desconocidas cocinas del mundo: la macaense. Porque en Macao, además de la fantástica cocina china, especialmente la cantonesa, y la contundente portuguesa, podemos disfrutar de la refinadísima cocina local, posiblemente la primera de fusión de toda la historia, en la que se mezclan influencias de China, Portugal y de muchas de las que fueron colonias lusas en África, América y la India. De entre todos los templos católicos de Macao destacan las ruinas de la iglesia de San Pablo. Fue en su tiempo el templo cristiano más grande de Asia, hasta que un incendio lo redujo a escombros en 1835. Hoy sólo queda la impresionante fachada, lo que no impide que se haya convertido en el emblema de la ciudad. Macao Mar de China Meridional Puente Aeropuerto Puente Puente Isla de Taipa Terreno ganado al mar Franja de Cotai Isla de Coloane CHINA 0 Km 1,5 ASIA Leal Senado La plaza largo del Senado puede que sea la quintaesencia de la arquitectura portuguesa. Junto con el Leal Senado (1784) cuyo nombre deriva del título que el rey Juan IV dio a la ciudad en 1654 por ser la única posesión portuguesa que no izó la bandera española durante la unión de España y Portugal: Cidade do nome de Deus de Macau. Nao ha outra mais leal Rúas de todos los tamaños con añoranzas de la Alfama y aromas del Tajo, empedradas con adoquines traídos expresamente de Portugal. Si no fuera por los carteles en chino... Y ruletas, muchas ruletas. Porque el juego es el principal negocio de Macao. El juego y el turismo, que mezclados (muy pocos turistas se abstienen de pasar por algún casino) constituyen el 70 por ciento de la actividad económica de la ciudad. No es lo que parece El casino Sands Macau (www. sands. com. mo) el más grande del mundo, se inauguró en mayo de 2004 como una versión corregida y aumentada del Sands Las Vegas y ha marcado la pauta en la ciudad china. El edificio central, dorado, sobre terrenos ganados al mar, costó 200 millones de euros y se extiende sobre más de 21.000 metros cuadrados. En sus espaciosos salones, con techos de veinte metros de altura, se alinean 740 mesas de baccarat, poker, blackjack, ruletas y muchos otros juegos, algunos tan desconocidos para nosotros como el yee, hah, hi pollo, cangrejo, pez Sin olvidar las 1.254 máquinas tragaperras. Junto a él, y también en terrenos ganados, se despliega el Fisherman s Wharf (Muelle de los Pescadores) un parque temático de entrada libre en el que hay más de 150 tiendas y restaurantes alojados en casas de diferentes estilos arquitectónicos: Amsterdam, Venecia, Roma, Nueva Orleans, etc, etc. Siguiendo la moda de los escenarios internacionales, para el verano del año que viene el Sands espera inaugurar otro colosal proyecto, el Venetian Macau que ha costado unos 1.500 millones de euros. Ya está acabado el hotel, de 39 pisos y 3.000 habitaciones y la reproducción del Gran Canal veneciano en la que no podía faltar la torre del campanile Parece Venecia, pero no lo es. Los adoquines del Largo del Senado de Macao fueron traídos expresamente desde Portugal (Luhuan en chino) y Taipa (Dangzai) La Franja de Cotai (que toma su nombre de las dos primeras sílabas de los nombres de las islas) ha obrado el milagro de unir Coloane y Taipa rellenado con tierra el brazo de mar que las separaba. Una buena inyección de terrenos edificables. Macao se ha convertido así en un paraíso para los constructores, para el empleo, con solo un 3,8 por ciento de paro. Durante años, la peculiaridad más sobresaliente de Macao (como de Hong Kong) era la de ser la puerta de una China hermética. Hoy que la República Popular se ha abierto al exterior, Macao ofrece como principal atractivo el ser una China diferente. Y la principal diferencia con las otras Chinas es su herencia cultural, fundamentalmente portuguesa. Hace casi cinco siglos, en 1535, Portugal consiguió permiso para amarrar sus barcos en un punto estratégico de la costa china, pero no obtuvo autorización para desembarcar. Sin embargo, pidieron a las recelosas autoridades Qing que les dejasen bajar a tierra algunas mercancías que, al parecer, se les habían mojado. La picaresca ibérica fue fundamental en el establecimiento del primer asentamiento europeo en las tierras del Celeste Imperio. Cuentan las crónicas que hacia 1557 los lusitanos preguntaron a los aldeanos locales por el nombre de aquel lugar, A Ma Gao les contestaron, que quiere decir Bahía de A Ma la diosa del mar. Desde entonces el lugar se conoce como Macao o Macau. El único lugar de China con auténtico espíritu ibérico, donde la arquitectura de sus casas, palacios e iglesias; el ambiente de sus rúas, y los letreros de sus calles y plazas, siempre en portugués y chino, hacen que cualquier español se sienta como en familia. Macao es un lugar ideal para el turismo a pie. Una ciudad todavía a la medida del hombre. Un total de 25 kilómetros cuadrados albergan a una población de unas 500.000 personas, de las que más del 96 por ciento son chinos. Sin Más información: www. macautourism. gov. mo www. icm. gov. mo ¿Venecia? Pues no. Se trata de la perfecta reproducción hecha en el casino Venetian ABC